Publicidad

Actualizado hace 28 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
10:16 AM / 17/09/2019
Vinculan a red de proxenetas al venezolano descuartizado en Perú 
Agencias

La División de Investigación de Homicidios del Perú estableció que el venezolano Rubén Matamoros Delgado y el peruano Jafet Torrico Jara, asesinados y descuartizados en San Martín de Porres, la semana pasada, "se habrían dedicado al proxenetismo, es decir, coordinaban y se lucraban con el tráfico carnal de mujeres". 

". 

A Matamoros y Torrico, publicó El Pitazo,  "los mataron en el hospedaje Señor de Sipán, en la urbanización Fiori, una zona que en los últimos cinco años ha sido tomada por meretrices de diversas nacionalidades. La prostitución se ejerce en los innumerables hostales que abundan en el lugar, lo que causa incomodidad a los vecinos".
 
Jafet Torrico Jara, uno de los descuartizados en el hostal de San Martín de Porres,  cambió su vida hace cinco meses   cuando conoció al venezolano Rubén Matamoros Delgado, el otro asesinado. "El peruano dejó el servicio pastoral que su familia abraza mientras que el venezolano, a través de las redes sociales, ofrecía sus servicios sexuales, al cual habría sucumbido su compañero de habitación". 


Según un reportaje de Panorama, un programa de TV, "las víctimas eran muy cercanas, pues se les ve en varias fotos en fiestas perúzolanas, en San Martín de Porres. Pero Matamoros Delgado tenía otra vida: se hacía llamar 'Tommy Blanco' "ofreciendo sus servicios sexuales en redes sociales". 


Cámaras grabaron ingreso al hostal


Las cámaras de seguridad del hospedaje Señor de Sipán, en San Martín, grabaron el   momento en que Jafet Torrico Jara y  Rubén Matamoros Delgado ingresan a ese lugar. Luego, el lunes 9 de septiembre, los restos aparecieron descuartizados en diferentes puntos de Lima.

Medios de ese país dicen que en el video se ve que ambos entran acompañados de otro hombre. "Este último  manipula un arma de fuego, mientras que Matamoros   porta una gorra que luego fue encontrada al lado de los restos".

De acuerdo con el reportaje, Jafet Torrico y Rubén Matamoros no se registraron en la recepción del hotel y subieron directo a la habitación 507, donde habrían sido decapitados, reseña el portal de El Comercio.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS