Se entregó en Bolivia presunta 'narco' "La Reina del Norte"

Dora Vallejos, de 36 años, “tiene que explicar de dónde tiene $ 150 millones en patrimonio ya identificado” y “nexos complicados que debe aclarar”. "Soy inocente", dijo.

Por:  AP

Acorralada por la policía, una supuesta narcotraficante apodada  “La Reina del Norte” se entregó a las autoridades que investigan la cuantiosa fortuna y los presuntos vínculos de la mujer con funcionarios del pasado gobierno de Evo Morales, informaron las autoridades este jueves 13-F.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo a la televisora Unitel que Dora Vallejos, de 36 años, se entregó la víspera y “tiene que explicar de dónde tiene 150 millones de dólares en patrimonio ya identificado” y “nexos complicados que debe aclarar”.

Vallejos, a quien no se conocía públicamente, era buscada por la policía tras la captura en México a fines de enero de un avión con una tonelada de cocaína. Los dos pilotos de la aeronave son bolivianos y uno de ellos tiene parentesco con Vallejos, dijo antes el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra.

“Soy inocente de todo lo que se me acusa y lo voy a demostrar”, alcanzó a declarar Vallejos a los medios tras ser esposada en la ciudad oriental de Santa Cruz, adonde está detenida.

Coimbra dijo que Vallejos no era una persona rica hasta 2013 y que tiene más de 40 propiedades entre haciendas ganaderas y casas. La mujer es investigada por enriquecimiento ilícito relacionado con el narcotráfico, según la acusación de la Fiscalía.

Según Coimbra, Vallejos es conocida por sus paisanos como “Reina del norte” en aparente alusión a supuestas actividades vinculadas al tráfico de cocaína en la provincia Ichilo en el norte de Santa Cruz, una región frecuentada por bandas de narcotraficantes, según información de la policía.

El funcionario denunció que el esposo de Vallejos estuvo en la cárcel por narcotráfico y que la mujer tenía supuestamente vínculos con el exministro de Gobierno, Carlos Romero, actualmente detenido e investigado por corrupción en una unidad antidrogas que él supervisaba.

Romero rechazó la semana pasada las sospechas en su contra y aseguró que no conoce a Vallejos.

“Vallejos está temerosa, hay gente que teme que pueda hablar (de sus complicidades). Le daremos seguridad, no irá a una cárcel común”, dijo Murillo.

Tras la renuncia de Morales en noviembre por protestas que lo acusaron de fraude electoral, el gobierno interino de la presidenta Jeanine Áñez inició investigaciones a exfuncionarios por presunta corrupción. Morales acusó al gobierno de “persecución” política desde su exilio en Argentina.

Áñez dijo en un informe en enero que en casi 14 años del gobierno de Morales, “la industria que más creció fue el narcotráfico”, aunque no brindó detalles ni pruebas de ello.

Bolivia es el tercer productor mundial de coca, materia prima de la cocaína, después de Colombia y Perú.

Más Noticias