Publicidad

Actualizado hace 19 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
08:17 AM / 28/07/2016
Nieto de Roberto: Donen el cuerpo a LUZ
Marian Chávez Castro
Archivo

La soledad no abandonó a Roberto Ramírez ni siquiera después de su muerte. A 60 horas de su fallecimiento, los parientes del abuelo de 95 años —dejado solo  a su suerte, en un edificio de El Varillal, el pasado 12 de junio— no tuvieron misericordia. Ni lo acompañaron en el velorio.

Sus  seis hijos y 11 nietos fueron notificados de que su deceso se produjo,  el lunes,  a las 10:30 de la noche.
  
“El martes, uno de los nietos llegó al Inass con una actitud muy fría. Se le entregó el informe médico para que tramitara  el acta de defunción; sin embargo, solo se limitó a decir: ‘Nosotros no tenemos dinero para enterrarlo. Donen el cuerpo a la escuela de medicina de LUZ’.  Prometió volver con el documento y no regresó”, aseveró una de las  trabajadoras del geriátrico. 

Roberto fue abandonado dos veces: en  vida y en muerte. El ataúd marrón permaneció solo, en  medio de la capilla del Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inass), organismo que se encargó de gestionar el sepelio junto con la Gobernación del Zulia.
 
El  martes, la familia ganada por los azares de la compasión, los vecinos del edificio Jabillo III,  le dio el último adiós. Acudieron a llorarlo. Recordaron los momentos que compartieron con él y todo el amor que le brindaron mientras permaneció en la planta baja de la residencia, en Sabaneta.

Sus últimos días generaron hasta sentimientos encontrados en las redes sociales. Marabinos no han logrado entender qué pasó entre Roberto y sus hijos para que hayan tomado esta decisión. Abandonarlo, hasta muerto. 
   

Ayer,  el dolor de su partida se percibía en los pasillos del geriátrico.  Algunos abuelos oraron  por su eterno descanso, mientras otros estaban sentados afuera de la pequeña capilla. Cerca del mediodía se efectuó la misa de cuerpo presente y un rosario que tuvo el acompañamiento de los otros abuelos. 

Será hoy a las 9:00 de la mañana cuando lo sepulten en el cementerio San Sebastián. Los habitantes de ‘El Jabillo’ confirmaron  que asistirán al  entierro, porque “él se ganó el amor de todos. Fue un hombre noble”.

Roberto falleció, justamente,  en la víspera del Día del Abuelo, tras padecer una infección respiratoria. Un miembro del equipo del Inass contó que jamás salió del cuadro depresivo en el que se sumergió por el trato   que recibió de parte de su familia. Siempre estuvo consciente de todo lo que sufrió. Pese a sus 95 años, conservó la lucidez. 

La última vez que se le vio sonreír fue el viernes, 22 de julio, cuando asistió al cierre del plan vacacional del geriátrico, que se desarrolló en el Hotel Venetur. Compartió con sus compañeros y disfrutó de la brisa del Lago.

Sin embargo, esto no logró que dejara de pensar en los amargos momentos de su vejez. “Yo amo la vida, pero quiero que Dios me lleve porque no soporto seguir viviendo sin el amor de mis hijos”, confesó a unas de las empleadas del lugar que se encargaba de llevarlo en su silla de ruedas, tras llegar del paseo.

Somatizó la tristeza que llevó a cuestas durante los últimos 10 años de vida.  

Roberto  llegó al Inass, el pasado 15 de junio, luego de permanecer durante tres días en la planta baja de la residencia, donde vive una de sus hijas, abogada de profesión. 

Ella afirmó que no podía cuidarlo porque viajaría, y lo dejó bajo el sol, con una bolsa negra donde le guardó su ropa y pertenencias, aseguraron vecinos.


Roberto quedó solo, pese a que seis de los siete  hijos que tuvo son profesionales: ingenieros, maestra, bibliotecóloga, e incluso, una médica.

Un grupo de vecinos se encargó de darle el amor y la atención que su familia debía darle. Se convirtió en el abuelo de todos. Durante su permanencia en el edificio siempre agradeció a todos por el afecto: “Son la mejor familia que tengo. Han  hecho de todo por mí”, repetía Roberto, cuando lo trasladaban hacia el Inass.  
Su traslado al  geriátrico entristeció a los habitantes del edificio El Jabillo III, quienes lloraron y prometieron no abandonarlo.  

Promesa que cumplieron hasta el final. El pasado jueves fue la última vez que los vio. Sus ojos brillaron de alegría. Conversó cuanto pudo con ellos. Estaba, aparentemente, tranquilo.  

En los 43 días que permaneció en el instituto ninguno de sus parientes fue a visitarlo, ni  se recibió una llamada para conocer sobre su estado de salud. Cuando fue ingresado presentó  depresión, lesiones en la piel y problemas en las articulaciones de una rodilla. 

Trascendió que  los organismos del Estado podrían tomar medidas legales en contra de los parientes, por el trato cruel. Además, velarán porque los bienes que dejó sean resguardados.

Roberto se ganó el cariño de  los zulianos, quienes al  conocer sobre su abandono le hicieron varios donativos. 

Los residentes de ‘El Jabillo’ solo desean que “algún día sus hijos se arrepientan por tanto sufrimiento que le hicieron vivir, porque... ‘hijo eres y en padre te convertirás”.  

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
19Comentarios

1

Revolu Zuliano 30/07/2016 07:56 PM

BUENO AL PARECER NO ME GUSTO LO QUE ESCRIBI EN EL ULTIMO COMENTARIO, LO QUE SÍ LES DIGO ES QUE HIJO OPOCETA SE OLVIDA HASTA DE SU MADRE POR 1 DOLAR Y QUE LA HIJA DEL VIEJITO LE PIQUE EL SIDA ALLA EN EL NORTE PARA REIRNOS AQUI NOSOTROS CUANDO PANORAMA PUBLIQUE SU RIDÍCULA MUERTE. (A LOS QUE ME LEEN LES DIGO QUE EL COMENTARIO ANTERIOR ERA MUUUUUCHO MEJOR HEHEHE)


2

JUAN PEREZ 30/07/2016 10:54 AM

PUBLIQUEN LOS NOMBRES DE LOS HIJOS Y DE LOS NIETOS, SU DIRECCION HABITACIONAL Y DE TRABAJO...Y DE SER POSIBLE SUS TELEFONOS Y CORREOS PARA QUE TODOS LOS LLAMEMOS Y NOS CAG*E$OS EN EL CO%$ E' SU MADRE!...


3

Marco Jaimes 29/07/2016 05:49 AM

Tengo un familiar que abandono a sus hijos de pequeños. Ya mayores, los hijos ven de su padre . Es una leccion que le estan dando que lo hace llorar de arrepentimeinto. Sus hijos borraron todas las calamidades que pasaron y hoy estan pendientes en lo mas minimo del este señor.


1

Ifigenia Lugan 29/07/2016 09:34 AM

Todo esto fue hace más de 15 años. Hoy en día el señor no recibe la visita de sus hijos, todos están en el exterior salvo uno que eventualmente comparte unos 20 minutos de conversación cada cierto tiempo. Lo cierto es que en el mundo existe gente maravillosa que recibe, cuida, atiende y comparte el pan con el hermano. ¡Feliz día a todos los que saben que dar amor y amar a Dios y a su Hijo Nuestro Señor Jesus es amar a tu prójimo!


4

Ifigenia Lugan 28/07/2016 03:38 PM

No entiendo tanta crueldad. Gobernador haga algo, y a los tribunales, procedan por trato cruel contra ese señor por parte de sus hijos.


5

Ingeborg Sainz Roble 28/07/2016 03:35 PM

Murió en una camita, menos mal que no en un piso frío.


6

Ingeborg Sainz Roble 28/07/2016 03:33 PM

La verdad es que en el Zoològico se estàn muriendo de hambre los pobres animalitos, serìa buena idea dàrselos a comer, tanto a los hijos como las hijas "profesionales" que comiencen con la mèdico.


7

luis villegas 28/07/2016 02:58 PM

AGARREN TODA ESA FAMILIA Y SE LOS ECHAN A LOS LEONES DEL ZOOLÓGICO CARAJO


8

antonio rodriguez 28/07/2016 02:55 PM

DIOS ES GRANDE HOJALA QUE A LOS HIJOS LLEGUEN A 100 AÑO QUE SE CAGUEN SOLO Y A LOS NIETOS QUE LEPRA O QUE LOS PONGA A CAGAR UNA LLAVE CRUZ A ESTOS TRI MAR.....TO


9

jesus pina 28/07/2016 02:01 PM

Éxodo 20:12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.


1

Ifigenia Lugan 29/07/2016 09:36 AM

Todo esto fue hace más de 15 años. Hoy en día el señor no recibe la visita de sus hijos, todos están en el exterior salvo uno que eventualmente comparte unos 20 minutos de conversación cada cierto tiempo. Lo cierto es que en el mundo existe gente maravillosa que recibe, cuida, atiende y comparte el pan con el hermano. ¡Feliz día a todos los que saben que dar amor y amar a Dios y a su Hijo Nuestro Señor Jesus es amar a tu prójimo!


10

mata escua lido 28/07/2016 11:57 AM

Dios tendrá que castigar a cada uno de estas despreciables criaturas engendros del diablo. Solo le pido a Dios que los deje vivir hasta llegar a ancianos y que sufran en carne propia lo que ellos hicieron con su padre y abuelo! Amen!


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS