Mataron a pareja en Carabobo y el presunto asesino avisó por teléfono

Jhanpier Blas y Laura Medina desaparecieron el lunes 4 de mayo. El jueves se recibió una llamada en la que informaban que estaban enterrados en un galpón textil. Móvil sería una deuda.

Por  Agencias / Foto: Tomada de @heberlizeth

Una pareja de jóvenes esposos salió de su vivienda. en el estado Carabobo, el lunes 4 de mayo y no volvió. Las horas transcurrían y la angustia familiar aumentaba. Ningún pariente sabía a dónde habían ido Laura Medina y Jhanpier Blas.

Cumplidas las 48 horas que plantea las autoridades, la familia denunció el caso ante el Cicpc.

La extraña desaparición de los esposos, ambos testigos de Jehová, preocupó a los hermanos de religión, quienes –según apunta la periodista Heberlizeth González—iniciaron una campaña para solicitar ayuda en caso de que alguien hubiese visto a Laura y a “Pier”, como llamaban a su marido.

 “Para sorpresa de los detectives, el jueves 7 de mayo recibieron una llamada: se trataba del presunto autor de un doble crimen que notificaba sobre la permanencia de unos cuerpos en un galpón textil en Bello Monte, Valencia”, escribió González.
Los investigadores se trasladaron al lugar donde los hallaron enterrados. No trascendió cómo les quitaron la vida.

La noticia impactó a sus familiares, amigos y allegados tanto de la comunidad de Sansur, en el municipio San Diego (Carabobo) como a los testigos de Jehová que se congregan en un salón del Reino, en la localidad citada.

La periodista señala que Jhanpier Blas era de Perú y se vino a Venezuela hace unos años. En 2019 se casó con Laura.

Aquí “inició un negocio que fue creciendo hasta llegar a distribuir ropa de niños en  mercados y comercios de la ciudad. Al trabajo se unió Laura, sobre todo, luego que contrajeron matrimonio”.


Ella se encargaba de ofrecer la mercancía. Las promocionaba en redes sociales.

“Una reciente publicación en Facebook demostraba que, debido a la pandemia (del Covid-19) comenzarían a vender tapabocas”, reseñó González, quien amplió con un mensaje tomado de la red social : "Por emergencia nacional se solicita talleres de costura pequeños o grandes para la fabricación de tapabocas. El gobierno ha facilitado los materiales necesarios para la fabricación. Necesitamos es la mano de obra (buena paga)".

De acuerdo con una fuente ligada al caso, señala la comunicadora, “presuntamente, esa sería la razón por la que los esposos fueron asesinados y enterrados en el galpón. Al parecer, habrían contratado los servicios de una persona para la fabricación de una cantidad grande de tapabocas, que se traducía en una importante suma de dinero en moneda extranjera, y que -al parecer- no pagaron como lo habrían establecido en un contrato de manera verbal”.

 
 Los detectives del Cicpc siguen investigando para capturar al responsable.

Más Noticias