MP solicita detener a jefe de tupamaros por implicación en homicidio de adolescente

Hechos sucedieron en finca de José Pinto en La Guaira. Testigo cuenta que Pinto dio instrucciones a sus escoltas para que agredieran al joven hasta que admitiera haberse apropiado de una mercancía y dinero. La madre denunció la desaparición.

Por:  Agencias

El Ministerio Público solicitó órdenes de aprehensión contra José Pinto Marrero, José Fidel Blanco, Jesús Sánchez Roquett y Jesús Ibarra, por su presunta responsabilidad en la muerte de un adolescente de 16 años, de nombre George Soto Berroterán, quien había sido reportado como desaparecido el pasado  1 de junio por su madre.

Pinto Marrero es el secretario general del  Movimiento  Tupamaro.

El fiscal  Tarek William Saab  precisó que el joven laboraba como pescador para Pinto y fue visto por última vez el pasado 23 de mayo, cuando se dirigió hacia la finca La Tupareña, propiedad de Pinto,  ubicada en la parroquia Caruao del estado La Guaira.

Añadió que el día 2 de junio, otro pescador, de nombre Juan Pablo Romero, denunció haber sido agredido en la finca propiedad de Pinto y haber visto cómo golpeaban al adolescente desaparecido.

El testigo del hecho aseguró que Pinto dio instrucciones a sus escoltas para que lo agredieran  hasta que admitiera haberse apropiado de mercancía y dinero producto de la faena pesquera a la que se dedicaba.

Describe que los escoltas lo sometieron y golpearon con sus armas y exigieron al resto de los pescadores que también lo golpearan; entre ellos al adolescente George Soto Berroterán, quien se negó, lo que motivó a que fuese objeto de golpes por parte de estos ciudadanos, quienes lo señalaron de ser cómplice en el hurto. 

Según Saab, mientras los escoltas y dos pescadores agredían al adolescente, Romero logró escapar y se internó en la montaña.

Ante este hecho, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas  (Cicpc) inició investigaciones y el pasado 12 junio halló una pequeña fosa sellada con concreto, donde estaba una osamenta y sobre esta un bolso con prendas de vestir y documentos personales del adolescente desaparecido.

El fiscal general añadió que las pruebas técnicas y experticias determinaron que la osamenta es humana y pertenece a un adolescente, que presentó en el cráneo un orificio producto de un disparo.

“Tras las investigaciones se determinó que la muerte del adolescente George Soto y las lesiones sufridas por Juan Romero fueron ocasionadas por los escoltas de Pinto y pescadores que actuaron premeditadamente bajo sus instrucciones”, añadió tras destacar que todo ocurrió dentro de la propiedad de Pinto donde él mismo se encontraba a escasa distancia donde se ejecutaron los hechos.

A los cuatro solicitados les serán imputados en las próximas horas la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía y por motivos fútiles e innobles, privación ilegítima de libertad y agavillamiento.

Más Noticias