Publicidad

Actualizado hace 234 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
11:57 AM / 12/10/2018
"Los robacasas nos decían: Si cooperan no les pasará nada", víctima
A. Velazco
Leonel Sandrea

Las cinco  abuelas víctimas del asalto en su casa del sector El Prado son hermanas. Fueron sometidas a dos horas de terror por parte de cinco robaquintas. Una de ellas narró lo sucedido la madrugada del   miércoles.

El reloj apuntaba las 4:00 de la madrugada y a esa hora el perro comenzó a ladrar. Cada vez era más fuerte y una de las abuelas se despertó. Al levantarse vio a un hampón meterse a la casa.

La hora es pesada y en el sector  El Prado, cerca de la gasolinera de Los Aceitunos, al oeste de Maracaibo,   vecinos también dormían. Ea calle 70B reinaba la soledad y en ese momento sobre Maracaibo caía un   aguacero.

 “Todas estábamos durmiendo a esa hora  cuando el perro de la casa empezó a ladrar de forma muy extraña. Me levanté de la cama a ver qué pasaba y de repente vi que uno de los ladrones se estaba metiendo por la ventana del baño. Me asusté mucho y traté de cerrar la puerta del baño, pero no pude hacer nada. Ya estaba adentro”.

 Los delincuentes, con una cizalla, lograron romper una ventana  de hierro.

“El primero, una vez que pudo entrar, les abrió la puerta principal a los otros tres para que ingresaran. Otro se quedó afuera cantando la zona”.

Según la   víctima, los ‘robacasas’ llegaron en un camión blanco, donde tenían pensado llevarse todo lo que pudieran robar de la vivienda.

“Nos encerraron en uno de los cuartos de la casa, donde nos tuvieron de rehenes. Estabamos muy asustadas. Rezamos mucho para que no nos hicieran daño, hasta que uno de ellos nos dijo que si cooperábamos, no nos iban a hacer nada. Nos pidieron dólares y prendas de oro, cosa que no teníamos”.

Una de las abuelas, presa de pánico, grito. Gritó  tan fuerte que un vecino escuchó y se puso alerta.   “Nos dijeron que llamaron a los cuerpos policiales pero que las señales no funcionaban bien en ese momento”, señaló  la sexagenaria.

Dos horas estuvieron en la quinta. Revisaban qué llevarse.   En el frente de la casa ya tenían tres aires acondicionados, dos computadoras portátiles y y dos televisores de plasma. Además, le habían quitado a las mujeres  sus teléfonos celulares, todos de alta generación.

El megarrobo no pudo cometerse. A las 6:00 de la mañana, funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia  (Cpbez) llegaron a la calle y se estacionaron cerca de la vivieda.

 “Las policía les dijo  que salieran uno por uno de la casa, pero   el que estaba cuidando afuera  se enfrentó con ellos, los otros cuatro se subieron al techo y huyeron por el patio de la casa”, señaló la sexagenaria.

 El ‘robacasas’ que enfrentó a los funcionarios resultó abatido. Los Cicpc  están investigando para identificarlo plenamente.

 La víctima, más aliviada de la situación, narró ayer: “Después de la balacera, la policía entró  y nos rescató. Gracias a Dios no nos pasó nada porque supimos actuar bien”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

domador antiopositores 12/10/2018 12:30 PM

………….Inmunda peste bubónica.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS