Publicidad

Actualizado hace 18 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
05:50 PM / 10/07/2019
Habían robado, pero esta vez llegaron demasiado lejos: asesor legal del templo La Milagrosa
Camila Rios
A. Briceño

El robo y ataque salvaje del que fue víctima el párroco Roberto Morales, del templo a La Milagrosa, mantiene impactada a la feligresía de Maracaibo.

Los dos hampones que lo sometieron, junto a un grupo de colaboradores la tarde del pasado domingo 7 de julio, se llevaron entre el manojo de llaves de la iglesia, las del carro del presbítero.

PANORAMA consultó al asesor legal de la iglesia a La Milagrosa, Ángel Calderón, sobre el estado de salud de Morales.

El párroco Morales tiene 72 años

 

“El padre se encuentra guardando reposo en casa de algunos  familiares”, afirmó.

El párroco de “La Milagrosa”, de Los Haticos,   se recupera de la agresión sufrida  el pasado domingo 7 de julio.

Morales, de 72 años, ingresó a la casa parroquial de la iglesia,   al finalizar la misa de las 6:00  de la tarde.

Dos hampones, de presuntamente un grupo de 6 que rondaban la iglesia, lo esperaban dentro.

 

Al padre y los colaboradores los maniataron con ganchos de ropa metal)

A sus colaboradores ya los tenían maniatados  y amordazados. Al párroco también le colocaron una mordaza en la boca y con    ganchos de ropa (metal) ataron sus manos con saña.

Los agresores,   con cuchillos y armas de fuego, lo golpearon sin contemplación y amenazaron de muerte.

 

Al padre le rompieron unos sacos de harina en la cabeza y le echaron detergente en la cara. Lo golpearon y amenazaron de muerte. Nosotros no podíamos hacer nada, estaban armados con cuchillos y armas de fuego y nos habían puesto unos pantalones en la cabeza para que no pudiéramos verlos. Solo escuchábamos los gritos del padre y golpes contra las paredes. Ellos decían que nos iban a matar a todos, el padre les contestaba que solo lo mataran a él, que él estaba listo”, había declarado, el martes, el colaborador de la iglesia.

“No entendemos por qué se han ensañado tanto con el padre. Entre los objetos que se robaron se encuentran las llaves de su carro”, aseguró Calderón.

Señaló que lo ocurrido  fue denunciado ante la Fiscalía y lamentó que el resguardo policial haya menguado estos  días.

 

Este último hecho se suma a una serie de robos de menor grado que ha sufrido la misma iglesia desde hace menos de 3 meses.

“Han robado cableado en unas 3 oportunidades, aparte de haber sufrido otros robos menores. Pero esta vez han llegado demasiado lejos”, recalcó Calderón.

 

La feligresía lamenta la brutal agresión

El terror vivido por Morales y sus colaboradores sigue fresco ante la amenaza de los agresores.

La Milagrosa” se encuentra cerrada y los feligreses esperan sean detenidos los hampones y ofrezcan más seguridad a este icónico templo.

 

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS