Fiscalía de México propone polémica reforma que elimina delito de feminicidio

El fiscal explicó que su propuesta obedece a que los feminicidios han escalado 137% en México durante los últimos 5 años, en comparación con el aumento del 35% de los homicidios, según un análisis elaborado por la propia Fiscalía.

Por:  AFP

La Fiscalía General de México defendió este lunes 10 de febrero una propuesta que elimina el delito de feminicidio para dejarlo solo como un agravante del homicidio, alegando que hará más eficaz la resolución y castigo del asesinato de mujeres por razones de género.

La propuesta ha generado polémica entre activistas por los derechos de las mujeres, e incluso en instancias del propio gobierno mexicano que abordan esta problemática.

"Ese delito (feminicidio) teníamos que hacerlo más sencillo para proteger a las víctimas, darles mayor empoderamiento a la defensa de su vulnerabilidad", dijo el fiscal Alejandro Gertz durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El fiscal explicó que su propuesta obedece a que los feminicidios han escalado 137% en México durante los últimos cinco años, en comparación con el aumento del 35% de los homicidios, según un análisis elaborado por la propia Fiscalía.

En opinión de Gertz, dichas cifras muestran la necesidad de modificar la ley para perseguir de forma "más eficaz" los asesinatos contra mujeres.

"El delito no está, de acuerdo con nuestro punto de vista, lo suficientemente claro como para poder hacer esa defensa. En los homicidios no tenemos ese aumento y en los feminicidios sí. Todo es de lógica elemental", señaló.

La propuesta de la fiscalía mexicana fue presentada la semana pasada durante un encuentro entre su titular y diputadas del partido oficialista Morena.

Opositores políticos han expresado preocupación por que el feminicidio sea retirado del Código Penal y han señalado la urgencia de capacitar mejor a los servidores públicos encargados de investigarlo.

Las condiciones para que exista feminicidio, según la ley mexicana, incluyen: violencia sexual previa al asesinato, lesiones físicas previas, antecedentes de violencia doméstica, relación sentimental con el agresor, amenazas u hostigamiento previo, privación de la comunicación y exposición pública del cuerpo de la víctima.

Dentro del propio gobierno, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) señaló la semana pasada que la medida "significaría un retroceso en materia de procuración e impartición de justicia para las mujeres y las niñas".

En tanto, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) insistió en que el feminicidio "debe continuar en la ley" y que las autoridades de justicia "seguirán obligadas a investigarlo y sancionarlo".

Gertz adelantó que la iniciativa de reforma será retomada el martes durante un encuentro con diputados para discutir una posible reforma judicial.

México registró 1.006 víctimas de feminicidio en 2019, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Sin embargo, las dificultades para tipificarlo, parte central de la polémica, hacen posible que esta cifra sea mayor, según expertos.

Más Noticias