Publicidad

Actualizado hace 5 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
11:20 AM / 15/10/2019
En EE UU sentenciaron a 60 años de cárcel a mujer que quemó vivo al novio
AP
AP

Una mujer que vertió gasolina en el sofá en el que dormía su novio y cerró con llave la puerta después de verlo saltar y gritar “me quemo, me quemo” pasará 60 años en prisión por asesinato premeditado.

Diciéndole que es uno de los peores crímenes con los que ha tenido que lidiar, el juez de la corte superior de Anchorage, Michael Wolverton, sentenció el lunes 14 de octubre  a Gina Virgilio a 99 años de cárcel, 39 de ellos suspendidos. También la sentenció a 10 años de libertad condicional una vez que sea liberada por el asesinato de Michael Gonzalez en 2012.

La mujer, en 2012, prendió fuego a Michael González mientras dormía y cerró con llave la puerta de la habitación tras verlo saltar y gritar desesperado “me quemo, me quemo”.

Virgilio, de 32 años, se cubrió el rostro con las manos mientras Wolverton anunciaba la condena. El magistrado dijo que ella no era un monstruo y había mostrado remordimiento, pero hizo “algo horrendo, horrendo”.

Antes de su sentencia, Virgilio le indicó el juez que una enfermedad mental la llevó a cometer el crimen.

“Me odio por lo que hice. No podré devolverle la vida jamás”, señaló.

No se reveló un motivo para el asesinato, al que describió como frustrante.

“No se le puede encontrar lógica a una mente que no piensa de manera lógica”, dijo Virgilio. “Todo lo que sucedió con mi hijo, con Michael, vino de mi mente. Cuando uno cree en algo, actúas en base a eso”.

Dijo que una vez que volvió a la normalidad, ha retomado su vida tal como era antes de consumir drogas. Es miembro activo de un programa terapéutico basado en la fe, que se realiza en la cárcel femenina, y está imponiendo récords en el programa de atletismo.

Los familiares de Gonzalez realizaron impactantes comentarios de la víctima durante la audiencia del 4 de octubre. El resto de la fase de sentencia continuó el lunes.

Fuera del tribunal, el hermano menor de la víctima expresó su alivio con la sentencia y su felicidad con el fin de un calvario de siete años.

“Creo que, siempre y cuando salga libre a una edad suficientemente avanzada en la que no represente un peligro para mí, mi familia o la sociedad, estoy satisfecho”, dijo Austine Gonzalez.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DESucesos
Ver más