Publicidad

Actualizado hace 362 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
07:30 PM / 07/10/2019
El colmo: hampones en San Jacinto roban hasta las bolsas de verduras a vecinos
Redacción Sucesos
Archivo

“Quédate quieto y dame la bolsa con las verduras o te damos plomo”. Esas fueron las palabras que escucharon  Manuel Romero y su padre de 70 años, este fin de semana, de unos delincuentes que se desplazaban en una moto y a pocos metros de salir de compras de una feria de verduras y hortalizas en la urbanización San Jacinto de la parroquia Juana de Ávila de Maracaibo.

Los hampones se transportaban en una motocicleta roja y uno de ellos llevaba un arma de fuego con la que apuntó a los ciudadanos que caminaban por la zona  y con la bolsa que contenía algunas verduras y hortalizas como papas, zanahoria, tomates y plátanos.

“La delincuencia está desatada. No respetan (…) los ladrones llegaron de lo más tranquilos, pararon la moto y uno de ellos sacó la pistola para apuntarnos. La acción no duró ni 15 segundos, no opusimos resistencia por temor de recibir un disparo (…). Más adelante vimos que le hicieron lo mismo a otra persona que llevaba una bolsa con verduras”, relató Romero.

Residentes de San Jacinto exigieron a las autoridades competentes mayor seguridad en la populosa urbanización de la zona norte de la capital zuliana, ante la presencia de delincuentes en moto, vehículos y a pie. La mayoría reside en barriadas ubicadas detrás de  Bomba Caribe.

“Uno tiene miedo de ir hasta la  panadería porque los ladrones se ponen a cazar a las personas para quitarles  la bolsa del pan y el queso. Ya ha sucedido varias veces y son muchos los que han pasado por el trago amargo (…) lo mismo hacen cerca de las farmacias, pero para encañonar a las personas y quitarles el carro”, dijo otro residente de San Jacinto, que prefirió el anonimato.

Otros alertaron que los asaltos a mano armada ocurren a cualquier hora del día.

“Antes uno no salía después de las 8:00 de la noche por temor a un asalto. Pero ahora los robos son a cualquier hora, en las mañanas o después del mediodía. Uno vive en zozobra y con el miedo de ser atracado porque lo peor es que son delincuentes jóvenes y no lo piensan dos veces para soltar un disparo para quitar un celular”, opinó Javier Díaz, residente del sector 5 de la urbanización.

Incluso, los residentes informaron que el robo de bombas de agua ya es común. “Si te ven colocando la bomba en el frente de la casa, los malandros meten la pistola por la reja y te amenazan con dispararte si no la entregas. Lo mismo sucede si uno está hablando con el celular. Pedimos a la policía redoblar el patrullaje para ver si disminuyen los delitos”, señaló Rosario Montero, habitante de la comunidad.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DESucesos
Ver más