Publicidad

Actualizado hace 4 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
09:53 AM / 09/01/2019
Discapacitado murió quemado en su rancho
Delsy Fernández
Leonel Sandrea

Una tragedia enlutó los corazones de una humilde  familia zuliana.   Un hombre con discapacidad de nombre Juan José Arteaga Rincón (39) murió carbonizado a las 5:30 de la tarde del lunes dentro de su rancho, ubicado en la calle 106 del barrio Villa Invasión en el sector Pomona.


Estílita Arteaga, hermana del  infortunado contó afligida desde la barriada,  cómo sucedieron los hechos.


 “En este ranchito vivían hace 9 años mis dos hermanos  —Juan José y Jesús Enrique— ya había pasado en otras oportunidades que la cocinita eléctrica hacía cortocircuito pero nunca había pasado nada”.


  Ese día, - continuó contando Estilita- Jesús Enrique  y Juan José salieron del rancho en horas del mediodía, cada uno con destinos diferentes, el primero a visitar a un pariente en el sector Los Haticos, el segundo a vender sus chucherías y cigarros de manera ambulante. El que le faltara una pierna no era obstáculo para trabajar, tampoco el no poder hablar bien, producto de un accidente que sufrió hace cinco años.


A las 5:00 de la tarde Juan José regresó pero se percató que su hermano le había puesto candado y cadena a la puerta principal, por lo que optó por alzar una lata de la parte trasera de la vivienda para poder ingresar.


“Tenía hambre y se puso a cocinar, fue cuando la cocina hizo cortocircuito”, manifestó María Nava, su  vecina de al lado.


Muy rápidamente las llamas consumieron el rancho, el techo se desplomó.


Presumen que por la discapacidad motora y también del lenguaje, Juan José no pudo salir rápido, tampoco gritar auxilio. Trató de salir por donde mismo entró pero fue devorado por las llamas. Su cuerpo quedó carbonizado justo al lado de la puerta trasera con la muleta en la mano.


Vecinos que jugaban fútbol en la calle polvorienta se percataron de las llamas y comenzaron a cubrir el inmueble de arena. “En el barrio tenemos días sin aguay y no pudimos echarle más que arena. No pudimos salvarlo, ya era demasiado tarde, todo pasó muy rápido. Encontramos su cuerpo quemado, luego de sofocar las llamas”, contó Nava.


Los vecinos llamaron a los bomberos, quienes se apersonaron en el lugar.
“Llegaron sin nada, en una camioneta que apenas podía circular, nos pidieron agua. Eso lo tenían que traer ellos y no cuentan con los implementos necesarios para atender estas emergencias”, reprochaban otros vecinos en coro.


Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegó al lugar y procedió al levantamiento del cadáver. Los funcionarios de ambos organismos, investigan el suceso y la causa exacta del mismo. 


Trascendió que Arteaga Rincón no deja hijos y tampoco era casado, se ganaba la vida en la economía informal. Era el menor de cinco hermanos. Tenía pensado viajar a Mene Grande a visitar a unos familiares.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS