Detenido tercer sospechoso de asesinato de 7 jóvenes en Panamá

Un joven de 18 años  se entregó a las autoridades hace dos días. Al otro, también de 18 años, ya se le formularon cargos de homicidio, feminicidio, robo agravado y privación de la libertad.

Por:  AP

Las autoridades panameñas capturaron este miércoles 5-A  a un tercer sospechoso de los asesinatos de siete jóvenes cuyos cuerpos fueron encontrados cerca de un lago en la provincia caribeña de Colón, una tragedia que sigue en misterio a casi tres semanas de haber ocurrido.

El Ministerio Público informó en su cuenta de Twitter que la policía —por órdenes de la fiscalía de homicidio y feminicidio— capturó “a una tercera persona presuntamente vinculada a los homicidios múltiples ocurridos el pasado 17 de julio” en la comunidad de Espinar, en Colón.

También están arrestados otros dos sospechosos de las muertes. Los crímenes consternaron al país centroamericano, donde no suelen ser frecuentes los homicidios múltiples. Las autoridades de investigación no han dado a conocer pormenores del avance de las pesquisas ni sobre las probables motivaciones de los asesinatos.

En la fecha se celebra una audiencia de imputación de cargos al segundo sospechoso, un joven de 18 años que se entregó a las autoridades hace dos días.

A otro joven de 18 años ya se le formularon cargos de homicidio, feminicidio, robo agravado y privación de la libertad. El mismo fue arrestado al día siguiente del hallazgo de los cuerpos y tras declaraciones que dieron a los fiscales quienes escaparon con vida.

Los cadáveres de los muchachos —cuatro mujeres y tres hombres de entre 17 y 22 años— fueron encontrados por los propios familiares, quienes salieron en su búsqueda porque no habían llegado a casa un día después que salieron para un paseo. Las víctimas, que tenían heridas de armas de fuego, formaban parte de un grupo de 13 jóvenes que habían salido juntos, pero sólo seis retornaron con vida a sus casas.

El Ministerio Público ha interrogado a los chicos que lograron escapar. El lago Gatún, cerca de donde fueron encontrados los cuerpos, es el proveedor de agua dulce al canal marítimo y suministra el líquido para el consumo de la mitad de la población.

En las pesquisas preliminares los fiscales descartaron que se trate de un crimen vinculado al narcotráfico. No han vuelto a dar detalles sobre las probables motivaciones.

Más Noticias