Publicidad

Actualizado hace 10 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
08:00 PM / 30/09/2019
De terror: jovencita de 13 años ordenó asesinar a su madre en Anzoátegui
Agencias
Vía Instagram / El Tiempo

Una asistente de veterinaria fue estrangulada al oriente del país. El cuerpo fue echado a un pozo séptico y por el asesinato está detenido el novio de su hija, quien ha dicho que la adolescente ordenó todo.

 Dayana José Santoyo Martínez, de 30 años, murió estrangulada en el caserío Putucual, ubicado en  el estado Anzoátegui.

La mujer estaba desaparecida desde el 11 de septiembre y según explican cuando preguntaban a la hija por  ella contestaba que Dayana se había ido de viaje y la había dejado cuidando a su hermanito de 11 meses.

Parientes no creyeron la versión y elevaron la   denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en Puerto La Cruz.

Sobre la marcha de las averiguaciones, pesquisas determinaron que Santoyo fue asesinada cuando dormía, supuestamente, por su yerno, llamado Ricky, de 21 años, y un vecino conocido como Junior, reportó la versión digital de El Tiempo, del estado Anzoátegui.

“Ellos enterraron a la señora en el pozo séptico de la vivienda. Al lado dejaron un perro muerto para justificar los olores fétidos y no levantar sospechas”, se agrega.

En el diario El Universal se lee: “Detectives, alertados sobre la sospechosa ausencia de Santoyo Martínez, iniciaron las investigaciones y lograron determinar que un hombre de 21 años, quien sostenía una relación sentimental con la menor y una tercera persona participaron directamente en la desaparición.

Luego de las pesquisas de rigor se logró la detención de Ricky Rivera de 21 años, quien terminó confesando que él junto a Junior, y la menor sostuvieron una discusión con Dayana Santoyo, cuando la mujer llegó a su casa y los corrió; luego dijo que se mudaría, llevándose consigo todos sus muebles y electrodomésticos.

La mujer, quien se desempeñaba como auxiliar de veterinaria, se fue a dormir junto a su otro hijo de 11 meses y fue cuando la menor ordenó el crimen, era la noche del 10 de septiembre.

Los dos detenidos confirmaron lo que los vecinos contaban: tras la discusión aprovecharon que la mujer dormía y la estrangularon.

La joven quería que también mataran a su hermano para no levantar sospechas del supuesto viaje de Dayana.

Tras el crimen, ocultaron el cadáver lanzándolo a un pozo séptico, encima arrojaron arena, ropa y basura que encontraron en el patio de la casa.

La joven habría sugerido que mataran a un perro y lo lanzaran en el mismo pozo con el cuerpo de su madre para disimular el mal olor.

El hombre de 21 años y la adolescente fueron detenidos, el tercer implicado se encuentra fugado.

Debido a su edad, la menor es "inimputable”.

En la prensa oriental se dice que  las autoridades dejaron libre a la hija de Dayana.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La adolescente de 13 años que planificó el asesinato de su madre quedará bajo responsabilidad de un familiar. Aquiles Hernández, primo de la víctima, informó que desde el Cicpc están llamando a los familiares para que se lleven a la menor de sus instalaciones, porque no será juzgada por tener 13 años. Nadie quiere asumir esa responsabilidad, dijo. Se conoció que la adolescente justificó la ausencia de su madre Dayana Santoyo Martínez (30) diciendo que se había ido de viaje. Detectives de la policía científica, mediante una investigación de campo, determinaron que la hija, Riki Rivera de 21 años y pareja de la adolescente, y un vecino que identificaron como Júnior (quien está en fuga), fueron quienes estrangularon y golpearon en la cabeza a la auxiliar de veterinaria de 30 años de edad la noche del 10 de septiembre. Los dos detenidos confirmaron lo que los vecinos contaban, que hubo una acalorada discusión cuando la mujer llegó a la casa, ubicada en la calle Angostura de Putucual, zona riral San Diego-El Rincón. Los amenazó con mudarse y llevarse los electrodomésticos y muebles, porque la casa era de su yerno. Pero fue la niña quien ordenó su muerte cuanto la mujer dormía con el bebé de 11 meses, según declararon ante los detectives del Cicpc. Según relato de los investigados, la parricida quería que también mataran a su hermano para no levantar sospechas del supuesto viaje de Dayana. El trío ocultó el cuerpo lanzándolo al pozo séptico, lo taparon con ropa, arena y algunos cachivaches que habían en el patio. La joven también ideó matar un perro para lanzarlo en el mismo pozo con el cuerpo de su madre y así disimularía el mal olor. Los vecinos y familiares de Dayana están consternados por lo sucedido. Los restos de la mujer fueron enterrados en el cementerio municipal de Puerto La Cruz la tarde de este viernes 27 de septiembre. #NoticiasdeAqui

Una publicación compartida por Noticias de Aqui (@noticiasdeaqui) el

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DESucesos
Ver más