Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
12:56 PM / 09/03/2019
Dame fuerzas, Dios: pide madre de Reinel
Greily Núñez

“Dame fuerzas, Dios mío... dame fuerzas”. Con el rostro cabizbajo y la mirada perdida  Marbelis Colina pedía resignación ante la trágica partida de su hijo mayor, Reinel González Colina.

La acompañaba su padre en la morgue, la mañana de ayer, donde se hizo más grande ese  vacío en el  corazón.

Reinel murió, la tarde del jueves pasado, cuando trepó a una torre eléctrica, de más de 100 metros, para rescatar su petaca. Cayó, al parecer, al rozar una guaya. Fue en la Vereda del Lago.

El jueves, desde el mediodía jugaba con sus otros tres hermanos, en su casa del barrio Los Tres Reyes Magos.

“Mi pequeño era muy tremendo. Le gustaba estar siempre encima de sus hermanitos, enseñándoles cómo se jugaba cada cosa que inventaba”, decía Marbelis, sobre el mayor de sus 4 hijos.    

El adolescente   estudiaba segundo año en el liceo Alejandro Fuenmayor, ubicado en el 18 de Octubre.

Esa tarde, pasadas las 2:00 pm, salió en su bicicleta con rumbo a la Vereda del Lago. Primero se dijo que estaba con unos amigos de su edad, pero ayer el abuelo afirmó que Reinel se encontraba en el parque junto a un hombre de 24 años. Solo saben que se llama Marlon.

“Mi   nieto había almorzado y de repente se desapareció. Tres horas después llegó Marlon en la bicicleta de Reinel gritando que se había caído de un poste. Todos los que estábamos en la  casa salimos, asustados, corriendo”, narró Freddy Rafael Colina.

En efecto, lo que había gritado el hombre   era cierto, sin embargo, jamás dijo que el pequeño había muerto. 

“Él (Marlon) nos dijo que mi nieto se había caído, pero se quedó en el barrio. No quiso ir a la Vereda  con nosotros, prefirió encerrarse en su casa que está a unas cuadras de donde nosotros vivimos”, continuó   el abuelo.

El momento del  reconocimiento del cuerpo fue doloroso. Marbelis y su padre se derrumbaron ante la trágica escena. Las lágrimas y gritos prevalecieron, enmudeciendo a los curiosos. 

El jueves, después que se llevaron el cadáver del adolescente, funcionarios del Cicpc  se trasladaron hasta la vivienda de Marlon para que rindiera declaraciones, pues era el único que  tenía conocimiento de lo que  había pasado.

“Los detectives llegaron, preguntaron por él y se lo llevaron detenido, pero a las 12:00 de la medianoche fue dejado libre. Al parecer, no tuvo nada que ver y ajá... fueron cosas de muchachos”, indicó una tía de Reinel. 

  “Todavía estamos impresionados. Él solía jugarse con todos en la barriada y a veces se escapaba para ir a volar sus petacas, pues era una de sus   diversiones”, informó una prima en   la morgue. 

La trágica muerte   impactó a todos en “Los Tres Reyes Magos” y a  vecinos de barrios adyacentes. 

 “Esto algún día sabíamos que  iba a pasar. Hay mucho niño jugando e inventado  sin ningún adulto que los oriente y esté pendiente de ellos. A las madres le pedimos mayor atención a sus hijos”, sugirió María Barrios, habitante del sector Cerros de Marín. Oficiales  de Polimaracaibo indicaron, que    todo el   parque está custodiado, sin embargo, hay situaciones que  se le  escapan de las manos.  “Nosotros tenemos vigilancia permanente, pero el deber sería que todo niño que ingrese acá venga acompañado de un adulto”, precisó un funcionario.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS