Caso Guarenas: Discutieron, mataron a su bebé y lo dejaron unos días en la nevera

Amarga noticia en este Día de las Madres. Ambos, el 3 de mayo, discutieron, arrojaron al niño al piso, ocasionándole a Yéremi la muerte en el acto. Conservaron con cal el cuerpo y lo enterraron. Están detenidos.

Por  Agencias

El homicidio del niño Yéremi Ríos, de tres meses, que dejó tristeza y mucho rechazo en este Día de las Madres, quedó resuelto: sus padres están detenidos y el cadáver de infante fue localizado la mañana de este domingo 10 de mayo.

Un caso escalofriante desde todo punto de vista. Al pequeño lo mataron su madre, Belexis Morales, y su papá, Cherry Ríos, en medio de una discusión que sostuvieron el domingo 3 de mayo. Durante el pleito, lanzaron al bebé al piso, muriendo en el acto.

El jefe nacional del cuerpo detectivesco, Douglas Rico, señaló en sus redes sociales en horas de la tarde: "Luego de conocerse mediante redes sociales el presunto rapto de un infante de tres meses, funcionarios de la Delegación Municipal Guarenas, activaron un protocolo de búsqueda y pesquisas pertinentes, comprobando que la versión suministrada por los padres del bebé era falsa.


Gracias a la colaboración de la comunidad de Trapichito, parroquia Guarenas, del  estado Miranda y la pronta acción de pesquisas del Cicpc, se pudo conocer que en esa zona no ocurrió el hecho que afirmaba la madre del niño, Belexis del Mar Morales Alcalá (33)".

La mujer indicaba que dos hombres, que se desplazaban en  una motocicleta, le habían raptado a su niño de tres meses.

Se estableció, dice el comisario Rico, "que la mujer, en compañía del padre del menor, Chery Alberto Ríos Pérez (49), se encontraba  en la zona con actitud sospechosa,  que en horas de la noche, estos merodeaban las zonas montañosas del sector y a un vecino le habrían solicitado cal".

Una vez obtenida esta información, los funcionarios proceden a interrogar a los padres del infante, quienes fueron incongruente en las versiones que suministraban.

Finalmente llegó la confesión:  la pareja a tempranas horas del domingo 3 de mayo, sostuvo una fuerte discusión, arrojando al niño al piso, ocasionándole a Yéremi la muerte de forma instantánea.

Sus padres introdujeron el cuerpo en una nevera para evitar que se descompusiera. Pasaron los días, lo prepararon para su conservación con cal. Luego, lo trasladaron hasta una zona montañosa, donde fue sepultado.

El jueves 7 de mayo comenzó a rodar la versión de la madre sobre el presunto rapto y llegó a permitir, junto a su marido, que grabaran su “desesperación”. En el material ambos pedían que les devolvieran a su pequeño.

Todo fue lo planificaron. La mentira no la pudieron sostener, ahora deben responder ante el Ministerio Público y tribunales mirandinos por este doloroso infanticidio.

Más Noticias