Publicidad

Actualizado hace 9 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
12:09 PM / 24/04/2019
Caso Angelyn Romero: 'En Panamá ordenaron asesinar a la doctora'
Redacción Sucesos
Agencias

No tuvieron piedad de la doctora Angelyn Isabel Romero Guerra (26): le rociaron gasolina y la quemaron viva. Agonizaba... la habían golpeado brutalmente  y le dejaron  desviado el tabique.

El director del organismo   del   Zulia, Mario Pacheco ofreció ayer  las declaraciones de uno de los casos que más ha impactado a la colectividad zuliana.

“Desde Panamá ordenaron su muerte, un delincuente que se encuentra preso, identificado como Hugo Enrique González Rico,  de 26 años, alias ‘El Kike’, fue quien contactó a la doctora por la compra y venta de 10 mil dólares. Se aprovechó de la confianza que se ganó, pues había hecho varios negocios con la doctora y la mandó a matar con sus secuaces que operan en todo el territorio venezolano”. Dijo que ‘El Kike’ dirige la banda Los Internacionales”.

Señaló, además,  que por este asesinato hay cuatro   detenidos, entre las que figuran dos funcionarios activos del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), quienes quedaron identificados como: William Ramón Cervantes (22) y José Gregorio Ríos Quevedo (32). Los otros dos hampones son Lisnarys Del Carmen Inciarte (25), pareja de Cervantes, y Roneldo Enrique Valladares Villegas (32).

Los cuatro fueron capturados en sus residencias en allanamientos   durante la noche del domingo en   San Francisco. Dentro de los inmuebles hallaron el carnet que acreditaba a la víctima como médico así como otras pertenencias y cédulas de otras personas, de las que no se descartan sean otras víctimas de esta organización criminal.

Precisó  que el modus operandis que estos hampones utilizan es captar por redes sociales a sus víctima, principalmente a quienes a través de la web  ofrecen la compra y venta de dólares.

“La doctora vendía y compraba dólares. Uno de los hampones de ‘El Kike’ la contactó por  redes e hicieron varios negocios. Ella le vendió varias veces pequeñas cantidades de dólares y se ganaba su comisión por eso. Cuando la médica le dijo de la venta de 10 mil dólares comenzaron a tramar el asesinato”, puntualizó Pacheco.

Romero “ le había transferido el dinero al delincuente y al pasar   los días como este no le entregaba el dinero comenzó a presionarlo, fue entonces cuando ‘El Kike’ le dijo que enviaría a un amigo a entregarle las divisas”.

El   domingo 14 de abril  a la casa de Angelyn llegó un hombre, identificado como Neptalí, quien sería el encargado de darle los dólares. La doctora ya había transferido el dinero   a una cuenta jurídica de ‘El Kike’. “Neptalí la llevó a un inmueble   en San Francisco. Allí, uno de los funcionarios fue el encargado de maniatarla, golpearla y desviarle el tabique. Luego, Luis   Ríos Blanco (21), —quien cayó abatido el Martes Santo—    le roció gasolina a la mujer mientras agonizaba. El cuerpo quedó quemado en un 70%. Ese mismo funcionario, quien se encontraba de guardia para ese momento,  al no tener cómo desplazarse para deshacerse del cuerpo, se trasladó hasta el comando policial al que pertenecía y convenció a su compañero de ayudarlo a deshacerse del cadáver. Este aceptó,   fueron al sitio de nuevo, montaron el cadáver en un vehículo particular y lo dejaron  en la avenida 200 con calle 49 de  La Cañada de Urdaneta. “El cuerpo estaba totalmente carbonizado. Sus familiares la identificaron  por una prótesis dental removible que la doctora tenía”. 

Trascendió   que tres días antes de la muerte de la doctora, un hombre identificado como Dublín Darío Rodríguez (27) fue hallado muerto en San Francisco en las mismas circunstancias que Angelyn. 

“En un principio, luego de analizar el caso, pensamos que era otra víctima de esta banda, pero las investigaciones arrojaron más, pues este hombre pertenecía a la misma banda y estuvo preso en Panamá con ‘El Kike’. Este era en el que en un principio le entregaría a Angelyn los dólares, pero al exigir más dinero por el trabajo que haría le fue dada la muerte por sus mismos compinches”, agregó Pacheco.
Las investigaciones continúan. No se descartan más   involucrados.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS