Capturaron al jefe de secta indígena en Panamá acusado de abusar de menores

En agosto pasado rescataron a seis personas, entre ellas un infante de tres meses, un menor de 10 años y otro de 14 años, que se mantenían privadas de libertad por esta supuesta secta  en la provincia de Veraguas.

Por:  EFE

El supuesto líder de una secta religiosa que secuestró y sometió a abusos físicos a media docena de personas, tres de ellas menores de edad, en una remota comarca indígena de Panamá fue capturado este miércoles 9-S, según  el ministro de Seguridad, Juan Pino.

"La captura se dio con la cooperación de las autoridades comarcales; logran la ubicación de la persona y ya se está en coordinación con el Ministerio Público para llevarlo al sitio donde está la persona y proceder a la judicialización", señaló Pino.

Unidades policiales y del Servicio Nacional Aeronaval capturaron al presunto líder cerca de Río Totuma, en la Comarca Ngäbe Bugle, informó el Ministerio de Seguridad.

Las fuerzas de seguridad patrullaron durante 24 días por tierra y aire hasta dar con el sujeto.

"Es un caso de alto perfil que ocurrió en Llano Amador, comarca Ngäbe Buglé", apuntó el ministro.

En agosto pasado rescataron a seis personas, entre ellas un infante de tres meses, un menor de 10 años y otro de 14 años, que se mantenían privadas de libertad por esta supuesta secta religiosa, en Llano Amado, una comunidad de la comarca indígena Ngäbe Buglé, en la provincia de Veraguas.

Días más tarde, tres miembros de la supuesta secta fueron detenidos e imputados por los delitos de abuso físico y sexual de menores.

Las autoridades investigan si este acto tiene relación con la matanza de siete indígenas, la mayoría niños, a manos de una secta autóctona guiada por un supuesto mesías, en enero pasado en la comunidad de Alto Terrón, en una zona remota de la misma comarca Ngäbe Buglé.

Una familia de esta etnia, compuesta por una mujer de 33 años embarazada y sus hijos con edades de entre uno y 11 años, fue asesinada durante un rito exorcista por un grupo de diez personas que se identificaban como miembros de la "secta La Nueva Luz de Dios".

Las fuerzas especiales rescataron a otras 15 personas que estaban secuestradas y sometidas a los mismos ritos exorcistas que llevaron a la muerte a las siete personas y que incluían el uso de objetos contundentes y cortantes como machetes.

Situada en el norte de Panamá, la comarca Ngäbe Buglé, una de las cinco que tiene el país centroamericano, fue creada en 1997.

Tiene una extensión de 6.968 kilómetros cuadrados y es la más poblada de las demarcaciones indígenas panameñas, con unos 213.000 habitantes de acuerdo con cálculos de 2018. Es una zona de extrema pobreza y carente de infraestructuras. 

Más Noticias