Publicidad

Actualizado hace 234 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
09:40 AM / 03/01/2019
Bebé fue abandonado en vísperas de Año Nuevo 
Greily Núñez
Archivo

“Llevate a mi hijo, no lo puedo tener”, fueron las únicas palabras que mencionó una indígena de la etnia wayúu, de quien se desconoce su identidad, cuando entregaba a su hijo de un año  en brazos de una desconocida, quien esperaba una buseta en el terminal de Machiques para trasladarse hasta Maracaibo.
 
 La mujer pasajera  al notar la insistencia de la joven prefirió esquivarla, pero la mujer indígena le dio  un golpe en la cabeza e impidió que siguiera su rumbo. El pequeño de igual forma le fue dejado en sus brazos mientras que la madre huyó  del lugar.
 
En medio de la desesperación y el temor que albergaba a la mujer pasajera, de aproximadamente 60 años y  de quien solo se conoce que es de apellido Leal, decidió tomar  un bus con el menor hasta Maracaibo. 


Pero el llanto desgarrador del pequeño preocupaba a la mujer que al llegar  al terminal de Maracaibo decidió llevarlo hasta el Hospital Chiquinquirá. Eran las 9:00 de la noche del 31 de diciembre por lo que el niño cumple este jueves, 3 de enero, tres días en el hospital sin ningún familiar que lo reclame.   


 La mujer que lo llevó al “Chiquinquierá”,  notificó a los  enfermeros de guardia sobre lo que había sucedido con el niño. 


De inmediato los médicos  del centro asistencial atendieron a Leal y al menor. La mujer fue interrogada, pero repetía lo mismo: Una mujer de la etnia wayúu se la entregó a la fuerza en Machiques y huyó.  


La mujer, según fuentes del hospital, habría manifestado su intención de cuidar al niño, sin embargo, cuando mencionaron la intervención de efectivos policiales al caso, prefirió abandonar a la criatura en el hospital. 


El pequeño  fue hospitalizado  para su evaluación. “No presentó cuadro de desnutrición. Solo tenía una infección en el oído. Al despertar, solo mencionaba la  palabra “mamá”, dijeron trabajadores del hospital.  


Funcionarios de la Policía de Maracaibo fueron alertados sobre la irregularidad, apersonándose hasta el centro de salud.  


Por su parte, la fundación “Milagro de Vida” se abocó al Hospital Chiquinquirá para atender la  situación del menor. Ropa, alimentos y medicinas fueron los primeros donativos. 


 Oficiales del referido cuerpo informaron que contactarían  al cuerpo policial de Machiques,  para ponerlos al tanto  de la  situación. Hasta los momentos el niño sigue recluido en el centro hospitalario de la ciudad, pero advirtieron que “de pasar el niño varias semanas  y no tener respuestas de algunos familiares,  será entregado a una fundación que lo pueda albergar, siempre y cuando esté en buen estado de salud”. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS