Amarga Nochebuena: atacaron a tiros protesta en El Milagro y mataron a jovencita de 13 años

Por:  Redacción Sucesos

La llegada de la Nochebuena terminó en tragedia y dolor para la familia Araujo Rosales y los vecinos del barrio Leonardo Ruiz Pineda, al norteste de Maracaibo.

Adelia Lorena Araujo Rosales, de 13 años, perdió la vida a manos de tres hombres que intentaron dispersar --a punta de disparos-- una protesta por falta de electricidad.

Eran las 11:05 de la noche del martes 24 de diciembre,  cuando  habitantes del sector, ubicado en la avenida El Milagro de la capital zuliana, justo frente al parque La Marina y la plaza El Ángel,  mantenían cerrada la vía, pues llevaban cuatro horas a oscuras en plena celebración navideña.

Según los familiares y habitantes de la zona, los ocupantes de un carro Mitsubishi Lancer, azul,  al ver que no tenían paso en dirección Milagro Norte- El Milagro buscaron pasar por el tramo contrario y como tampoco pudieron, un hombre se bajó haciendo disparos al aire para tratar de dispersar a los manifestantes; luego los otros dos acompañantes, sin mediar palabras, también se bajaron del auto  y comenzaron a disparar hacia las casas que bordean la avenida y hacia el Mercado Guajiro.

En medio de los gritos de desesperación y la confusión, Adelia, quien se encontraba conversando con unas primas salió a proteger de la balacera a su hermanita de 5 años. La cargó, pero dos de los disparos la alcanzaron  en el pecho y  el hombro derecho.

"Este es un dolor muy grande", expresó Angélica Rosales,  madre de la menor. 

“¡Mami tengo sangre, mami tengo sangre!”, fueron sus últimas palabras hasta que se desplomó en brazos de su madre y de otro familiar, contó en medio del llanto Angélica Rosales, progenitora de Adelia.

“Esto es muy fuerte, es un dolor muy grande”, dijo la mujer este jueves 26 de diciembre a PANORAMA.

La adolescente fue trasladada al Hospital Coromoto, pero llegó sin vida.

Como “una lluvia de balas” describió una de las vecinas del sector lo ocurrido la noche del martes 24-D. Aún en las paredes pueden verse los huecos que dejaron las balas disparadas por los homicidas, quienes al escuchar que había muerto una niña huyeron a toda velocidad por  la avenida  Milagro Norte.

“Queremos justicia”, expresaron  familiares de la adolescente y vecinos. “Esos malvados llegaron y ni les importó que había  niños y que estaban esperando la luz para poder disfrutar de la Navidad”, expresó consternada Guadalupe Hernández, tía de la víctima.

Los testigos recordaron que los tres atacantes uno vestía una franela de color blanco, “y los otros dos, los que dispararon contra las casas, de rojo”.

En las paredes de las casas pueden apreciarse los agujeros hechos por las balas. 

A los pocos minutos, contaron testigos, "llegó al lugar una comisión de  funcionarios  de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB)", que  según los vecinos y familiares “recogió los cartuchos que pudieron antes de que llegara el Cicpc” para las experticias del crimen “y se los llevaron”.

La impotencia y la tristeza pueden sentirse en la humilde vivienda donde habitaba la pequeña con su madre y tres hermanos.

Al velorio fueron amigos y vecinos de la adolescente. La sepultarán en el "Corazón de Jesús".

"Ella cuidaba de sus hermanos mientras su mamá salía a trabajar. Estaba pendiente de todo, les preparaba hasta la comida", agregó la tía. 

Adelia Lorena estudiaba sexto grado en el colegio Hermágoras Chávez, donde también pertenecía al grupo de danzas. Su maestra, Jéssica Velásquez, la describió como “una niña alegre que le gustaba además peinar con trenzas a sus compañeras”.

Para este viernes 27-D, a las 10:00 de la mañana,  está previsto el sepelio en el cementerio Corazón de Jesús.

Más Noticias