Abatidos dos presuntos hampones en Maracaibo y otro en Cabimas

Fueron identificados por la policía zuliana como Jerfenson Ramón Martínez y su compinche "El Júnior"; el tercero era alias "Macuto".

Por:  Nota de prensa

En dos balaceras cayeron abatidos tres hampones, dos en Maracaibo y uno en Cabimas, reportó la policía zuliana la mañana de este viernes 19 de junio.

En un  primer enfrentamiento entre presuntos miembros del Grupo Estructurado de Delincuencia Organizada (Gedo) "Los Rafa El Negrito" y una comisión del Servicio de Investigación Penal (Sipez), del Cuerpo de Policia Bolivariana del estado Zulia (Cpbez), dejó como resultado dos hampones muertos en el barrio Primero de Mayo, localizado en la parroquia Chiquinquirá, del municipio Maracaibo.

Los abatidos quedaron identificados como Jerfenson Ramón Martínez, alias "El Chichi", quien presentó  prontuario policial por l  robo y hurto de vehículos de fechas 18/07/2006, 12/6/2008 y 2/10/2009, y alias "El Junior".

Ambos, dijo el Cpbez, mantenían azotada a los vecinos de las parroquias  Chiquinquirá, Cacique Mara y Olegario Villalobos, con los delitos de robo, hurto de viviendas, asaltos, cobro de vacuna, extorsión, secuestro y sicariato.

Los dos, al caer heridos, fueron llevados al Hospital Dr. Pedro Iturbe (General del Sur) donde llegaron sin signos vitales. En el sitio de la confrontación las autoridades colectaron dos  escopetas calibre 16 milímetros y un revólver calibre 7.65.

Tiroteo en Cabimas

El segundo enfrentamiento lo reportó   una comisión del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez), adscrita al Centro de Coordinación Policial Col Norte, en conjunto con  la Unidad Canina Antidrogas (UCA).

Señalaron que durante labores de campo en búsqueda   que los condujeran a la captura de distribuidores de drogas, resultó abatido Eduardo Pirela, alias "Macuto", cuando este al percatarse de la presencia policial los enfrentó con un revólver Smith&Wilson, iniciando un intercambio de balas donde cayó herido.

Pirela era jefe de la banda "El Macuto", sostuvo la policía, y fue trasladado al ambulatorio El Lucero del sector Monte Claro donde murió.

Mantenía en azote a habitantes de la parroquia Jorge Hernández, en Cabimas, por los contantes robos y hurtos, quien también estaba dedicado a la extorsión y el cobro de vacuna.

Pirela presentó antecedentes con el Cicpc subdelegación Cabimas de fecha 12/2/20 por su vinculación con los delitos de robo, hurto y distribución de drogas.

Más Noticias