A 18 años fue condenado hombre que secuestró a hija de un comerciante en Miranda

El hecho ocurrió el 19 de mayo de 2017 en Paracotos (Miranda), suceso por el que también fue condenada Francis Echezuría a 15 años de prisión.

Por:  Agencias

Producto de las pruebas presentadas por el Ministerio Público, Jesús Ramos fue condenado a 18 años de prisión, tras comprobar su responsabilidad como cómplice en el secuestro de Zoilymar Seijas, hija del dueño del parador turístico de Maitana, en el estado Miranda.

El hecho ocurrió el 19 de mayo de 2017 en la parroquia Paracotos, suceso por el que también fue condenada Francis Echezuría a 15 años de prisión.

Ese día, la víctima fue interceptada por sus captores a la altura de Paracotos. Los victimarios atravesaron en la vía una camioneta doble cabina para que se detuviera y así poder tomar el control de la camioneta en la que se trasladaba a su lugar de trabajo.

Bajo amenazas la obligaron a ponerse una capucha y luego de media hora de recorrido llegaron a un sitio montañoso, en donde la mantuvieron secuestrada durante 18 días.

Mientras tanto, el padre recibió una llamada telefónica de los raptores solicitando una cuantiosa suma de dólares a cambio de la libertad de su hija. Ante la situación, el hombre decidió denunciar el hecho ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Posterior a recibir la cantidad de 80 mil dólares y 20 mil euros, la mujer fue liberada en la estación de bomberos de Aparay, en la parroquia de Paracotos.

Tras los trabajos de investigación, Ramos, padre del autor principal del secuestro, fue aprehendido tras comprar un vehículo con parte del pago que se hizo por la liberación de la mujer.

Por su parte, Echezuría fue aprehendido debido a que se le encontraron objetos pertenecientes a la víctima.

Durante el juicio, la Fiscalía 27ª de Miranda ratificó la acusación en contra de Ramos y Echezuría por ser cómplices en el delito de secuestro, previsto en la Ley contra el Secuestro y la Extorsión.

En este sentido, el Tribunal 2º de juicio del referido estado dictó la citada sentencia en contra de los imputados, y dictaminó como sitio de reclusión para el hombre el Internado Judicial Rodeo I, ubicado en Araira, mientras que la mujer cumplirá la condena en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof) ubicado en los Teques, ambos en el estado Miranda.

Más Noticias