Publicidad
El llano todo es una ofrenda a San José de Elorza

09:00 AM 30/11/2018

Del Arauca se elevan las bendiciones para un pueblo que, completo, se vuelca a una fiesta en marzo. Eneas Perdomo con el tema Fiesta en Elorza contribuyó a popularizar la celebración que cada año tributa la capital del municipio Rómulo Gallegos a San José Obrero, su patrono y rector. El llano todo se vuelve fiesta. Suena el arpa, se sacuden las maracas y se rasga el cuatro para darle son de joropo al jolgorio que acompaña las misas y la procesión por todo el pueblo. Elorza es llamada la capital folclórica de Venezuela, que se vuelca a las calles al baile al que invitaron a Eneas Perdomo desde que grabó el tema Fiesta en Elorza. La invitación es libre. Llegan, desde toda Venezuela. En 2017 cifraron la asistencia a cada uno de los cinco festivales de música llanera, unas 60 mil personas por noche. Sesenta mil, cuando la población de todo el municipio supera, por poco, los 30 mil. San José sale en procesión, desde la iglesia, la tarde del día 19.

“Es una procesión por todo el pueblo. Va haciendo paradas, son unas 15 escalas donde el santo recibe homenajes culturales: canto, baile, rezos… Elorza es un pueblo muy musical, aquí el que no canta toca un instrumento”, dice José Galindo, periodista y director de Radio Criolla, emisora de la población apureña. La procesión sale a las 2:00 de la tarde. A las 5:00 llega a la plaza Bolívar donde, por tradición, se celebra una sesión solemne del Concejo Municipal, una misa y comienza la serenata al santo patrono. Música como aquel tema, mítico, invitación a la fiesta de Eneas Perdomo: “Un 19 de marzo/ para un baile me invitaron/ a la población de Elorza / en sus fiestas patronales”.

 

Solo se escucha joropo Hay un decreto local: “Durante la fiesta de Elorza solo se oye música llanera”. Arpa, cuatro y maracas. “Así se cumple. Elorza tiene una sola entrada a través del puente sobre el río Arauca. Desde que pones un pie en el pueblo en esos días escuchas esa música. Además, aquí las calles llevan nombres de artistas llaneros: avenida Reynaldo Armas, calle Eneas Perdomo, calle Simón Díaz, calle Luis Silva”, agrega Galindo, feliz de su gentilicio elorzano.

La fiesta que no para Llano adentro “La fiesta de Elorza tiene particularidades… Por ahí no se pasa, hay que ir allá”, cuenta Mario Fernández, un zuliano que ha acudido, varias veces, a la fiesta. “La fiesta no para. Los amaneceres llaneros pegan con las cabalgatas en la mañana, con los juegos indígenas y con el ‘tumbe y mané’ (intentar amarrar y tumbar un caballo o una vaca”, asegura Fernández. “Hay que ir, al menos una vez en la vida”.