Publicidad

Actualizado hace 56 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
01:10 PM / 12/10/2019
Venezolanos en Ecuador: “La ministra María Paula Romo nos debe una disculpa pública”
Janeth Gutiérrez / Quito, Ecuador
@mariapaularomo

Los 17 venezolanos detenidos junto a un ecuatoriano y un cubano, el jueves 10 de octubre en el aeropuerto de Quito y acusados por la ministra de Gobierno María Paula Romo de manejar información de la agenda presidencial, fueron liberados este viernes. Y esta liberación es doblemente noticia.

Primero, porque reveló la violación del debido proceso de los extranjeros y segundo, porque colocó sobre la mesa una grave realidad que afecta a los más de 300 mil venezolanos que residen en el Ecuador: el Gobierno suele ser el primero en exponerlos a la xenofobia, ese mal latente en algunos.

El antecedente más cercano que se recuerda es la declaración del presidente Lenín Moreno en enero de este año, ante el asesinato de una ecuatoriana a manos de un venezolano en Ibarra. Sus declaraciones y medidas contra los extranjeros encendieron el fuego de la xenofobia entre algunos ciudadanos ecuatorianos que, con violencia, persiguieron y agredieron a venezolanos trabajadores. Toda una tragedia.

Nueve meses después, el Gobierno ha aplicado un paquete de medidas económicas que ha desencadenado protestas de indígenas y transportistas y de nuevo, los venezolanos en Ecuador están en el ojo del huracán.

Nueve días de protestas lleva Ecuador,  hay más de 700 detenidos.

El presidente Lenín Moreno acusa al Gobierno de Venezuela de confabular con el expresidente Rafael Correa para avivar las llamas y habla de “venezolanos inflitrados” en las protestas.  De los más de 700 detenidos en las manifestaciones un poco más de 30 son de nacionalidad venezolana, según las autoridades.

Pero además de esos 30 venezolanos, que de comprobarse su participación activa en las protestas deberán responder a la justicia ecuatoriana, están los 17 venezolanos que fueron detenidos en Quito este jueves 10 de octubre, a las 11:00 de la mañana.

La ministra Romo tuiteó al respecto: “Diecisiete detenidos en el aeropuerto de Quito esta mañana. La mayoría de ellos venezolanos. En su poder, información sobre la movilización del Presidente y Vicepresidente”. Y agregó que “serán puestos en los próximos minutos a órdenes d la justicia. Cada nuevo evento confirma todos los intereses que están detrás del caos en el país. Lo enfrentamos con la fuerza de la ley, la defensa d la democracia y sin subestimar lo que se encuentra en juego”. Todo esto, acompañado de una foto de los detenidos, arrodillados y con las “armas” incautadas y otra foto en la que se ve una cámara fotográfica con imágenes que probarían sus fines delictivos.

De la detención del pasado jueves en el aeropuerto, 15 de los 17 venezolanos recibieron libertad inmediata al no calificarse la legalidad de la flagrancia, mientras que los otros tres, más el ciudadano cubano (también liberados), estarán sujetos a un “juicio de procedimiento directo por el presunto delito de asociación ilícita que será el 21 de octubre. Los procesados quedaron con prohibición de salida del país y presentación ante autoridad pasando un día”, informó la Fiscalía en Twitter.

En ciudades como Quito y Cochabamba se han mantenido las protestas.

Grave, muy grave que se le acusara a este grupo de ciudadanos de contribuir a la inestabilidad social que vive el Ecuador, un país que desde hace nueve días está en incertidumbre por las protestas indígenas que piden la derogación de medidas como la eliminación del subsidio al combustible. En Ecuador por estos días no hay clases, escasean algunos productos y servicios, hay toque de queda parcial y en general, los ciudadanos aún no tienen un ritmo normal de vida porque indígenas y Gobierno no llegan a acuerdos.

Y más grave aún es que en medio de esta crisis, la ministra además del tuit sobre los venezolanos, diera una rueda de prensa para ahondar en la acusación contra los 17 extranjeros, que luego se supo eran 19 detenidos, porque había un cubano y un ecuatoriano.

El Observatorio de Derechos y Justicia de Ecuador (ODJEcuador) denuncia que se trató de una detención irregular y en la que se violaron los derechos de los ciudadanos que fueron presentados en la Unidad de Flagrancia de Quito este viernes 11 de octubre.

“Hemos constatado varias violaciones al debido proceso a venezolanos en Tababela: la Fiscalía no tenía pruebas durante la primera audiencia y por eso15 de 17 personas detenidas fueron liberadas; los abogados accedieron al parte 10 minutos antes de la audiencia; el parte policial habla de ‘actitud inusual’ como razón de detención y este no es un delito. En la audiencia se les acusó de ‘asociación ilícita’ y no se presentaron en la audiencia las armas que ayer la ministra @mariapaularomo dijo haber encontrado”, reseñó en su cuenta en Twitter @ODJEcuador.

Una de las abogadas defensoras que estaba este viernes en la Unidad de Flagrancia, por cierto ecuatoriana, narró a la ODJEcuador algunas de las  violaciones al debido proceso.

“El parte policial es contradictorio, porque en el primer informe menciona cuatro personas que estuvieron en el primer auto, a quienes supuestamente les van a formular cargos y posteriormente dice que solo fueron tres. En el parte policial no menciona los objetos que supuestamente se encontraron. Además, el parte no estaba individualizado, el parte policial es único para las 19 personas”.

Agrega la abogada en un video difundido por la organización después de participar en la audiencia, que desde el jueves 10 de octubre, cuando fueron detenidos, se vulneraron absolutamente todos los derechos.

“Ellos estuvieron dos horas y media aproximadamente arrodillados en la acera, (luego) estuvieron aquí (en la Unidad de Flagrancia) sin poder recibir agua ni ningún tipo de comida por 24 horas; no les leyeron sus derechos que por ley les corresponde y los exámenes médico-legales tampoco fueron atendidos a las 19 personas que están detenidas”, señaló la abogada.

En la audiencia, Carlos Inga, del Servicio de Protección Presidencial, “indicó al juez que a los aprehendidos se les vio en actitud inusual”, se lee en una reseña del diario Expreso. Al parecer, esa fue la razón de la detención: “la actitud inusual”.

Los indígenas también se sumaron a las protestas.

Una de las observaciones más puntuales de la jurista es que “unas personas que estén detenidas afuera de un auto tengan la intención de cometer un delito es una mera presunción que dice la policía. No se ha demostrado la finalidad que ellos tuvieron de la ‘asociación ilícita de delinquir’, no se ha demostrado en absoluto nada, es por eso que son 17 ciudadanos venezolanos que en este momento han sido liberados”.

La ODJEcuador expresó en la red social que espera que la ministra  @mariapaularomo “nos explique dónde están las armas, las exhiban y explique cómo jugar cartas entre amigos caracteriza ‘actitud inusual’ o ‘asociación ilícita”.

Sí, porque a algunos de los ciudadanos los detuvieron porque estaban reunidos jugando cartas. El grupo de detenidos presta servicios de taxi para Uber y Cabify y se ubican en la estación de gasolina cercana al aeropuerto Mariscal Sucre, son conocidos y de hecho, sus empleadores acudieron a demostrarlo con documentos en mano.

Cristian Vintimilla, reseñó el diario Expreso, es ecuatoriano y es uno de los detenidos. Señala el periódico que Vintimilla y el resto estaban trabajando cuando el pasado martes 8 de octubre pasó la caravana del presidente Moreno ¡y los de la Seguridad Presidencial le dijeron que se hicieran fotos con el Presidente! De eso sí hay pruebas, pues hay fotos en las redes sociales.

Además, Vintimilla “denunció que tras el apresamiento les tuvieron arrodillados durante tres horas. Su padre en redes sociales grabó un video solicitando su liberación, pidió que por favor ayuden a su hijo, que en él tiene una familia y que sale a trabajar por ellos”.

Lissete Rosales, amiga de Yoelvys Araujo Cruz, uno de los detenidos venezolanos, contó en Twitter la angustia que han vivido tras la detención.  “¿Saben cómo familiares y amigos de #YoelvysAraujoCruz hemos sufrido por esta arbitrariedad? Crearon mucho daño, odio, xenofobia en contra de extranjeros que solo estaban esperando familiares y trabajando, son errores inexcusables, duele que fomenten en los medios el odio y duda contra extranjeros”, escribió @lisseteer83 en la red social.

Los ecuatorianos reclaman la restitución de los subsidios
eliminados por el presidente Moreno.

De acuerdo con la organización de ayuda a los extranjeros, Migrante Universal, el balance de la detención es que los 19 detenidos fueron liberados la tarde de este viernes 11 de octubre. De esta cifra, 15 ciudadanos venezolanos fueron absueltos de todo cargo por no existir ningún tipo de evidencias, mientras que los cuatro restantes (2 venezolanos, un cubano y un ecuatoriano) fueron liberados a la espera de audiencia de juicio para el próximo 21 de octubre, a las 4:30 de la tarde.

El encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Ecuador, Pedro Sassone, de la oficina consular de Quito, estuvo atento a todo el proceso, indicó la ONG, que por cierto, junto con otras organizaciones civiles de apoyo a los venezolanos prestaron apoyo gratuito y contribuyeron a la liberación de los detenidos.

La reflexión sobre esta innecesaria y contraproducente actuación del Gobierno ecuatoriano la da, indignado, el joven venezolano Juan José Ochoa, dueño del taxi de Uber en el que trabajaba su compatriota Carlos Xavier Valderrama, uno de los detenidos: “Esto no se trata de nacionalidades, se trata de hacer justicia; la ministra María Paula Romo nos debe una disculpa pública”. Esperemos.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEPolítica y Economía
Ver más