“Tareck El Aissami en seis meses ha perdido el 50% de la producción de petróleo”

Rafael Ramírez cuestiona la tesis de que las sanciones tumbaron la producción petrolera.  “Entregué 87 buques con empresas mixtas y 37 eran propios, si tuviéramos nuestros propios buques, Maduro podría vender petróleo, traer diesel y hacer lo que fuera”.

Por:  Heilet Morales

“Tomaron Pdvsa produciendo 700 mil barriles día de petróleo y hoy están produciendo 339.000. Es decir, Tareck El Aissami en seis meses ha perdido el 50% de la producción que le entregaron”.

Ese es el balance que Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa y hombre fuerte de la era Chávez en el petróleo, hace de la Comisión Reestructuradora de la empresa, a seis meses de su conformación y luego de que el Ejecutivo decretara una prórroga en sus tareas.

“Maduro dice que no podemos producir petróleo por las sanciones, pero ese no es el origen del problema. Entregué 87 buques con empresas mixtas y 37 eran propios, si tuviéramos nuestros propios buques, Maduro podría vender petróleo, traer diesel y hacer lo que fuera (…)”, agrega el exministro en conversación con esta Casa Editorial.

Acerca de las elecciones del 6 de diciembre, opina que “son una pantomima, tienen el único propósito de desalojar a la oposición de la Asamblea Nacional y no tienen nada de democrático, no hay condiciones para ello (…) Si yo quisiera lanzarme a diputado cómo hago, nadie puede hacer política, no se puede hacer política donde la gente no se puede desplazar, no se puede movilizar, no puede viajar, la gente está presa en una especie de estado de sitio, cómo va a haber elecciones en esas condiciones, la misma Constitución establece que en una situación de emergencia no pueden haber elecciones, puesto que tú no puedes elegir con una pistola en la cabeza (…)”

— Harvest le demandó por presunto sobornos, ganó la demanda, luego un juez anuló la decisión y ahora Harvest retiró la demanda, ¿qué pasó ahí?

— Es la primera vez que tengo la oportunidad de defenderme de alguna de las acusaciones que me hacen en relación a mi gestión. Fue una demanda civil que interpuso la Harvest tratando de criminalizar lo que fue mi acción como ministro de petróleo acusándome de sobornos.

No me pude enterar de la demanda porque ellos aprovecharon el hecho de que salí de EE UU de la manera que salí, que no pude volver a Venezuela, que salí exiliado y en ese momento introdujeron una demanda civil ante el juzgado del sur de Houston, como jamás me enteré porque las notificaciones las enviaron a la residencia donde estaba Moncada (Samuel, actual embajador de Venezuela ante la ONU), nunca se me notificó nada, la juez me impuso una penalidad de pagar 1.400 millones de dólares, una cosa absurda y desproporcionada.

Cuando me entero que eso sucedió le notifico a la jueza que me quiero defender porque no estaba enterado que me estaban juzgando en mi ausencia y que quiero dar mis alegatos; entonces comenzamos a hacernos parte del proceso.

El tribunal y Harvest me pidieron todo tipo de información para sustentar sus alegatos, incluso, la Harvest contrató una empresa de investigación para ubicar mi supuesta fortuna y bienes que tenía en el exterior  y se pusieron a hacerle caso al twitter, que si unas cuentas, unos bancos y yo autoricé todo esto, yo no tengo cuenta en esos bancos, no consiguieron nada. Es absurdo las acusaciones que se hacen en mi contra.

Cuando la juez decide ir al juicio de fondo, vamos a comparecer, dije vamos a llegar hasta el final en este tema, pero aquí todo el mundo que se atenga a las consecuencias porque voy a llegar hasta el final y ahí es donde Harvest se dio cuenta que no tenía ningún sustento, ni  consiguió nada de lo que podía conseguir y retiraron la demanda, lo hicieron de manera voluntaria y además porque pienso que actuaron como unos extorsionadores, ellos querían  obtener ventaja económica de mi situación de debilidad política porque no estoy en el Gobierno, pensaron que podían obtener alguna ventaja y tal vez pensaron  que podían buscar algún acuerdo conmigo, yo rechacé cualquiera de esas tentativas porque ellos estaban mintiendo, no había ningún acuerdo posible.

Me siento reivindicado por la decisión, pero no se ha hecho justicia porque causaron mucho daño a mi nombre, a mi reputación, incluso daño a mi familia. Esta es la única acción legal que tenía en mi contra en el exterior.

Estamos evaluando alguna acción a futuro contra Harvest porque ellos actuaron de muy mala fe, emplearon falso testimonio, aseguraron que se había un hecho criminal y no tuvieron cómo demostrarlo (…) Pero además ocultaron información al tribunal, a la juez esa es una actuación maliciosa

— Seis meses después ha sido renovada la comisión reestructuradora de Pdvsa,¿ qué balance se puede hacer del trabajo de la comisión?

— Si vamos a medirlos por sus resultados, solo te diría que tomaron Pdvsa produciendo 700 mil barriles día de petróleo y hoy están produciendo 339.000. Es decir, Tareck El Aissami en seis meses ha perdido el 50% de la producción que le entregaron.

El Gobierno de Maduro tiene la seria dificultad de que no le rinde cuentas a nadie, en cualquier Gobierno el Presidente le hubiera pedido cuentas a esta comisión, pero se renueva automáticamente, no hay revisión de nada, hemos perdido la mitad de la producción de petróleo que ellos recibieron, estamos en los niveles de producción de 1930, cuando Juan Vicente Gómez, un retroceso de casi 80 años, no hay gasolina,  no es verdad que están reactivando las refinerías, Pdvsa está disfuncional, hay un derrame de petróleo de 25 mil barriles de El Palito y nadie responde, las embarcaciones en el Lago de Maracaibo se hunden casi todos los días y  los obreros están reclamando los derechos que le han escamoteado.

La comisión, que lamentablemente le pusieron el nombre de Alí Rodríguez, tiene como tarea principal privatizar la industria petrolera y han venido entregando activos, la flota de tanqueros que teníamos con Petrochina se disolvió y se agarró tres de esos buques, el que quedaba, que era el Ayacucho se lo dieron a los rusos, es decir, Pdvsa se está desprendiendo de los activos que puede desprenderse todavía y no resuelve los problemas fundamentales que tienen que ver  con la producción de petróleo, de gas  y de gasolina (...). La comisión Alí Rodríguez Araque lleva seis meses sin hacer nada (…)

Eso es un fracaso anunciado porque viniendo a ver qué sabe Tareck El Aissami de petróleo, nada; que saben los generales que pusieron ahí de petróleo, nada; y Asdrúbal Chávez nunca fue el gerente más exitoso que pudiéramos tener en la junta directiva, pero Asdrúbal siempre ha sabido aprovecharse de su apellido (…).

Venezuela ha perdido su rol en la Opep, en el 2008 éramos el cuarto país más importante de la Opep en términos de producción de petróleo, hoy somos el noveno, apenas superamos a Gabón; y en América Latina estamos por debajo de todos, casi estamos al nivel de Bolivia (…).

Maduro, al principio de su razzia contra Pdvsa, proclamaba el fin del modelo rentista petrolero y yo digo ahora, lo que acabaron fue con el país. Quitarle el petróleo a Venezuela es como quitarle el oxígeno a un buzo, se ahoga, y es lo que está pasando.

— Hay amenazas sobre posibles sanciones al diesel…

— Eso sin lugar a dudas seguiría haciendo daño al país. Aquí hay que aclarar algo, a Maduro las sanciones le caen como anillo al dedo; así como el coronavirus porque es la excusa perfecta.

Él dice que por las sanciones no producimos petróleo, no es verdad, la sanciones directas contra Pdvsa comenzaron a comienzos del 2019, ya en ese momento la producción de Venezuela estaba cercana al millón de barriles, habíamos perdido dos millones, sobre todo con Quevedo (Manuel, general de la GNB, expresidente de Pdvsa) a quien le entregaron la empresa con un millón 700 mil, muy bajo, casi la mitad de lo que lo teníamos, pero de todas manera era 1 millón 700 mil.

Cuando se imponen las sanciones ya la  industria petrolera venía en picada, también dicen que es primera vez que nos sancionan; yo he dicho que no es verdad.

Fuimos sancionados en el 2010 por EE UU por nuestra relación con Irán, pero no nos afectaron porque nosotros teníamos un nivel de autonomía muy importante, producíamos nuestra gasolina, nuestro diesel y eso que las sanciones norteamericanas nos quitaron el acceso a la tecnología de refinación que tú sabes que todas nuestras refinerías vienen de las operadoras norteamericanas y, sin embargo, buscamos alternativas en la India, Rusia, Brasil, China, en Argentina, no nos paramos por las sanciones.

Maduro dice que las sanciones contra el diesel nos afectan, sí es verdad, pero ese no es el problema original, el problema original es que no estas produciendo diesel en el país. Apenas en el 2014 producíamos  un millón 200 mil barriles de combustible, gastábamos en el mercado interno 650 mil  y exportábamos 400 mil; entonces no nos importaban las sanciones porque el diesel se producía en el país.

Maduro dice que no podemos producir petróleo por las sanciones, pero ese no es el origen del problema. Entregué 87 buques con empresas mixtas y 37 eran propios, si tuviéramos nuestros propios buques, Maduro podría vender petróleo, traer diesel y hacer lo que fuera (…).

Irán también es un país súper sancionado y bloqueado y, sin embargo, se da el lujo de vendernos gasolina a nosotros. Aquí hay un tema de gestión, de incapacidad.

Si necesitamos diesel hay que producirlo en Venezuela , hay que producir la gasolina, hay que producir el gas; hay que rescatar nuestros buques y vender nuestro petróleo, pero ellos dejaron perder eso (…) mira la situación del Lago de Maracaibo, eso es un desastre, nosotros cuando estábamos ahí producíamos 800 mil barriles, hoy día estamos en 100 mil barriles, nada; y toda la flota de transporte acuático está por el piso, vi un video con una lancha nuestra hundiéndose y nuestros trabajadores estaban en chanclas, sin botas, sin equipos  (…).

Qué hay detrás de ese abandono de nuestra industria petrolera, bueno que la están vendiendo a precio de gallina flaca. Entonces, si se avanza en la sanción contra el diesel nos va a afectar (…) Cómo nos afecta el diesel, bueno porque nuestro sistema termoeléctrico es dual, es de gas-diesel, no hay producción de diesel, pero tampoco hay producción de gas y el gas que teníamos para el Occidente, que era el Rafael Urdaneta, Maduro lo entregó para las empresas europeas, ese gas que debería ir al Zulia, no lo tenemos ya (…).

Dicen que no pueden vender petróleo, pero dónde están nuestros buques, teníamos 37, igual dicen que no hay taladros, pero dónde están los nuestros, nosotros adquirimos más de 150 taladros chinos, un taladro no es una moto, es una cosa inmensa, dónde están, qué hicieron con eso (…) Ha sido como un saqueo a nuestra industria.

— ¿Cuál es su valoración sobre las elecciones del 6 de diciembre?

— En estas condiciones no se puede ir a votar.  Cómo van a hacer para votar los 4,7 millones de  personas que están fuera del país, esas personas tienen negado su derecho al voto.

Segundo, qué partido se va a oponer a Maduro, él ha intervenido más de 4 partidos políticos, es una burla, quien apenas se opone a él lo intervienen. A mí me dijo un dirigente de uno de esos partidos nuevos que están tratando de participar, que les están cobrando un millón de dólares para dejarlos inscribir en el CNE y les están obligando que en su plantilla de diputados vayan parlamentarios afectos al madurismo.

Estas elecciones son una pantomima, tienen el único propósito de desalojar a la oposición de la Asamblea Nacional y no tienen nada de democrático, no hay condiciones para ello (…) Si yo quisiera lanzarme a diputado cómo hago, nadie puede hacer política, no se puede hacer política donde la gente no se puede desplazar, no se puede movilizar, no puede viajar, la gente está presa en una especie de estado de sitio, cómo va a haber elecciones en esas condiciones, la misma Constitución establece que en una situación de emergencia no pueden haber elecciones, puesto que tú no puedes elegir con una pistola en la cabeza (…)

La gente se está muriendo del covid o de lo que sea, no hay cifras, no hay informes epidemiológicos  desde hace años con la gestión de Maduro, entonces tú crees que la gente va a estar pendiente de las elecciones, no, y Maduro lo sabe y por eso él avanza y se muere de la risa porque él sabe que nadie le va a poder hacer oposición.

La  gente de Guaidó se opone a las elecciones porque creen en una invasión norteamericana o que alguien va a resolver nuestros problemas, no, yo me opongo a las elecciones porque creo que hay que restablecer la Constitución, no estoy  de acuerdo con ninguna invasión, ninguna acción armada, pero tiene que haber un mínimo de respeto para el pueblo venezolano antes de llamarlos para ir a hacer de tontos  útiles para que Maduro después pueda declarar que él tiene una Asamblea Nacional legítima.

Aquí hay un problema de legitimidad de liderazgo, tanto del Gobierno, como de la oposición, esto va a ir muy mal, están cerrando todas las puertas democráticas.

El escenario de la violencia es el que busca Maduro, él está loco que haya una guerra con Colombia, loco de que haya una tontería como esa que hicieron con la supuesta invasión por Macuto, está loco por alguna acción de fuerza, pero si vamos a las urnas en condiciones adecuadas Maduro no le gana a nadie, no gana ni una junta de condominio, creo que es el peor gobierno de nuestra historia (…)

La oposición tiene que dejar de perseguir a los chavistas, tiene que dejar  de pedir una invasión norteamericana; y  el seno del chavismo tienen que  terminar de divorciarse de Maduro, él no es Chávez, ni es chavismo, ni es nada, es un desastre. Maduro está ganando en un juego de fútbol donde no hay nadie en el equipo contrario, está solo en el terreno, hacen lo que le da la gana, yo no le veo ninguna perspectiva positiva a este tema de las elecciones de Maduro.

Más Noticias