Richardson no logró liberar estadounidenses en Venezuela

El exdiplomático se reunió con el presidente Nicolás Maduro  para abogar por seis ejecutivos de Citgo, detenidos en Venezuela.

Por:  AP

El exdiplomático estadounidense, Bill Richardson, dijo que no pudo lograr la liberación de varios estadounidenses encarcelados en Venezuela después de reunirse con el presidente  Nicolás Maduro, el jueves 16-J en Caracas.

Richardson --político demócrata y exgobernador de Nuevo México-- contó que habló con el Jefe del Estado sobre la posible liberación de varios prisioneros estadounidenses y de otros asuntos humanitarios vinculados a la pandemia del coronavirus. El Gobierno de Donald Trump y el Ejecutivo de Maduro mantienen relaciones tensas desde hace años.

“Lamentamos no haber podido asegurar la liberación de los estadounidenses”, señaló Richardson en un comunicado, agregando que se vio en persona con Maduro después de hablar con él por teléfono el martes14-J  y de reunirse tres veces con Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación y portavoz principal del gobernante venezolano.

Según Richardson, varias familias de prisioneros estadounidenses en Venezuela lo contactaron, lo que provocó su visita al país suramericano que comenzó el lunes 13 de julio.

Entre los ciudadanos estadounidenses encarcelados en Venezuela se incluyen dos exBoinas Verdes, Luke Denman y Airan Berry, arrestados en mayo mientras participaban en una incursión fallida organizada desde  Colombia para derrocar a Maduro.

La misma suerte corren seis ejecutivos de Citgo, la filial estadounidense de la estatal Pdvsa: cinco venezolano-estadounidenses y un residente permanente en Estados Unidos. Los exejecutivos fueron acusados por el Gobierno venezolano de lavado de dinero y asociación para delinquir, entre otros cargos, algo que sus familias niegan.

Fueron atraídos a Caracas para una reunión a fines de 2017 en las oficinas Pdvsa, cuando agentes de seguridad enmascarados invadieron una sala de juntas y se los llevaron.

Richardson, quien se desempeñó como embajador de Estados Unidos ante Naciones Unidas y como secretario de Energía en el Gobierno del expresidente Bill Clinton, realizó la misión humanitaria privada en coordinación con la Casa Blanca. Richardson también expresó su gratitud al Gobierno de Catar por su asistencia.

Más Noticias