Publicidad

Actualizado hace 45 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
10:34 AM / 12/12/2015
Petróleo venezolano en el umbral de los 30 dólares
N. Faría / Agencias
Panorama
Archivo

  Las palabras del presidente de la República, Nicolás Maduro, se hicieron realidad como dijo hacer once meses,  cuando se refirió a que así el precio del barril de petróleo venezolano llegaba a  30 dólares, el Gobierno nacional seguiría cumpliendo con sus compromisos sociales.

Su presagió legó este miércoles pasado, día en que el propio Maduro informó al país que  “el petróleo de la cesta venezolana llegó a 30 dólares por barril”, sin embargo, como antes también agregó que  “ante cualquier dificultad, la revolución saldrá adelante”.

Precisamente, esta información fue reconfirmada ayer a través del informe semanal emitido por el Ministerio del Petróleo, el cual refleja que el barril criollo sigue en caída al ceder  otros 2,81 dólares, para ubicarse en 31,24 dólares.

  “Entre el 7 y el 11 de diciembre, el petróleo venezolano promedió 31,24 dpb, rompiendo el mínimo que había anotado este año de unos 34 dólares”, dice.

Este promedio es el menor valor en los últimos siete años, y representa una evidente  “disminución del flujo de divisas que entra a la economía del país”, donde la renta petrolera aporta  96% de los ingresos extranjeros.   

 Así el crudo venezolano  ha caído 21% en un mes, llegó a su nivel más bajo desde 2008, cuando se desplomó a 28,2 dólares por barril en la semana del 22 al 26 de diciembre, afectada por la crisis financiera global.

En 2014, el promedio anual de la cesta venezolana fue de 88,42 dpb, desde los 98,08 dpb de 2013.   Mientras que en lo que va de 2015 es de 45,55 dólares.

Esta situación ha llevado al Gobierno a percibir un 40% menos de ingresos y por consiguiente a mantener casi cerrada la caja de divisas, donde los tres tipos de cambio Cencoex (Bs. 6,30), Sicad (Bs. 13,50) y Simadi (Bs. 199,98) tienen una aprobación y adjudicación reducida, sobre todo estos dos últimos.  Dejando al imparable dólar paralelo cercano ya a los Bs. 1.000 por billete verde.

La semana pasada, el ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, consideró que el precio del crudo puede volver a perder un 50%, hasta los 20 dólares por barril, porque la Opep no decidió  nada para apuntalarlos.

El también presidente de la estatal Pdvsa hizo esa advertencia tras la 168 conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que terminó  en Viena sin lograrse un acuerdo sobre la oferta conjunta del grupo.

Por su parte, el especialista Pedro Palma en su cuenta twitter escribió:  “el Brent llegó a $ 39,50 y el WTI a $ 36,42. Cesta venezolana debe estar en torno a $ 30,00”.

Mientras en el mercado internacional, ayer la caída de los precios del petróleo dejará de estimular con fuerza el consumo de 'oro negro' el próximo año, según  Agencia internacional de energía (AIE), que augura una elevada oferta de crudo y riesgo de cotizaciones más a la baja.

  La AIE mantuvo el viernes su previsión de demanda mundial de petróleo para 2015, que será de 94,6 millones de barriles diarios (mbd), en alza de 1,8 mbd respecto al año anterior. Pero para 2016, el aumento de la demanda será menor, de +1,2 mbd a 95,8 mbd, indica este organismo en su informe mensual sobre petróleo.

  Entretanto, la decisión la semana pasada de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de mantener su actual nivel de producción, hizo que los precios del barril cayeran por debajo de los 40 dólares —contra 100 en junio de 2014—, algo inédito desde principios de 2009.

  Pero la AIE asegura que “el consumo (de petróleo) alcanzó un tope en el tercer trimestre (de 2015) y el crecimiento de la demanda se ralentizará (...)”, ya que la influencia de la caída de los precios sobre el consumo “empieza a desaparecer”.

  En efecto, la demanda de petróleo está muy vinculada al crecimiento económico: aunque el PIB mundial vaya a crecer un poco más en 2016 que en 2015, las previsiones tienden a ser revisadas a la baja debido a la ralentización económica en los países emergentes.

  “Un contexto macroeconómico excepcionalmente precario también puede reducir la previsión para 2016” de demanda de petróleo, alega la AIE. El organismo recuerda que un endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos podría tener efectos negativos en las economías emergentes, muchas de ellas grandes consumidoras de crudo.

  Al mismo tiempo, la AIE elevó su previsión de demanda de petróleo en China para el próximo año, debido al aumento mayor de lo previsto de las ventas de automóviles. Ello aumentará el consumo de gasolina y refleja un cambio en las orientaciones económicas del gigante asiático, más basado ahora en el consumo interno que en las exportaciones.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS