Pastrana echa a un lado la política y se vuelve un mediador inesperado

El expresidente colombiano, acérrimo opositor de Maduro, le pidió a Duque que coordine con su par venezolano la crisis por la pandemia.

Por:  Redacción Web

En diálogo con La W, el expresidente Andrés Pastrana aseguró que para el manejo de la crisis del coronavirus es necesario que el Gobierno coordine esfuerzos con el gobierno de Nicolás Maduro para impedir la expansión del virus en la frontera.

El exmandatario señaló que "es necesario dejar las consideraciones políticas de lado" e hizo un llamado a buscar cooperación internacional para fortalecer la capacidad del sector salud de enfrentar la pandemia.

La sorpresiva reacción del expresidente  colombiano llega luego de que en los últimos días muchos criticaran el manejo que el Gobierno de su país le está dando al coronavirus en la frontera. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tuvo que acudir a los medios de comunicación colombianos para advertir que había agotado todos los canales institucionales para tratar de comunicarse con la Casa de Nariño, pero nadie pasaba al teléfono.

En entrevista con Caracol Radio, cita la revista Semana, "Pastrana confesó que detesta a Maduro y que este último lo detesta a él. De igual forma, contó que ese odio mutuo que se tienen se lo habían manifestado en persona en el pasado. No obstante, Andrés Pastrana, en un acto de sensatez, está recogiendo el sentimiento de muchos colombianos. La pandemia no sabe de tensiones diplomáticas y no entiende de rompimientos entre gobiernos".

Miraflores responde

En el Palacio de Miraflores, en Caracas, el jefe de Estado venezolano, de su lado, destacó que acepta la propuesta del expresidente colombiano, Andrés Pastrana, para entablar un diálogo con Duque que propicie una lucha conjunta ante esta pandemia.

En el caso del diálogo entre Venezuela y Colombia, se debe afrontar la situación conjunta que se vive en ambos países por el coronavirus. Para ello, se comisiona al Canciller, Jorge Arreaza. "Si se abre una pequeña ventana estoy dispuesto. Que haya que hablar con quién haya que hablar en Colombia para tratar el tema de la frontera para frenar la propagación del Covid-19" fue lo que expresó.

Como el propio Pastrana argumentó, cerrar la frontera no basta. Se trata de un espacio de más de 2.000 kilómetros en el que están identificados más de 300 puntos de entrada y salida. Pero eso, en términos prácticos, cerrar la frontera es un saludo a la bandera.

El expresidente se ofreció a viajar para enfrentar esta situación y afirmó que está dispuesto a servir de mediador entre los presidentes de Colombia y Venezuela. Maduro ha aceptado el ofrecimiento, falta la respuesta de Duque.

No obstante se conoció que Colombia terminó moderando su posición y, aunque de manera indirecta, abrió algunos canales de comunicación con los funcionarios del Gobierno venezolano.

Más Noticias