Operación Gedeón buscaba convertir al país en plataforma para el narcotráfico: Defensa

La diputada de la ANC y dirigente del Psuv, Cilia Flores, aseguró que “el señor Juan Guaidó no se salva de esta”.

Por  Agencias

El ministro para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López, aseguró este jueves 14 de mayo que con la operación Gedeón, las corporaciones de los Estados Unidos buscaban convertir a Venezuela en una “plataforma para el narcotráfico”.

Durante una Mesa de Discusión para analizar desde diferentes aristas el plan de incursión marítima, el máximo representante de la Fanb señaló que estos planes, fraguados en el seno de los Estados Unidos, con respaldo del gobierno de Colombia y el narcotráfico.

Precisó que, hasta la fecha, han sido capturados a 39 desertores de la Fanb, en la llamada Operación Gedeón o intento de golpe del pasado 3 de mayo.

“No se puede calificar como una ‘invasión”, sino una “operación militar muy bien planificada, preparada en territorio extranjero” que contaba con  “la anuencia de políticos traidores de un sector minoritario de la política venezolana”, expresó.

El también vicepresidente sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz subrayó que todos los que firmaron el ‘contrato’ de la empresa Silvercorp USA, en referencia a Juan Guaidó, J.J Rendón y Sergio Vergara “son considerados como enemigos de la Patria”.

“Hay algo que nosotros rechazamos categóricamente en este contrato: el uso de uniformes, la imposición de una autoridad que pretendía venir a ejercer el mando de los hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, dijo.

Pretendían una guerra mercenaria

Por su parte, la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez, señaló que el contrato de Guaidó con Silvercorp fue rubricado bajo las leyes y la jurisdicción del estado de Florida, donde es aplicable la pena de muerte, lo cual garantizaba la impunidad de los mercenarios.

“Por ningunas razones puede llamarse contrato jurídico, porque pretendía generar una guerra mercenaria en el país, y también establecía la anexión que promovía Juan Guaidó a la jurisdicción de EE UU, específicamente al estado de la Florida”, señaló la vicepresidenta.

Señaló que dicho documento, que tenía entre sus anexos asesinar al presidente Nicolás Maduro, “violenta la Carta de Naciones Unidas que prohíbe la fuerza sobre estados soberanos. Quienes firman ese documento ya no son oposición, son delincuentes, están agrediendo a la patria, trataron de llenar de sangre a Venezuela”.

“De esta no se salva”

La diputada de la Asamblea Nacional Constituyente y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Cilia Flores, igualmente acusó al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, de estar al frente de la llamada Operación Gedeón.

“No se salva de esta”, dijo Flores al señalar como verídico el contrato que suscribieron la empresa Silvercorp, del exsoldado estadounidense Jordan Goudreau, con JJ Rendón y Sergio Vergara, asesores de Guaidó.

“El señor Juan Guaidó no se salva de esta, está comprobado plenamente que era él el que estaba al frente y a él iban a poner como comandante en jefe y presidente si cumplían aquí con todos los objetivos. Él era el que iba a liderar a todo este grupo”, señaló Flores.

Flores participó junto a la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez; y los ministros de Comunicación y Defensa, Jorge Rodríguez y Vladimir Padrino López, respectivamente, en un programa especial que transmitió VTV.

Es un contrato criminal

A su vez, el abogado y escritor venezolano Luis Britto García, indicó que el contrato con Silvercorp “es criminal (…) un pacto mafioso además suscrito sin la menor vergüenza por representantes de alguna oposición venezolana,  no creo que toda la oposición esté de acuerdo con esto, y por una empresa privada extranjera, que finge ser privada a pesar que actúa bajo instigación, protección, apoyo y financiamiento de los gobernantes imperiales que hostigan a Venezuela”.

Indicó que la complicidad es una figura jurídica presente en el documento, dado que no se puede instigar a un delito sin ser cómplice de él. “Si uno le paga a alguien, o lo incita, o lo financia para que cometa un crimen, uno es cómplice de ese crimen”, añadió.

Más Noticias