Opep propone recortar 1,5 millones de b/d por coronavirus

En un mercado con exceso de oferta, la situación ha empeorado mucho en las últimas semanas a medida que la epidemia de neumonía viral se propaga por el mundo. 

Por:  Reuters / AFP

Los países productores de la Opep y sus aliados se reunieron este jueves en Viena, donde se acordó, de acuerdo con un comunicado de la organización, proponer un retiro de 1,5 millones de barriles de petróleo. 

En un mercado con exceso de oferta, la situación ha empeorado mucho en las últimas semanas a medida que la epidemia de neumonía viral se propaga por el mundo. 

La Ocde redujo el lunes su previsión de crecimiento mundial para 2020 del 2,9% al 2,4%, después de que la Agencia Internacional de Energía advirtiera de las consecuencias "significativas" del coronavirus para la demanda de crudo.

Por su parte el FMI recomendó el miércoles a la comunidad internacional tomar todas las medidas necesarias para frenar el coronavirus.

El virus tiró por la borda los esfuerzos realizados en diciembre por la Opep y Rusia, que se impusieron cuotas de producción todavía más estrictas para aumentar los precios. 

El precio del barril de Brent del Mar del Norte, la referencia europea, cayó por debajo de los 50 dólares el domingo, un mínimo desde julio de 2017. 

Efectos del Covid-19

La epidemia también altera las costumbres de los ministros y delegados de los miembros del cartel que acuden esta semana a Viena. 

El secretario general de la Opep, el nigeriano Mohammed Barkindo, y el ministro ruso de Energía, Alexandre Novak, han probado el "footshake" (saludarse chocando los pies) en vez del tradicional apretón de manos, según un video difundido por la Organización.

La organización también decidió cerrar excepcionalmente su sede a la prensa, como medida preventiva contra el COVID-19. Los debates de todos modos se celebran a puerta cerrada. 

La organización también limitó "al mínimo estricto" el número de delegados autorizados a entrar en sus locales, "debido al riesgo de salud pública".

Durante la jornada hubo controles de temperatura en la entrada del edificio de la OPEP, igual que en un hotel cercano, convertido en centro de prensa temporal.

Más Noticias