Publicidad

Actualizado hace 336 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
07:59 AM / 09/02/2015
“Marea Socialista” busca crear una nueva izquierda
Maracaibo

“Ni burocracia ni capital, socialismo y más revolución”, es el lema de Marea Socialista, un grupo conformado por cultores, comuneros, sindicalistas, universitarios, miembros de colectivos, intelectuales y académicos de izquierda, fieles seguidores ideológicos del fallecido presidente Hugo Chávez.


El grupo nació en Carabobo y Guayana como una corriente sindical antes de la fundación, en 2007, del Partido Socialista Unido de Venezuela, y luego del llamado de Chávez a crear un partido único se adherieron a la tolda roja como corriente ideológica de izquierda. Hoy en día, tienen núcleos en cada estado del país, incluido el Zulia.


Crítica y autocrítica, principios generales del Psuv, son aspectos que los militantes de “Marea” tienen muy claros. De hecho, desde hace unos meses, y ante la crisis económica que vive el país, se han dado a conocer por sus fuertes cuestionamientos a la gestión del presidente Nicolás Maduro, también presidente de los rojos.


“Somos una corriente de izquierda de militantes del Psuv, porque en el Psuv conviven diferentes tendencias ideológicas, hay corrientes social demócratas, conservadoras, reaccionarias, contrarrevolucionarias, y Marea se identifica de izquierda, sobre todo como otra izquierda, no una stalinista, autoritaria, que es la que está prevaleciendo ahora en el Psuv”, responde tajante el politólogo Heiber Barreto.


Según Barreto, “Marea decide salir a la palestra pública para pedirle al Psuv que rectifique el rumbo que ha tomado porque pareciera que tras la muerte del presidente Chávez también falleció la democracia allí”.
La corriente es liderada por Gonzalo Gómez Freire, su coordinador nacional, quien es investigador, delegado fundador del Puv y es cofundador de Aporrea, que les sirve de ventana para incluso, cuestionar al Gobierno.


Entre las propuestas de Marea al Ejecutivo están la realización de una auditoría ciudadana, pública y autónoma, a los 11 años de control de cambio que —alegan— desfalcaron alrededor de 250 mil millones de dólares a la nación; en segundo lugar, la necesidad de convocar a una constituyente en el Psuv para renovar sus estatutos, “para eliminar las prácticas autoritarias y arbitrarias que se han impuesto”, agregó Barreto; aumentar el impuesto a las ganancias del sector bancario y financiero; y ajustar los salarios.


La corriente se ha ido ensanchando y en el camino ha encontrado aliados y enemigos. Críticos de algunas políticas de Maduro, el exministro Héctor Navarro y la diputada Ana Elisa Osorio, miembros de la Dirección Nacional de la tolda roja e ideólogos del partido, levantaron su voz para cuestionar la salida de Jorge Giordani del Gabinete. Navarro fue sancionado, según dijo, por orden de Diosdado Cabello, vicepresidente de los rojos.


Ambos, Navarro y Osorio, aunque no han expresado abiertamente ser militantes de Marea, sí son aliados y Osorio ha participado en sus reuniones.
Precisamente, Marea consiguió en Cabello a uno de sus críticos. El presidente de la AN expresó, al ser consultado sobre el tema, que Marea Socialista es “un partido aparte, un partido de la Revolución”. Mientras que su coordinador, Gonzalo Gómez, reiteró que es una corriente de peseuvistas.


Nicmer Evans, politólogo y profesor de la UCV, miembro de Marea, dijo que formalmente “somos del partido porque estamos inscritos, pero nuestra segregación es absoluta, a nosotros no nos convocan a reuniones como sí invitan a otras corrientes. Pero a nosotros no nos interesa hablarle a las cúpulas sino al pueblo, y lo que hacemos no lo hacemos para que nos miren bien o mal. (...) Estuvieron a punto de votarnos (del Psuv), pero decidieron inteligentemente no hacerlo porque hubiese sido una torpeza política”.


Para el historiador Luis Britto García en todas las organizaciones políticas hay divergencias, lo que consideró lógico, “pero lo que debe tratar el Psuv es de evitar un fraccionamiento. Muchas de las denuncias (de Marea) han sido muy pertinentes, por ejemplo, la denuncia sobre las compras fantasmas sobre las asignaciones de divisas”.
Pero para el Psuv conseguir la unidad no será tan fácil si no acepta la crítica. Trascendió que para el 2015, Marea Socialista buscará convertirse en un partido más de la “revolución socialista”.

 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS