Maduro pide a los estadounidenses: No acepten una guerra contra Venezuela

En la misiva, denunció  que Trump ha "instrumentalizado las instituciones para alcanzar sus objetivos electorales".

Por  EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirigió este domingo 5 de abril una carta "al pueblo de Estados Unidos" en la que pidió que no acepte "un conflicto bélico, sangriento, de duración indefinida" contra el país suramericano, tal y como, según el mandatario, planea Donald Trump.

Maduro respondió así a la orden dada por el presidente de Estados Unidos de intensificar la presencia naval y militar en las costas de América Latina con el pretexto de "luchar contra el narcotráfico".

En la misiva, el mandatario venezolano recalcó que mientras "el mundo está paralizado intentando controlar una pandemia (por el Covid19)", el Gobierno de Trump "ha ordenado el despliegue militar más grande de Estados Unidos en la región en 30 años con el fin de amenazar a Venezuela".


"Les pido (a los estadounidenses) con el corazón en la mano, que no permitan que su país se vea arrastrado, una vez más, a otro conflicto interminable, otro Vietnam u otro Irak, pero esta vez más cerca de casa", remarcó.
 

Advirtió en el documento que Trump ha "instrumentalizado las instituciones para alcanzar sus objetivos electorales" y que "construye una cortina de humo para ocultar el improvisado y errático manejo de la pandemia" en su país".


Estados Unidos se ha convertido en el país del mundo con más contagios por el nuevo coronavirus, con más de 305.000 casos y alrededor de 8.200 muertos, según el recuento extraoficial del Centro de Sistemas, Ciencia e Ingeniería (Csse) de la Universidad Johns Hopkins (Maryland).

Escalada

Esta carta de Maduro aparece tras el aumento de la tensión en las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos con diversas acciones anunciadas por ambas partes.


Esta semana, el Secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, propuso un Gobierno de transición para frenar la crisis del país caribeño donde se planteaba la creación de un Consejo de Estado del que no formen parte ni Maduro ni el líder opositor Juan Guaidó.


En el planteamiento de Pompeo, este órgano tomaría control del Ejecutivo hasta convocar "elecciones libres".

Días después, Trump dio la orden de duplicar el número de barcos militares para combatir el trafico de drogas en el este del océano Pacífico y el Caribe e hizo especial énfasis en México y Venezuela.

"Estamos desplegando destructores navales, barcos de combate, helicópteros, aviones de la fuerza aérea para labores de vigilancia y patrullas de la Guardia Costera, duplicando nuestras capacidades en la región", afirmó Trump en una comparecencia en la que apareció junto a los militares de su Gobierno.


El siguiente movimiento fue este viernes, cuando Maduro ordenó la movilización de piezas de artillería para hacer frente a un eventual combate armado.

El llamado "Escudo Bolivariano" pretende, en palabras de Maduro, "estar preparados para el combate por la paz".


Otro movimiento de Estados Unidos fue acusar a finales de marzo a Maduro y a una decena de sus gabinete, por presunto "narcoterrorismo" y lavado de activos, algo que desde el Ejecutivo venezolano se rechazó de inmediato. 

Más Noticias