Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
10:50 AM / 28/01/2019
Maduro encara una semana de manifestaciones y ultimátum de Europa
AFP
RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT
AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, enfrentará esta semana una nueva arremetida del opositor Juan Guaidó, autoproclamado mandatario interino que convocó a nuevas manifestaciones, mientras corre el plazo de ocho días que le dieron países europeos para que acepte unas elecciones libres.

Alentado también por un decidido apoyo de Estados Unidos, Guaidó llamó la noche del domingo a una movilización el miércoles para exigir que la Fuerza Armada retire su apoyo a Maduro, y el sábado a una gran marcha de respaldo al ultimátum europeo.

Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda y Portugal dieron plazo a Maduro hasta el 3 de febrero para que convoque a comicios o de lo contrario reconocerían a Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, como presidente interino de Venezuela.

La Unión Europea (UE), sin embargo, fue más vaga y dijo que tomaría "nuevas medidas" si no se convocan comicios en los próximos días, incluido el apoyo a Guaidó.

"Estaremos celebrando ese respaldo inédito de todo el mundo a nuestra causa, pero también contando con que se vence ese ultimátum (...) para lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y convocatoria a elecciones libres", manifestó el diputado.

En una entrevista con la cadena televisiva turca CNN Turk, difundida el domingo, Maduro pidió a Europa retirar su advertencia.

"Nadie puede darnos un ultimátum", expresó, tras lamentar que los europeos se plegaran a lo que denuncia como un golpe de Estado dirigido por Estados Unidos, con el que rompió relaciones diplomáticas.

Guaidó, quien se autojuramentó el pasado miércoles, llamó a nuevas movilizaciones luego de una semana de protestas y disturbios que dejaron 29 muertos y unos 350 detenidos. 

El agravamiento de la crisis ocurre en medio de la debacle económica de Venezuela, con su petrolera declarada en suspensión de pagos y una hiperinflación que el FMI calcula llegará a 10.000.000% este año

- "¡Traidores, nunca!" -

Animado por la deserción del agregado militar en Washington, Guaidó envió a sus seguidores el domingo a cuarteles policiales y militares a distribuir copias de una ley de amnistía aprobada por el Parlamento, aunque sus decisiones son anuladas por la justicia por considerarlo en desacato.

Según el documento, se concederán "todas las garantías constitucionales" a militares y civiles que "colaboren en la restitución de la democracia".

La ley elimina "la responsabilidad civil, penal, administrativa (...) de investigaciones, procedimientos, penas y sanciones" registradas desde el 1 de enero de 1999, abarcando las dos décadas de gobierno chavista.

Guaidó busca quebrar el sostén de Maduro, la Fuerza Armada, que, aunque dice estar unida, muestra fisuras: el sábado, el agregado de Defensa en Washington, coronel José Luis Silva, desconoció a Maduro e instó a los militares a respaldar al autoproclamado presidente interino.

Por su parte, el mandatario socialista se muestra con frecuencia flanqueado por la cúpula militar, que en la última semana le profesó "lealtad absoluta e incondicional" en reiteradas ocasiones. 

"¡Traidores nunca, leales siempre!", arengó Maduro el domingo en ejercicios militares, al pedir a la Fuerza Armada "unión" y "disciplina" para enfrentar el "golpe de Estado" con el que Washington -dijo- busca "imponer un gobierno títere".

El viraje de Silva se sumó a la sublevación, haca una semana, de 27 militares quienes fueron detenidos.

- EEUU aumenta su presión -

Guaidó se autojuramentó luego de que el Congreso declarara a Maduro "usurpador" por iniciar el 10 de enero un segundo mandato considerado ilegítimo por parte de la comunidad internacional, que estima que su reelección fue fraudulenta.

Apenas Washington reconoció a Guaidó, Maduro rompió lazos con el gobierno de Donald Trump y ordenó el cierre de la embajada y los consulados venezolanos en ese país. No obstante, el sábado anunció que ambos países negociarán la apertura de oficinas de intereses.

A solicitud de Guaidó, Estados Unidos dijo no tener planes de cerrar su embajada en Caracas y el domingo aceptó al opositor Carlos Vecchio como encargado de negocios de Venezuela.

El consejero de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, advirtió el domingo que habrá una "respuesta significativa" a cualquier amenaza contra Guaidó o diplomáticos estadounidenses.

Un día antes, la Casa Blanca había llamado al mundo a unirse "a las fuerzas de la libertad" en apoyo de Guaidó, en un reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que Rusia salió en defensa de Maduro.

Además de Estados Unidos, Canadá y una docena de países americanos reconocieron al líder opositor, e Israel y Australia se sumaron este domingo. Rusia y China se mantienen leales a Maduro, al igual que Bolivia, Cuba, Nicaragua, Turquía y Corea del Norte.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS