Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
06:00 AM / 16/08/2016
MUD en el blanco por presunto fraude electoral
Yesibeth Rincón
Panorama
Archivo / Panorama / Referencial

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se encuentra en el banquillo de los acusados en el Tribunal Supremo de Justicia, que evalúa en estos momentos la denuncia por fraude electoral que hiciera el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), hace un mes.

Según el informe técnico presentado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre la evaluación hecha al 1% de las firmas presentadas, existen 10.995 personas fallecidas que aparecen como firmantes, 9.333 personas que no están en el archivo de cedulados, 3.003 ciudadanos entre menores de edad e inhabilitados políticos, y 1.335 venezolanos sentenciados, entre otros, lo que le ha valido al partido de gobierno para denunciar a la oposición por “fraude electoral”.

Por lo tanto, la MUD,  como grupo promotor constituido del referendo revocatorio, está en el ojo del huracán y con la amenaza de ser invalidada como organización política. De acuerdo con las aseveraciones de Jorge Rodríguez, quien preside la Comisión de verificación de firmas,  la “MUD alteró y vulneró el derecho de los venezolanos que participan en la oposición”.

Se añade el informe de validación del CNE, en el que hay 1.326 huellas, correspondientes al 0,33%, que no fueron coincidentes, es decir que no son de las personas que dicen ser y fueron pasadas al Ministerio Público para que abra una investigación.

Vicente Bello, técnico electoral por UNT, dijo que hasta ahora ni el TSJ, ni la Fiscalía  se han pronunciado, ni el CNE ha notificado sobre la averiguación. 

“Las denuncias de forjamiento de identidad son un tema penal y la responsabilidad recae sobre la persona que comete el delito. Jurídicamente, no se puede acusar a la MUD de haber usurpado identidades, además en la evaluación que le hicimos a las firmas nos encontramos que más del 60% de aquellas que han sido denunciadas no están en el RE desde hace más de 12 años; igualmente una parte de lo que revisamos, el 90% son errores del CNE en el proceso de transcripción, en muchas no se escribieron bien los datos”.

La MUD está exigiendo al Consejo que publique el listado con las cédulas de identidad de las firmas objetadas.
Bello agregó que “lo que hay es pura presión, desesperación del Psuv para que el CNE obstaculice el revocatorio”.

De acuerdo con el artículo 2 de las Normas para regular la recepción de las manifestaciones de voluntad de las referendos, las manifestaciones de voluntad son “voluntarias, personalísimas y libres”.

Julio Chávez, dirigente del Psuv y diputado a la AN, dijo que hay más de 8.500 denuncias en Fiscalía y recursos de amparo en el TSJ contra la solicitud del RR. “Estamos convencidos de que debe prevalecer el estado de derecho y se deben hacer respetar la leyes de la Constitución. Si la oposición incurrió en delitos electorales, eso tiene que ser respondido por la justicia. Hay más de 10 mil denuncias en diferentes estados, gente a la que le plagiaron la firma y esto constituye delitos electorales que deben ser penalizados”, expresó.

Por su parte, Wilmer Nolazco, exsecretario general del MEP, coincidió con Bello y argumentó  que “los delitos son de la persona que los cometió, en este caso, de la persona que representó a la MUD en ese momento, o la persona que firmó o que hizo el fraude deliberadamente, pero no recae contra la MUD como persona jurídica”.

Sostuvo que “sería un exabrupto eliminar a la MUD, porque si no hay organizaciones políticas no hay democracia”.

Recientemente, Francisco Ameliach, miembro del buró político del Psuv y representante ante el CNE, expresó su queja pública ante el Consejo porque no ha notificado a la MUD de que hay un proceso de petición de cancelación del partido. 

“El 26 de julio el Psuv solicitó al CNE se iniciara proceso establecido en el artículo 32 de la Ley de Partidos. Está  obligado a notificar a la MUD. Debe notificarle la apertura del procedimiento por fraude electoral”, escribió en Twitter. 

Al tiempo que instó al ente: “Es atribución del CNE pronunciarse sobre la cancelación de la MUD 30 días después de notificada. No se debe retardar la notificación”. Hasta ahora la MUD no ha sido notificada de ese procedimiento.

El artículo 32 de la Ley de Partidos, Reuniones Públicas y Manifestaciones, señala que la disolución de una tolda  se dará “cuando se compruebe que ha obtenido su inscripción en fraude a la ley, o ha dejado de cumplir los requisitos, o su actuación no estuviere ajustada a las normas legales”. La cancelación puede ser solicitada por otro partido, como en efecto lo hizo la tolda roja.

Pero la rectora Socorro Hernández enfatizó que si el Tribunal inhabilita a la MUD, ésta no podrá promover el referendo revocatorio y que el CNE en ese caso acatará lo que decida el TSJ.

Sin embargo, desde la MUD desestiman las denuncias del partido de gobierno y aseguran que no tienen asidero legal y jurídico.

Al respecto, el politólogo y sociólogo Leoncio Pinto coincide en que sería un error eliminar a la MUD. “Yo creo que la MUD no es responsable porque si yo firmé sin ninguna coacción y aparezco muerto eso no descalifica a la MUD ni la inhabilita”.

A juicio de Pinto hay una sobreexposición del Poder Judicial “porque los actores tratan de dilucidar allí los temas que como fuerza no pueden dilucidar, pero si se elimina a la Mesa se cierra cualquier arista para una salida política negociada a la crisis”.

Se desconoce lo que se decidirá en este caso, falta esperar el pronunciamiento de los órganos competentes,  TSJ y Fiscalía.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS