“La pérdida de Citgo es equivalente a la de la Guayana Esequiba”

Jorge Alejandro Rodríguez, ingeniero y experto en finanzas internacionales, considera que la actuación del procurador José Ignacio Hernández fue “una payasada para cazar a incautos”.

Por:  Heilet Morales

Cuando al ingeniero Jorge Alejandro Rodríguez, experto además en finanzas internacionales, se le pregunta por responsabilidades ante el juicio de Citgo apela a un simil de la vida cotidiana: “Un señor iba manejando un carro  y lo chocó, ese señor era Chávez, lo chocó; luego vino el gruero que se llevó al carro, pero se le soltó el carro en el camino, y lo desbarató, ese es Maduro. Pero entonces llegaron unos tipos que dijeron: 'Nosotros nos lo vamos a llevar para latonearlo' y mentira... lo que tenían era un picadero de carro, eso es lo que ha hecho el señor procurador Hernández con la connivencia de la directiva de la Asamblea Nacional”.

En medio de una polémica acusación del Ejecutivo contra José Ignacio Hernández,  ahora exprocurador designado por la Asamblea Nacional, Rodríguez demanda acciones en el seno del Parlamento, especialmente por el manejo del caso Citgo.  

“La situación de Venezuela es muy precaria en estos momentos, el procurador  especial designado nos comunicó a los venezolanos el día de ayer, o anteayer, que había renunciado hace tres semanas, sin embargo hace dos semanas fue interpelado por la Asamblea Nacional, por la comisión de Energía y no les negó nada a ellos de que había renunciado (…) se le olvidó comentar ese detalle, ‘no me interpelen a mí porque ya yo no soy el procurador’, esto ha sido una gran ‘zanganería’ para esto no hay un término técnico, es una gran sinvergüenzura”.

En relación con el caso de Citgo en los tribunales agrega: “Lo que los norteamericanos están evitando es que se venda Citgo y Maduro   reciba el dinero, pero si se vende Citgo y el dinero lo reciben unos norteamericanos o unos europeos pues no hay ningún problema”.

— Con la decisión de la Corte Suprema de EE UU y la del juez de Delaware que le da “play” a la demanda de Cristallex contra Citgo, sin embargo, la oposición venezolana le pidió al juez posponer la venta de Citgo, ¡en qué está en este momento lo que tiene que ver con el juicio por Citgo?

—  Ese juicio se encuentra ya en sus etapas finales y definitivas. Contra los venezolanos se ha dictado una medida de embargo, de  esa medida  Pdvsa ya fue notificada y se han agotado todos los pasos legales para que esa medida se lleve a cabo, esto es un embargo  (…) es alguien que va a tomar posesión de una propiedad, pero como es una propiedad tan compleja que incluye plantas, tres refinerías y una cantidad de poliductos, estamos hablando de que uno de cada diez barriles de petróleo que se refina en EE UU lo refina Citgo, entonces es algo que para el Gobierno norteamericano  debe manejarse con mucha prudencia porque ellos no quieren ningún tipo de interrupción o de sobresalto en Citgo.

Dicho esto, la situación de Venezuela es muy precaria en estos momentos, el procurador  especial designado nos comunicó a los venezolanos el día de ayer, o anteayer, que había renunciado hace tres semanas, sin embargo, hace dos semanas fue interpelado por la Asamblea Nacional, por la comisión de Energía y no les negó nada a ellos de que había renunciado (…) se le olvidó comentar ese detalle, ‘no me interpelen a mí porque ya yo no soy el procurador’, esto ha sido una gran ‘zanganería’ esto no hay un término técnico para esto, una gran sinvergüenzura.

Venezuela  viene de un proceso traumático con la administración de Hugo Chávez con estos activos, posteriormente con la administración de Maduro de los juicios, que fue por demás deficiente (…) en el último año y medio cuando muchos venezolanos teníamos confianza de que frente a la Asamblea Nacional se iba a proceder a una reinstitucionalización y a preservar una serie de propiedades de los venezolanos que son necesarias para la reconstrucción y el relanzamiento de Venezuela para la prosperidad  de los venezolanos, bueno sencillamente hemos sido defraudados, engañados.

No solamente usted y yo, sino los propios diputados. Para poner las cosas en contexto, la primera reunión formal que tuvimos con la Asamblea Nacional fue con la comisión de Energía, presidida por el diputado Elías Matta, de Un Nuevo Tiempo (UNT),  fue el 6 de junio del año pasado. Hicimos una exposición larga, con documentos, en la cual le explicamos a los diputados toda la grave problemática que existía con Citgo y con la presencia   de este procurador.

 Informamos de los compromisos que tenía este procurador con las empresas que estaban demandando a la República, del conflicto de interés que existía de parte del procurador, de por qué era inaceptable de acuerdo con la legislación norteamericana y  la venezolana, que ese señor tuviera parte en este juicio, es decir; ya en esa interpelación que se me hizo a mí, personalmente, quedó muy claro todo esto y el diputado Matta, presidiendo la comisión, estuvo de acuerdo en una propuesta del diputado Jorge Millán, de PJ, y de Óscar Ronderos, de AD, de llevar adelante una investigación.

A esa investigación se opuso el diputado Luis Stefanelli, de VP, quien reiteraba su confianza en el procurador y en todos los nombramientos que había hecho la AN por vía de Juan Guaidó.

Pero aun así se aprobó, los diputados dijeron que ellos habían estado sorprendidos por esa información y que habían nombrado al señor Hernández desconociendo todas estas cosas.

Esta interpelación se dio con el compromiso de no hacerla pública fue a puerta cerrada por lo delicado del tema y porque lo que no se quería era politizar el tema, que cayera en discusiones estériles y acusaciones que no llevan a ningún lado y nos dimos un compás de tres meses para continuar, ese fue nuestro compromiso con la comisión.

Entonces en  agosto no se nos había comunicado ningún avance e hicimos pública la interpelación de junio y procedimos a hacer una denuncia formal ante el Departamento  de Justicia de EE UU, el 8 de agosto, y hasta la fecha no hemos tenido ninguna comunicación del Departamento de Justicia, en esto es muy importante que el embajador James Story, que ha estado muy pendiente de Venezuela en los últimos días, de hecho se le preguntó por los 600 millones de dólares de Venezuela que habrían  sido usados para construir el muro para separarse de México, y él dijo que había que preguntarle al Departamento de Justicia, ya que él propone eso, que le pregunte también al Departamento de Justicia qué ha pasado con la averiguación que solicitamos los venezolanos de la relación entre Cristallex y el procurador, relaciones que no son válidas, legalmente hablando, que son ilegítimas, espurias, indeseables.

—  Usted en esa comparecencia ante la Asamblea de junio del año pasado declaró que la Procuraduría había rescindido la defensa de casos en manos de una licencia de la Ofac y reclamaba esa actitud cuando la tarea de la procuraduría era defender a los intereses de la República, usted puede aclararnos ¿cuál fue el rol de la Procuraduría que denunció?

—  Ese es una de los aspectos importantes en ese momento con el que se le demostraba a los diputados el poco profesionalismo con el que se estaba manejando el tema. Se señaló lo que usted subraya, el procurador le pide al Gobierno norteamericano que emita ciertas medidas, él no pide ni siquiera una protección y lo que se nos otorga no es una protección, eso es mentira que teníamos una orden de protección, tenemos es una orden de bloqueo contra el Gobierno de Maduro, es muy distinto que se esté bloqueando a Maduro a que se esté protegiendo a Venezuela.

Lo que los norteamericanos están evitando es que se venda Citgo y Maduro reciba el dinero, pero si se vende Citgo y el dinero lo reciben unos norteamericanos o unos europeos pues no hay ningún problema (…)

De cara a ese aspecto técnico que usted bien señala, la excusa era que se necesitaba una orden para ahorrarnos el dinero del juicio, para no seguir gastando en abogados, cuando los juicios siguen, inclusive teniendo una orden de protección el juicio sigue y hay que seguirle pagando a los abogados, porque la orden de protección lo que evita es que, eventualmente, si hay una parte de ejecución que necesite protección lo esté, pero el juicio puede tener otros resultados que no requieran de protección.

Fue una defensa, como todas las que hizo el procurador, eran una payasada para cazar a incautos (…) Ahí es donde uno ve la mala fe (…) no es que Pdvsa sea dueña de Citgo directamente, la República de Venezuela es la accionista mayoritaria y eso se materializa a través de la Asamblea de accionistas de Pdvsa.

Explico: la junta directiva de Pdvsa a su vez debe nombrara los accionistas de una empresa que se llama PDV Holding, que queda en EE UU, y la junta directiva de PDV Holding debe nombrar a la junta directiva de Citgo Holding y esta a su vez debe nombrar a las juntas de las empresas de refinación, de transporte y de poliductos y cada uno de esos pasos debe ser independiente del anterior, eso es jurídicamente muy importante dentro del juicio que Cristallex lleva contra nosotros y este es un aspecto técnico que este procurador fue el el que asesoró a Cristallex al respecto, él recibió pagos de Cristallex a tal efecto.

Pero entonces  el procurador le dice a la Asamblea Nacional, a sus diputados, que procedan a nombrar las juntas directivas ellos directamente, los diputados de buena fe lo hacen, unos de buena fe y otros para mí en complicidad con esta estrategia para expoliar al país, hacen esta acción y no había pasado una semana y media cuando ya estaba Cristallex con los nombramientos llevándolos ante la corte, consignándolos y diciéndoles: ‘Fíjese usted, señor juez, cómo los venezolanos no saben manejar una empresa, fíjense cómo no le hacen caso a las reglas que se deben tener, fíjese usted que Guaidó es igual o peor que Chávez, igual o peor que Maduro’, estas no son palabras mías, son palabras que pone Cristallex en el juicio por las órdenes que le dio el procurador a la Asamblea Nacional.

—  Usted está diciendo que la decisión de esta Asamblea Nacional de nombrar la directiva de Citgo abonó a la tesis del alter ego entre el Estado y Pdvsa que ya había sentenciado el juez anteriormente?

—  No lo digo yo, lo dice la sentencia que da el juez a finales del mes de julio, cuando se produce una sentencia con respecto a ese aspecto en particular del juez Stark, quien dice sí, obviamente Cristallex tiene razón sobre lo que hicieron los señores de Citgo. Lo que hizo la Asamblea Nacional es algo inaceptable, esto es inaudito, esto es inaudito.

— En este contexto que usted describe ¿cuáles son las posibilidades reales que tiene la República para sostener el activo de Citgo?

— Una sola posibilidad, se lo dijimos en junio en esa interpelación, se los hemos repetido a través de los medios y se lo hemos repetido por vía escrita a la Asamblea Nacional.

Hay que denunciar el engaño, el fraude que cometió el procurador contra la Asamblea Nacional al ocultarle sus relaciones con todas estas empresas demandantes contra la República y por esta vía de mostrar ese fraude que se cometió contra la Asamblea Nacional,  que la llevó a tomar decisiones que incidieron de manera negativa en el juicio y que además muestran que Venezuela estaba indefensa porque el abogado que debía hacerlo tenía un interés muy claro que lo manifestó en el juicio por la vía de los hechos, contra los intereses de la República.

Entonces, que un grupo de diputados venezolanos tome eso con firmeza, con compromiso venezolano, tomen esos hechos y lo llevemos, de hecho ya lo tenemos adelantado, una comunicación al juez Stark poniendo en autos e informándole de esta situación para que la misma se revierta y volvamos al juicio como estaba en el momento que fue nombrado el señor Hernández, en enero del año 2019.

Esa es la única solución y en esto los zulianos tienen una responsabilidad muy grande, hay que hacerle entender esto a uno de los diputados que mejor conoce del caso y con cuya actuación en este momento yo estoy un poco confundido, es el caso de mi estimado Elías Matta.

Él se comprometió el año pasado a llevar adelante una investigación, hace dos semanas dio una declaración que me dejó sorprendido, apoyando al señor procurador, pero yo no dudo de que viendo lo que sacó la señora Delcy Rodríguez y viendo todas las cosas que se han sabido en las últimas dos semanas, estoy muy seguro de que una persona como Elías Matta puede tomar acciones con esto, él y otros diputados comprometidos con Venezuela, como el caso de la diputada Nora Bracho (…) Esto tiene que ser una cuestión que no puede ser partidista porque igual deben sumarse con los diputados del Psuv, los únicos que yo veo difícil que puedan incorporarse a esto porque han mostrado complicidad con el señor Hernández, como el caso del diputado Stefanelli que defendió a su hermano “nacho” a su gran amigo, pero en esos términos no se pueden defender los intereses de la República.

—  ¿Usted cree que en el seno de la comisión haya la voluntad política necesaria para acometer lo que está planteando?

—  Mire he aprendido que en la política no es lo que uno piensa, sino lo que uno vea. Me remitiré a los hechos, tengo elementos para esperar que un diputado como Elías Matta, que ha tenido una carrera parlamentaria tan dilatada, venga a enterrar esa carrera parlamentaria hundiéndose con la perdida de Citgo que es equivalente a la pérdida, hace 120 años, del territorio de la Guayana Esequiba.

Si se quiere pasar a la historia montado en esa carroza fúnebre, eso es decisión de cada quien, pero me costaría creerlo. Un hombre como Enrique Márquez, colega electricista, cómo Enrique no va a tomar posición con respecto a esto, y estoy simplemente hablando de los diputados del Zulia con quienes tengo trato.

— La vicepresidenta hizo una acusación, denunció una colusión entre el presidente del Banco Mundial y el procurador Hernández, eso ¿cómo juega en todo este tema de Citgo?

—  Eso tiene varios aspectos, porque lo primero que alguien podría decir, sin estar informado del asunto, es: qué bueno que esta persona está hablando y se está moviendo para lograr unas ventajas para la República, esa puede ser una primera reacción; pero cuando empiezas a valorar cuáles fueron los resultados en esa gestión, por ejemplo, uno de los resultados de esa gestión es que Venezuela tiene dos representantes, eso es como si te estuvieras divorciando con dos abogados, uno que puso usted y el otro se lo puso su suegra, los dos son suyos, pero yo creo que usted va a salir bastante mal en ese divorcio, así, ni el colchón se va a llevar.

Son cosas que uno se permite hacer un chiste, pero esto no hay manera de explicarlo de una manera seria porque no es algo serio. Es serio en sus consecuencias, pero es de una ‘chambonada’ porque no puede ser que me defiende uno y otro, pero las acusaciones son distintas, vamos a suponer que el representante 1 de la República de Venezuela pide una cosa: pide que el juicio se paralice. El representante 2 pide que se haga una experticia, a cuál se le hace caso.

Pero para cerrar eso sí que es algo muy grave dentro del Banco Mundial porque no puede ser que un directivo del banco esté incidiendo para estas cosas, esas son instancias en las cuales se respetan mucho las instrucciones de los comité, eso debe ser un escándalo en las oficinas de ese banco, escuchar esa grabación.

— En toda esta historia, la de Citgo, usted ha descrito la responsabilidad de un sector del país, pero está el Gobierno, ¿cuánta responsabilidad hay en este estado de cosas de uno y del otro?

—  Un amigo me puso un ejemplo que a mí me pareció muy simpático y que puede ilustrar esto: un señor iba manejando un carro  y lo chocó, ese señor era Chávez, lo chocó; luego vino el gruero que se lo llevo al carro, pero se le soltó el carro en el camino, y lo desvarató, ese es Maduro. Pero entonces llegaron unos tipos que dijeron: 'Nosotros nos lo vamos a llevar para latonearlo' y mentira... lo que tenían era un picadero de carro, eso es lo que ha hecho el señor procurador Hernández con la connivencia de la directiva de la Asamblea Nacional.

—  Al margen de Citgo hay muchísimas otras demandas que enfrenta la República, ¿cuál es la otra demanda, aparte de la que reclama a Citgo, que tendría que preocupar más a la República?

—  Son un rosario de demandas, pero hay una demanda que yo apostaría que es la demanda más grande que existe en cualquier juzgado de todo los Estados Unidos. Que curiosamente no es contra Venezuela, sino que es de Pdvsa contra unos elementos de corrupción, de unos 30 mil millones de dólares. ¿Quién era el abogado de los demandados contra la República?, quién defendía a los que habrían esquimado a  la República, dígame usted?

—   Dígamelo usted…

— El procurador. Él formó parte de ese juicio también, formó parte del juicio de Owens Illinois contra Venezuela es una y otra cosa que, como le digo, la reacción de los diputados Ronderos, Millán y Matta en junio fue que esto hay que investigarlo, que esto no puede ser.

Me hubiese gustado escuchar completa la interpelación del señor Hernández, más allá de lo que sacó la señora Rodríguez (Delcy, la vicepresidenta), para saber qué respondió, qué dijo, cómo argumentó ante cosas tan gruesas, porque uno escucha las respuestas que este señor dio de las pocas que se publicaron en una interpelación que debió ser extensa y uno dice esto no puede ser.

— Él no negó ninguno de los señalamientos, ha cuestionado más bien que se filtrara…

—  Cómo puede hablar uno que la Asamblea Nacional filtre algo si todo lo que se hace ahí es público. Es el más importante de los poderes públicos, no es un poder privado. Es ridículo decir: ‘Yo estuve engañándolos y son unos malucos porque ahora se lo dijeron a todo el mundo’ (…).

—  En su condición de ingeniero eléctrico quiero consultarle por el crédito de la CAF y el acuerdo que no se dio entre Gobierno y oposición para aliviar la crisis eléctrica, ¿qué podemos esperar de una clase política, de un sector y del otro, que ni siquiera puede ponerse de acuerdo en un tema como ese?

—  Ahí hay que ver quiénes son los que se opusieron a eso. Debo hablar en primera persona en esto, a principios del mes de marzo me reuní con el Grupo de Boston y fui al programa de Macky (Arenas) y Manuel Felipe Sierra en Globovisión y expuse una propuesta que se llamaba luz por petróleo en la que estaba  el proyecto de la subestación y el cableado desde la Costa Oriental, el mantenimiento de Termozulia y otras cosas.

No habían pasado dos semanas cuando la diputada Nora Bracho tuvo la gentileza de convocarme a la comisión de administración y Servicios en la cual le explicamos esto en detalle y ella empezó a motorizar todo este asunto, el diputado Enrique Márquez se montó también en este tema con el Grupo de Boston esto de hecho avanzó, los diputados de UNT lo hicieron, pero quiénes bloquearon esto: La presidencia de la Asamblea Nacional.

Hay un diputado del Psuv, Francisco Torrealba, que muy lejos de ser amigo mío, y dos diputados militares de la constituyente que dijeron de mí cosas para preocuparse por uno mismo, que lo apoyaron, lo fundamental de este asunto es que esos factores lograron un acuerdo, es decir, UNT, Avanzada Progresista, el Psuv, AD, lograron un acuerdo, una parte de Primero Justicia estuvo de acuerdo con esto; ahí hubo un solo factor,  el extremista, a quienes no se les va la luz, quienes están en Washington o quienes reciben órdenes de Washington los que se opusieron a ese acuerdo que no creo le hubiese solucionado el problema al Zulia, pero se lo hubiese alividado (…).

Ese desacuerdo retrata las miserias políticas de un pequeño grupo poderoso que se señoreó de la voz de la oposición venezolana y que lo que ha hecho es agravar más la situación de por sí terrible que vivía el país que ya venía viviendo una situación terrible como consecuencia de las políticas de Nicolás Maduro, pero esta gente lo que ha hecho es empeorar esta situación.

Mal podríamos decir que es la oposición, no es quienes hacemos vida en la oposición, no es quienes tenemos veinte y tantos años haciéndole frente a este Gobierno o a esta revolución, no; son pequeños grupos  que a lo mejor en diputados serán 10 o 15 con un buen financiamiento del cual no rinden cuentas el que está haciendo de las suyas.

—  En un país como el nuestro, con un quiebre económico, ¿cuánto vale un acuerdo político de cara a las próximas generaciones de los venezolanos?  

—  Lo vale todo porque esto es algo que se hizo eterno para muchos venezolanos.

La semana antepasada vi morir a quien fue prácticamente mi padre, un hombre que fue gerente de la refinería de Bajo Grande, petrolero de toda la vida, fue la persona que me crió. Sin ningún tipo de esperanza de ver ir a esta gente del poder, viendo a lo que fue el fruto de su trabajo, Pdvsa, un remedo de lo que fue, los nietos todos en el extranjero y eso se repite familia tras familia, es decir, no hay una familia venezolana que no tenga un primo en Perú que estaba medio ayudando, pero que ahora más bien hay que ayudarlo para ver cómo se regresa porque allá lo han maltratado (…)

No hay semanas en que no veamos que matan a una venezolana porque la meten en redes de prostitución, de trata de blancas y esos son fenómenos sociales, en cada uno de esos hechos tenemos responsabilidad, no culpa, sino responsabilidad quienes tenemos vida en la política porque  dejamos de hacer cosas o las hacemos por conveniencia o por compromiso político y no ponemos primero en dimensión el compromiso con el país, con la colectividad, porque la política no es para santos, los santos están en las iglesias, pero tampoco es para bandidos porque los bandidos tiene que estar presos.

Venezuela está en manos de dos bandas y, de nuevo, en cada uno de esos sectores hay venezolanos comprometidos, así como te he referido el nombre de todos esos diputados que a mí me merecen confianza, yo no conozco la vida política del Psuv en el Zulia, pero ahí tienen que haber personas  a las que les duela Maracaibo, pero uno puede pensar que quienes quieren lo mejor para el país a lo mejor no son las personas que están tomando las decisiones y eso es responsabilidad de todos.

Más Noticias