Publicidad

Actualizado hace 17 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
09:47 AM / 23/08/2018
La intervención del Estado y pocas divisas atentan contra el Dicom
D. Rodríguez
Archivo

El nuevo esquema de oferta de Divisas complementarias (Dicom) anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, tendría serios problemas para su funcionamiento ante la ínfima cantidad de divisas que se transarían en el mercado y que vendrían de privados o personas naturales. Así lo aseguraron ayer economistas y expertos, al coincidir que la ausencia de dólares “oficiales”, pero la supervisión del Estado, le quita “entusiasmo” al mecanismo mejorado.

El Gobierno nacional anunció que las subastas del Dicom serán tres por semana hasta noviembre y que en diciembre serán diarias, manteniendo la condición de que el Banco Central de Venezuela (BCV) no venderá u ofertará divisas en el sistema.

En rueda de prensa el pasado martes, el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, informó que el Estado dejará de colocar sus divisas oficiales en el Dicom y el sistema funcionará con  los dólares que coloquen o transen las personas que participen en las subastas.  “El Gobierno bolivariano elimina la asignación de divisas”, dijo. 

Las nuevas condiciones contemplan que las personas naturales podrán comprar hasta un máximo de $ 500 mensuales; y las personas jurídicas hasta $ 400.000 mensuales, o su equivalente en otras divisas. Zerpa también aclaró que toda la banca nacional, pública o privada, podrá recibir divisas del menudeo para cambiarlas a bolívares soberanos a personas naturales, nacionales o extranjeras, pero “no podrán venderlas”. 

Los economistas coincidieron que bajo estos parámetros el control cambiario aún se mantiene y el nuevo Dicom no es un sistema “abierto”, transparente y confiable.

El presidente de Datanálisis y economista, Luis Vicente León, aseguró en su cuenta en twitter que “la única manera de eliminar el mercado negro es garantizar que la tasa de cambio esté fijada por oferta y demanda. No pueden haber restricciones, ni barreras a la compra, venta y precio de la divisa. Cualquier alteración mantiene vivo al mercado negro y sus distorsiones”.

Advirtió que “la economía es un río rebelde. Si los agentes económicos (personas jurídicas y naturales) no pueden acceder libremente a comprar y vender divisas a un precio puro de mercado no estaríamos en presencia de un mercado dual sino triple, porque el paralelo seguirá vivito y coleando”.

Otros como el economista Carlos Javier Maldonado coinciden en que el Dicom “no luce como un mercado efectivo y transparente. El paralelo sigue estando muy por encima de la divisa oficial (Bs.S 60) y ya no habrán dólares oficiales. ¿Qué empresario colocará sus dólares en ese sistema? ¿Qué garantía hay que esos recursos en verdad se transen en la subasta?. Creo que el nuevo Dicom será un fracaso porque el Estado seguirá interviniendo”, señaló.

Ayer, el BCV dio los resultados de la primera subasta Dicom con el nuevo mecanismo y, extraoficialmente, se conoció que la tasa quedó en un precio invariable de Bs. 60 por dólar (6.000.000 de bolívares).

Sobre esto, Asdrúbal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica, aseguró en su cuenta en twitter que “viendo los resultados de la subasta del Dicom de hoy tenemos en frente otro esquema inoperante que poco puede hacer para estabilidad el mercado cambiario. El mercado paralelo seguirá gozando de buena salud”.

Similar reacción tuvo el economista Alejandro Grisanti, quien añadió, en la misma red social: “Ya salieron los resultados de la primera subasta de divisas del Dicom.  A pesar de la fuerte devaluación de los últimos 3 días, el supuesto Petro no se mueve y nos deja un tipo de cambio implícito de BsS 60/$ o Bs.F 6mn/$. Comprobado que no hay cambio de rumbo. Más de lo mismo”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS