Publicidad

Actualizado hace 357 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
11:00 AM / 08/06/2019
Importación de combustible y diluyentes para la gasolina bajó un 31%
D. Rodríguez / Reuters
Agencias

Las importaciones venezolanas de combustible y diluyentes cayeron a 137.500 bpd, muy por debajo de los más de 200.000 bpd recibidos en marzo y abril. La caída es de un 31% y se refleja en las largas y kilométricas colas de vehículos en buena parte de las estaciones de servicio en Venezuela para abastecer de un poco de gasolina de 95 o 91 octanos.

El gobierno de Estados Unidos en marzo pidió a algunas empresas petroleras y comerciantes del mercado que detuvieran los envíos de gasolina y diluyentes a Venezuela. En mayo, también les solicitó paralizar las exportaciones de combustible para aviones a ese país.

En lo que va de año, Venezuela ha importado cerca de 190.000 bpd de productos refinados, incluida la nafta pesada que utiliza Pdvsa para diluir su petróleo pesado y extrapesado de la Faja del Orinoco, así como gasolina, diesel y gas licuado de petróleo, según los documentos y datos.

Largas y kilométricas colas de vehículos colman las estaciones de servicio en Venezuela para abastecer de un poco de gasolina.

 

 

La mayoría de los cargamentos de combustible han sido suministrados por Rosneft, Reliance Industries de India; Repsol y PetroChina, una unidad de China National Petroleum Corporation.

José Sangronis, experto en el sector petrolero, pronosticó que en el presente mes de junio las importaciones venezolanas de combustible, diluyentes y aditivos bajarán a menos de 100.000 bpd “porque las sanciones de Estados Unidos hacia Pdvsa y el Gobierno de (Nicolás) Maduro serán más fuertes. No es de extrañar que las importaciones de diluyentes llegue a cero y se llegue a un colapso total de escasez de gasolina”.

“Fabricar gasolina de 95 y 91 octanos necesita de productos especializados que provienen exclusivamente del extranjero, en especial, de Estados Unidos y no se fabrican acá. Estados Unidos hace poco vendía a Petróleos de Venezuela nafta pesada, destilados, diluyentes, componentes, aditivos y crudo ligero que la compañía usa para diluir y hacer manejable el petróleo extrapesado de la Faja del Orinoco”.

Luego agregó: “A Venezuela el embargo petrolero le está pasando una fuerte factura y el tema de la gasolina es crucial, porque eso es lo que mueve al país. El 80% del parque automotor nacional se mueve con gasolina y diésel y un pequeño porcentaje aún usa GNV”.

Diversas empresas han cedido a las presiones estadounidenses para no despachar diluyentes al país. El caso más conocido es el del último proveedor, la empresa India Reliance Industries.

 

Diversas empresas han cedido a las presiones estadounidenses para no despachar diluyentes al país.

 

 

El 29 de enero Venezuela recibió el último despacho de nafta a cargo de Reliance en el puerto de Jose, en el oriente venezolano, según Refinitiv Eikon, una firma energética especializada en refinación de crudo.

Recientemente, la Cámara de Comercio en su informe mensual del mes de mayo aseguró que la producción de combustible en todo el territorio nacional, según cifras internas, se ubica alrededor de 70 mil barriles diario.

“Esto no cubre ni el 25% del consumo que se necesita en Venezuela diariamente. Mientras esta situación no sea resuelta, cada día cerrarán más empresas”, dijo la Cámara de Comercio.

Los únicos datos disponibles de Pdvsa indican que para 2016 la demanda interna de combustible se ubicó en 230.000 barriles por día, una cifra baja si se compara con los datos de 2014: 283.000 bpd.

Los números también revelarían un descenso de un 69,5% en los últimos tres años.

Y esto se observa a diario en las estaciones de servicio y bombas, en especial, las del estado Zulia en donde los usuarios tardan hasta tres días en colas kilométrica para poder adquirir un máximo de 30 litros de gasolina.

El pasado jueves, trabajadores petroleros, durante una protesta en la ciudad de Caracas, aseguraron que las existencias de gasolina en Venezuela se agotarán en un mes por la grave situación que se vive en las refinerías venezolanas y la escasez de componentes y aditivos para fabricar el combustible.

El despacho de cambustible para el mercado interno ha disminuido con el paso de los años, según los datos de Pdvsa.

 

 

“Aquí hay gasolina para un mes”, dijo Luis Hernández, director del Frente de Trabajadores Petroleros de Monagas, y alertó de que va a haber desabastecimiento total. También advirtió que la casi totalidad de las seis refinerías que hay en el país están totalmente paralizadas, colocó como ejemplo el Complejo Refinador de Paraguaná (CRP) que está trabajando al 10% de su capacidad.

Otro trabajador del CRP indicó, a este medio, que “próximamente desaparecerá del mercado la gasolina de 95 octanos, solo quedará la de 91% por no se cuenta con los componentes necesarios para hacer las dos presentaciones que se venden en el mercado interno. La situación irá empeorando con el correr de las semanas por el tema de la merma de las importaciones de los productos para la gasolina”.

A la fecha, el ministro para el Petróleo y presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, no ha informado sobre cuál es el nivel de producción y de inventarios de carburantes para las próximas semanas en el mercado venezolano, mientras tantos las colas en las estaciones siguen creciendo y, además, se siguen sumando estados en el que se viene aplicando el plan de suministro de combustible, a través del número de placa.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS