Infografía / Entrenando con el enemigo: los casos de abuso sexual más sonados del deporte

En algunos casos el esfuerzo y la constancia es una pequeña parte de lo que estos deportistas tuvieron que dar para llegar a la cima. Cansados de estar en silencio, decidieron contar sus historias al mundo.

Por:  Serena Di Zazzo

Constancia, disciplina y largas horas de entrenamiento son lo que se requiere para poder llegar a lo más alto en el mundo del deporte, pero en algunos casos los deportistas tuvieron que hacer mucho más que esforzarse y sacrificarse por llegar a la cima y ahora decidieron contar su historia.

Las integrantes de la Federación de Gimnasia de los Estados Unidos fueron víctimas durante años de los abusos cometidos por Larry Nassar, médico del equipo desde 1998.

Durante 17 años Nassar se aprovechó de 140 jóvenes, hasta 2015, cuando fue despedido de su cargo como médico del equipo de gimnasia.

Larry Nassar se declaró culpable de haber abusado a más de 140 jóvenes

Simone Biles, cuatro veces medallista olímpica, fue una de las víctimas. “No es normal recibir tratamiento de un médico de confianza del equipo y referirse a él horripilantemente como el tratamiento especial”, aseguró Biles en una carta abierta a través de su Twitter en enero de 2018.

Simone vivió una constante pesadilla, mientras cumplía su sueño. “Me rompe el corazón pensar que mientras trabajo por mi sueño de competir en Tokio 2020, tendré que regresar al mismo centro de entrenamiento donde abusaron de mí”, aseguró.

Aly Raisman, ganadora de tres medallas en Londres 2012, también cayó en la trampa de Nassar y fue la primera en denunciar. Gabby Douglas, McKayla Maroney y la propia Simone Biles, siguieron a su compañera.

 “¿Por qué la sociedad hace que los sobrevivientes nos sintamos tan temerosos de contar nuestras historias?”, se preguntó Raisman e indicó: “los abusadores deben ser los que sientan vergüenza y culpa y ser juzgados, no los sobrevivientes”.

El acusado recibió 60 años de prisión al declararse culpable por cargos federales de pornografía infantil, fue sentenciado a cumplir entre 40 y 175 años de prisión por siete cargos de conducta sexual criminal.

Hasta Colombia llegaron los abusos

En la selección femenina de fútbol sub 17 de Colombia presentaron en la fiscalía los abusos sexuales que sufrieron durante 2017 por Didier Luna y Sigifredo Alonso, técnico y preparador físico del equipo, respectivamente. Dos futbolistas  junto a Carolina Rozo, fisioterapeuta del equipo, fueron las llevaron el caso a las autoridades.

Rozo contó su experiencia. “En los desayunos y en las cenas, en el momento de saludarnos, me abrazaba, me apretaba y me decía cosas al oído con morbosidad”, relató Carolina.

“Empiezo a notar que el señor tiene la misma cercanía con las deportistas. Les tocaba la cola, les cogía la cara”, señaló tras ser testigo de lo que sufrían las jugadoras.

Ella expuso su caso ante los jefes superiores que dejaron la situación como estaba sin ponerle un alto. “Ellos me dijeron que están en desacuerdo y que van a hablar con los directivos o con el jefe directo del señor Luna, pero nunca pasó nada más”, explicó Rozo.

Didier Luna, acuso de abusos sexuales a las jugadoras de la selección colombiana

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, rechazó a través de un comunicado, cualquier situación similar que pueda suceder contra niños y niñas: “No vamos a aceptar ningún tipo de tolerancia”. También expresó su descontento con cualquier acción que perjudique a las jugadoras.  

James Rodríguez y Radamel Falcao, en representación de los jugadores de la selección Colombia de mayores, emitieron un comunicado en el que condenan radicalmente los hechos.

Dentro de la comunicación rechazaron “cualquier acto que vulnere la integridad física, mental o emocional de una mujer”, además señalaron el absoluto respaldo a sus “compañeras de la selección Colombia femenina”. Asimismo exigieron que se hagan “a la brevedad las investigaciones pertinentes por los organismos judiciales”.

A través de un comunicado conjunto con Conmebol, la Fifa rechazó la violencia de género y advirtió a la Federación Colombiana de Fútbol que hará seguimiento a medidas de protección.

Colombia salpicada de punta a punta con escándalos

En una entrevista con la radio colombiana W, los árbitros Hárold Perilla, Carlos Chávez y Julián Mejía, señalaron que Óscar Ruiz e Imer Machado abusaron sexualmente de ellos, La denuncia fue introducida en la Fifa.

El primero de los señalados llegó a dirigir partidos en tres torneos mundiales. “Me decía que tuviera relaciones sexuales con él si quería llegar lejos en el arbitraje”, dijo Perilla sobre Ruiz.

Óscar Ruiz es el principal señalado por sus colegas

“No conozco ninguna denuncia. Yo soy abogado, yo no creo en las denuncias verbales. Las denuncias son por escrito”, afirmó Jorge Vélez, presidente de la División Mayor del fútbol colombiano.

Con los mismos colores y en el mismo continente

Una jugadora de la selección ecuatoriana de fútbol se sumó en abril al grupo de deportistas de alto rendimiento que sufrió algún tipo de abuso dentro de su profesión.

María Anthonella Guerrero, fue quien denunció que el entrenador Luigi Pescarolo la acosó vía mensajes de texto. Según el documento presentado, el técnico la acosaba en redes sociales pidiendo fotos íntimas y enviando fotografías de él. Los hechos ocurrieron en 2018.

Pescarolo, su asistente y el médico de la selección fueron suspendidos

Ante esta denuncia, la Federación Ecuatoriana de Fútbol decidió suspender al entrenador, así como al asistente técnico Tomás Arboleda y al médico del equipo Héctor Bórquez, estos dos últimos por ser cómplices.

El técnico destituido se pronunció contra el organismo y la jugadora, asegurando que las denuncias que propiciaron su despido mancharon su buen nombre y que exigirá una investigación contra la Federación por los daños irreparables hechos a su figura.

Los grandes de Europa tampoco quedaron exentos

Recientemente el Atlético de Madrid fue protagonista de un gran escándalo con el responsable de las categorías inferiores.

Ángel Manuel Briñas, fundador y jefe de la cantera colchonera por más de 20 años, admitió haber abusado de un menor.  Esto se dio entre 1973 y 1975, cuando era responsable deportivo del Colegio Hermanos Amorós, en el que estudiaron los jugadores que pasaron por el Atleti.

En una entrevista con el diario español El País, el descubridor de Fernando Torres, explicó la situación. “Fue un accidente, recién había muerto la mujer con la que me iba a casar. Solo fue una vez o dos”, indicó.

Briñas fue el descubridor de Fernando Torres y Álvaro Morata

Una de las víctimas, identificada como Miguel M. H., fue el primero en denunciar y su testimonio es contrario a lo que dicho por Briñas. Indicó que lo tocaba “en la oscuridad de la tienda de campaña, abriéndose camino entre otros compañeros”.

 “Los abusos consistieron en caricias por las zonas íntimas, masturbaciones y una vez, una felación. Nunca intentó besarme ni abrazarme. Parecía que su fuente de placer estaba en mi cuerpo, o en el suyo”, explicó Miguel. Agregó que “los abusos se prolongaron durante tres años".

“Es importante que todos los abusos salgan a la luz, que se tome conciencia. Pero para mí también es importante perdonar, por él y por mí”, expresó.

Al Manchester City le tocó dar la cara

Se reveló que el exentrenador “citizen” Barry Bennell cometió delitos de abuso sexual a 12 jugadores entre 1979 y 1990.

En febrero de 2018 Bennell fue condenado a 30 años de prisión. Ahora el City indemnizará a las victimas económicamente.  Según adelantó la BBC el club inglés haría frente a 40 víctimas, pero se cree que la cifra puede ser aún mayor.

Barry Bennell, condenado a 30 años de prisión por 43 cargos

“El club reitera su sincera simpatía a todas las víctimas por las inimaginables y traumáticas experiencias que han soportado”, aseguró el club en un comunicado emitido a través de su página web.

La investigación se inició en 2016 y hasta el día de hoy continúa tras la existencia de una posible relación en el caso del también exentrenador, John Broome, quien ya falleció.

El fair play inglés empañado por los escándalos

En Inglaterra, el City no es el único señalado ya que Bob Higgins, exentrenador del Southampton FC, fue declarado culpable en 45 cargos de abuso sexual contra adolescentes.

Estas acusaciones tienen que ver con 23 personas, la mayoría futbolistas, que durante 25 años cayeron en manos de un individuo que abusaba de ellos al utilizar su poder e influencia. El método usado por Higgins es el más utilizado por los perpetradores.

Entre 1971 y 1996, Bob Higgins abusó de 23 personas

El detective, Dave Brown, indicó que el hombre de 66 años elegía cuidadosamente a los jóvenes más vulnerables y que, en parte, gracias a esta elección logró evadir las sospechas. Su reputación en el mundo del fútbol, junto a su sigiloso actuar, fue la clave para que no ser señalado en ningún momento.

Su caso tiene más de un año en la corte y este mes fue condenado por los abusos ocurridos entre 1971 y 1996, a pesar de que su esposa indicó en el juicio que “nunca estaba solo con los chicos.

De símbolo de libertad a fracaso deportivo

En Afganistán el fútbol femenino se convirtió en un símbolo internacional de libertad en la nueva era tras la caída del Talibán en 2001. Esta felicidad fue empañada tras ser destapado, por el Comité Olímpico Internacional, que algunas jugadoras que habían logrado practicar fútbol, a pesar de las restricciones, fueron abusadas sexualmente para poder llegar a participar en esta disciplina.

La Fifa está investigando desde diciembre de 2018 las denuncias de varias mujeres de la selección femenina, al mismo tiempo que el fiscal del país confirmó que abrirán una investigación particular.

Ashraf Ghani, presidente de de Afganistán, habló sobre la preocupación que le genera la gravedad de la situación ya que “van a escandalizar a todos los afganos”. Asimismo aseguró que “si estos alegatos provocan que nuestra gente deje de enviar a sus hijos a hacer deporte, necesitamos actuar inmediatamente y de manera exhaustiva”.

Khalida Popal, capitana de la selección afgana, fue quien realizó las denuncias

El secretario general del máximo organismo del fútbol afgano, Sayed Alireza, negó rotundamente las acusaciones que señalan al presidente de la entidad, Keramuddin Karim, como el responsable de estos hechos.

Khalida Popal, excapitana del equipo, fue la denunciante. Tras huir de su país en 2011 por amenazas de muerte y establecerse en Dinamarca, contó a la BBC de ese país, que fue testigo de los abusos sexuales y físicos que denunció.

Para la excapitana no hay esperanza de que la situación cambie pues luego de documentar las denuncias contra dos entrenadores y llevarlos al organismo, estos fueron premiados por sus acciones.

“En vez de expulsarlos del cargo o castigarlos, (los responsables) fueron promovidos”, explicó. Varios acusados son figuras de peso en el país afgano con fuertes vínculos con el gobierno.

De acuerdo a las palabras de las jugadoras, si querían quedarse en el equipo se tenían que someter a los abusos sexuales por parte de los directivos. Una de las víctimas contó que un técnico le había dicho: "Muéstrame qué tan bella eres, porque solo las chicas bonitas quedarán en el equipo".

Más Noticias