Gobierno permitirá a empresas emitir deuda en divisas para su financiamiento

Analistas alertaron que esta contracción del crédito fue consecuencia de la política restrictiva de liquidez que afectó directamente a la banca al limitar los fondos disponibles para financiamientos, a través del llamado “encaje legal”.

Por:  EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aprobó la noche del miércoles una normativa que permitirá a “todas las empresas del país” la emisión de “títulos de valor en moneda extranjera” para que destinen esos recursos como fuente de “financiamiento y autofinanciamiento”.

Durante un acto de Gobierno transmitido de manera obligatoria en radio y televisión, Maduro informó que autorizó “la normativa” para que “todas las empresas” que operan en Venezuela “puedan emitir títulos de valor en moneda extranjera para su financiamiento y autofinanciamiento”.

El Gobierno venezolano toma esta medida cuando la economía venezolana atraviesa por una dolarización de facto que se aceleró en 2019 bajo la vista gorda de las autoridades y luego de que en 2018 comenzó el desmontaje del control cambiario que fijó en 2003 el fallecido presidente Hugo Chávez.

En el país caribeño el dólar prácticamente es la única moneda que se ve en las calles y aunque algunos comercios todavía muestran sus precios en bolívares los ajustan a diario según se devalúa la moneda nacional.

Maduro dijo que el objetivo de la autorización a las compañías para que emitan deuda en divisas es que los empresarios “no tengan las manos amarradas” y además construir “distintas fuentes de financiamiento”.

“Mientras más nos fortalezcamos con ingresos de divisas al Estado más fuerte vamos a estar para apoyarlos en el futuro”, dijo el Jefe del Estado.

Por otra parte, Maduro anunció la instalación de “un comité rector de cartera única productiva nacional” que agrupará todas las carteras bancarias del país para “brindar un acceso directo a las micro, pequeñas y medianas industrias”.

Al corte de noviembre pasado, dato más reciente ofrecido por las autoridades financieras, la cartera de créditos de la banca venezolana cerró en 216,8 millones de dólares, lo que representó una reducción del 92,38 % en comparación con el año precedente.

Contracción del crédito

Analistas alertaron que esta contracción del crédito fue consecuencia de la política restrictiva de liquidez que afectó directamente a la banca al limitar los fondos disponibles para financiamientos, a través del llamado “encaje legal” o porcentaje de los depósitos que los bancos deben inmovilizar.

Asimismo, Maduro dijo que los créditos que otorgue la banca pública a la pequeña y mediana industria se entregarán “en petros, en moneda dura”, una iniciativa enmarcada en su estrategia para fomentar el uso del petro, un criptoactivo sancionado por Estados Unidos.

“Estoy seguro que tengo los petros y ya tenemos el mercado, el ecosistema de petros en el país y en el mundo”, señaló.

Un tema de cuidado

Para el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, permitir la emisión de deudas en divisas para las empresas en un “tema con cuidado”.

Es “un tema a mirar con mucho cuidado: con la alta volatilidad del tipo de cambio y la hiperinflación. Sin una estrategia financiera con cobertura óptima, puede ser arriesgado”, expresó Oliveros en su cuenta en Twitter.

Mientras que el presidente de Datanálisis y economista, Luis Vicente León, opinó en la misma red social que “hay una tendencia imparable hacia la apertura económica, que no proviene del modelo revolucionario sino de la pérdida de capacidad de control estatal. La apertura cambiaria y de precios de facto precedieron su legalización, lo que también ocurrirá en materia de bancarización del dólar”.

“Las medidas anunciadas por el gobierno caminan hacia la sinceración de la apertura económica, permeabilizando bloqueadores externos. Su capacidad de rescatar la economía venezolana en su conjunto es nula, pero caminan hacia la estabilización de algunas actividades que logran sobrevivir”, agregó León.

Más Noticias