Gobierno niega visita o contactos con el mariscal libio Hafter

El canciller Jorge Arreaza agregó: "Respetamos los asuntos internos de Libia (...), pero no ha habido ningún contacto ni visita".

Por:  EFE

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, negó este jueves25 de junio  que haya habido una visita o contactos en Caracas con el mariscal Jalifa Hafter, el hombre fuerte del este de Libia.



"No ha habido ninguna visita a Venezuela de ningún actor del conflicto libio (...)", dijo el canciller en una rueda de prensa al término de su visita a Rusia con motivo del desfile militar del 75º aniversario de la victoria soviética sobre la Alemania nazi.

 


Arreaza agregó: "Respetamos los asuntos internos de Libia (...), pero no ha habido ningún contacto ni visita".
 



El pasado día 8, el líder opositor venezolano Juan Guaidó denunció que el avión del líder del Ejército Nacional Libio (LNA) había aterrizado en Venezuela, sin dar más datos.



Posteriormente, su equipo agregó en un comunicado que "este domingo, 7 de junio, arribó a Venezuela el jefe del autoproclamado Ejército Nacional Libio (LNA), Jalifa Hafter".



Arreaza se reunió ayer con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, con el que abogó por reforzar la cooperación entre ambos países.



Rusia y sus aliados apoyan a Hafter, quien ha visitado Moscú en varias ocasiones en los últimos meses, mientras Turquía apoya al Gobierno de Trípoli.
 


Recientemente, Moscú apoyó el plan de paz para Libia propuesto por el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, que contemplaba un alto el fuego inmediato y la retirada de todos los mercenarios, que incluiría a los rusos de la compañía privada Wagner financiados por los Emiratos Árabes Unidos y a los islamistas sirios desplegados por Turquía.
 



Pero tanto el jefe del Gobierno de Acuerdo Nacional, Fayez al Serraj, como Ankara lo rechazaron al considerarlo una mera estratagema para ganar tiempo ahora que las fuerzas de Hafter pierden terreno.



La ayuda militar turca al Gobierno de Trípoli le ha permitido darle la vuelta a la guerra, en la que las tropas de Hafter estuvieron a punto de tomar hace unos meses la capital libia.

Más Noticias