Espiral del paralelo se acelera sobre los Bs. 150 mil por dólar

Contracción de la economía se profundizará y el desequilibrio cambiario no va a ceder, de acuerdo con expertos.

Por:  Redacción Web

"El tipo de cambio no va a dejar de subir hasta que se resuelvan los profundos desequilibrios de Venezuela y lamentablemente no estamos cerca. Peor aún en las condiciones actuales, los desequilibrios se exacerban".

La opinión del economista Asdrúbal Oliveros no  hace sino confirmarse en el mercado, en el oficial y en el paralelo. Según el Banco Central de Venezuela (BCV), la tasa promedio para el menudeo de divisas a través de las mesas cambiarias, cotiza en Bs.129.093,07 por dólar.

En el otro lado de la acera, en la del mercado negro, la cosa es peor. La cotización está sobre los Bs. 150 mil por cada dólar. Todo esto es un contexto de hiperinflación que redujo a cenizas los ingresos de los cada vez menos deseados bolívares de los venezolanos.

El economista Leonardo Buniak dijo recientemente a EFE que la caída del bolívar se explica en la poca confianza que tienen los venezolanos en su moneda y en el último crecimiento del gasto público, a través de bonos y subsidios a la población.

La subida se produce, además, en medio de la práctica paralización de la economía de Venezuela, que atraviesa por su sexta semana de cuarentena para poner freno a los contagios del nuevo coronavirus, que ya mató a 10 personas en el país.

En ese sentido, Buniak dijo que "el comportamiento del dólar en el mercado paralelo no reconoce la dinámica económica" que experimenta Venezuela en este momento.

El impacto petrolero

"A quienes en Venezuela celebran la caída en el precio del petróleo, quisiera recordarles que también están celebrando el aumento en el precio del dólar", interviene el también economista Francisco Rodríguez, quien dejó ese mensaje en su cuenta de twitter para explicar el efecto que sobre el mercado cambiario venezolano también tiene el actual "crash" petrolero mundial.

La crisis de precios del mercado petrolero, producto de la contracción mundial por la pandemia del Covid-19, llevó a que el crudo de Texas, por ejemplo, perdiera todo su valor entrando en un terreno en el que los operadores pagaban a compradores para que se lo llevaran.

Históricamente, más del 90% de las divisas que recibe el Estado venezolano proviene de la actividad petrolera y actualmente un barril de crudo venezolano acaso si cotiza en 10 dólares.

"Independientemente de la crisis del país buena parte de los ingresos del Estado continúa siendo el petróleo, por lo que está situación incide directamente sobre Venezuela", agregó Oliveros en una entrevista radial en la mañana de este miércoles 22 de abril.

El economista Oliveros incluso pronosticó que "de continuar la tendencia la economía venezolana terminará el 2020 representado una quinta parte de lo que fue".

Más Noticias