Publicidad

Actualizado hace 15 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
06:40 PM / 28/03/2017
Consejo Permanente de la OEA debatió sobre situación en Venezuela
Daniela Bracho
Archivo

Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos llevó a cabo, este martes 28 de marzo, una sesión extraordinaria en donde analizó la situación en Venezuela. 

Al iniciarse el debate se sometió a elección y fue aprobada la orden del día con 20 votos a favor, otros 11 países estuvieron en contra, dos se abstuvieron y uno estuvo ausente. Venezuela, Nicaragua y Bolivia rechazaron la realización de dicha reunión.

Al final del debate, 20 de los 34 miembros del organismo se comprometieron a definir "pasos concretos que contribuyan a identificar soluciones diplomáticas" a la crisis política venezolana.

Durante el desarrollo de la sesión, intervino el embajador de México, Luis Alfonso de Alba, quien manifestó que no se han cumplido los acuerdos alcanzados en las mesas de diálogo entre el Gobierno y oposición en 2016.

“Debemos constatar con preocupación (...) Que no se han cumplido los acuerdos desarrollados en el proceso de diálogo, al mismo tiempo, subrayamos la necesidad de la liberación de todos los presos políticos, asegurar el respeto de poderes, respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional, atender la necesidad de acceso a medicinas por parte de la población, medidas indispensables para reconstruir la confianza que permita la restitución de los valores democráticos”.


“México está convencido de que los estados debemos asumir una responsabilidad mayor en la búsqueda de soluciones. Contamos con voluntad política y los instrumentos necesarios (...) para coadyuvar en una nueva etapa de diálogo en Venezuela (...) con el fin de producir resultados concretos en un plazo determinado”, manifestó el representante mexicano.

El embajador de Chile, Juan Anibal Barría afirmó que de parte de su país no hay ninguna clase de hostilidad al momento de estudiar la situación en Venezuela.

“De parte de Chile no hay ninguna actitud, intención perversa, no hay mala fe, tampoco hostilidad, cada vez que podamos expresar como país hermano, (...) nuestra preocupación por situaciones complejas que obstaculizan el diálogo político en Venezuela”, manifestó Barría.

“Deseamos para Venezuela diálogo, abierto, incluyente, respetuoso, con sentido de país y diálogo de altura, que permita que todas las voces puedan ser escuchadas, diálogo con avances y resultados, diálogo con plazos concretos y definidos”, enfatizó el embajador chileno.

“Chile desea reiterar a los venezolanos, dirigentes, líderes, que retomen el diálogo, que observen las normas constitucionales, obligatorios para todos, y que no se den ni se admitan interpretaciones antojadizas y excluyentes de su carta fundamental”, expresó.

Andrés González, embajador de Colombia ante la OEA, reconoció la importancia de la reunión del Consejo Permanente del organismo, “por cuanto nuestros países no pueden mantenerse indiferentes ante la crisis económica, política, social, que pueda presentarse en cualquiera de ellos (...) La crisis que actualmente se observa en Venezuela constituye un desafío para nosotros y para la organización”.

La suspensión de un país miembro de la OEA, afirmó, es “un último recurso” y deben “agotarse los esfuerzos diplomáticos en un lapso razonable”. Lo primordial es ayudar a los venezolanos a encontrar soluciones en los ámbitos políticos y sociales.

“Se trata de un foro en el cual se puedan intercambiar análisis y propuestas que contribuyan a resolver la compleja crisis bajo un principio de cooperación”.

Hizo un llamado a que se cumplan “los  acuerdos en las mesas de diálogo y se continúe en ese esfuerzo, se ha hecho un llamado a que se identifiquen soluciones concretas para garantizar la separación de poderes, la liberación de presos políticos, el funcionamiento de la Asamblea Nacional y un cronograma electoral este año con la elecciones de gobernadores, alcaldes y las presidenciales del año entrante, todo de acuerdo a la Constitución”.

“Al hablar de diálogo, tiene que haber un compromiso real, genuino del gobierno y la oposición (...)  ninguna negociación puede avanzar si ambas partes se levantan constantemente”.

Jennifer May Loten, embajadora de Canadá ante la Organización de Estados Americanos, participó en la sesión extraordinaria del organismo donde se evaluó la situación de Venezuela.
 
“Sabemos, recientemente, por el informe del secretario general Luis Almagro, de la magnitud de sus desafíos. Muchas gracias por su análisis para demostrar que Venezuela sigue alejándose de los valores democráticos de nuestro hemisferio, estamos de acuerdo con el análisis de la situación en Venezuela, tal como la compartió el secretario general”, expresó durante su participación en el debate.

Loten expresó que los estados miembros “se tienen que unir y colaborar con el gobierno y el pueblo de Venezuela para encontrar solución a esta crisis, ya no podemos dejar que continúe esta situación (...) Los venezolanos no pueden votar y tampoco pueden expresar su disentimiento. Su propia membresía en la OEA es una expresión de la democracia pero no está utilizando los mecanismos a nuestra disposición para resolver la situación de Venezuela, eso socava nuestra organización”.
“Según nuestra carta, todos los estados miembros tienen el deber de defender la democracia (...) es un compromiso que todos los miembros de la OEA tienen que compartir y en los que creen” 

“En ningún miembro debe haber ninguna duda sobre la legitimidad de las elecciones y ningún estado debe sufrir demoras en elecciones (...) El diálogo solamente funciona si todas las partes están involucradas en el proceso y comprometidas en encontrar soluciones”, señaló.

Gabriel Aguilera, embajador de Guatemala ante la OEA, aseguró que su país no prentende ser juez y que respetan el principio de no intervención. 

“Mí país cree con firmeza que los caminos del diálogo para la resolución de conflictos, nunca deben considerarse agotados, tenemos nuestra propia experiencia”, resaltó Aguilera. 

“Esperamos que la persistencia del diálogo permita encontrar solución a los problemas, en especial la crisis humanitaria, la situación de las persona detenidas (...) Tenemos la responsabilidad de sumarnos al esfuerzo colectivo y la búsqueda de soluciones en el marco de la Constitución”.

Por su parte, el embajador de Uruguay, Hugo Cayrús, expresó:  “Nuestra región, aún con dificultades, goza de condiciones de paz prácticamente únicas a nivel mundial (...)  Se ha destacado la importancia del diálogo en Venezuela (...) Respetando el derecho de los  venezolanos a decidir su destino”.

Rogelio Sotela, embajador de Costa Rica en la Organización de Estados Americanos, expresó: “Costa Rica es consciente de la responsabilidad que conlleva vivir en una región democrática y desea reiterar una vez más su firme convicción de honrarla y de trabajar en ese sentido con los demás Estados”.

“Quienes estamos en este foro, deseamos ver a Venezuela crecer con estabilidad social, política y económica y disfrutar de los dividendos de la paz y del desarrollo. Sin embargo, el hermano país de Venezuela vive una profunda crisis estructural, que se evidencia no solo en el debilitamiento del respeto  de los derechos humanos fundamentales, en el deterioro de un sistema de salud desprovisto de medicinas  y de condiciones mínimas y una crisis alimentaria marcada por la escasez y el desabastecimiento”. 

Todo esto ha provocado, señaló, “alarmantes niveles de inseguridad y violencia en todo el país. Como miembros de esta organización, no podemos continuar siendo indiferentes a este escenario a cuya solución debemos contribuir. Quienes estamos en este foro, conocemos el compromiso   de los venezolanos con la libertad y la solidaridad. Precisamente por ello, nos angustia el manifiesto debilitamiento de las instituciones democráticas en elpaís y en particular las reiteradas amenazadas que se han ceñido sobre  el principio de separación de poderes y sobre el  régimen electoral”.

Michael Fitzpatrick, subsecretario de Estado adjunto para asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos y representante de este país en la OEA, participó este martes 28 de marzo en una reunión del Consejo Permanente donde se analizó la situación en Venezuela.

“Esta reunión está ocurriendo debido al espíritu constructivo de la mayoría de los estados miembros que buscan identificar con precisión y honestidad los problemas que estamos viendo en Venezuela y también buscar soluciones democráticas para un diálogo. Estamos aquí porque todos queremos promover dichas soluciones y porque todavía hay una oportunidad de obtenerlas antes de que la crisis en Venezuela se ahonde todavía más”, expresó en la reunión, que fue aprobada por 20 Estados y rechazada por 11.

“Recuerdo que fue la ministra de asuntos exteriores de Venezuela la que puso la crisis de Venezuela en la agenda del Consejo Permanente el año pasado (2016). Los estados miembros, en solidaridad con Venezuela, continúan tratando el tema hasta la fecha”. 

 Calificó de fundamental que el Gobierno venezolano acepte “esa mano extendida por parte de la OEA. Desgraciadamente, hemos visto varias señales que muestran que el gobierno no quiere hacer esto (...) El gobierno ha rechazado también el papel a desempeñar por la OEA. A medida que aumenta la crisis, a medida en que el gobierno retrasa todo, retrasa esa apertura democrática que está en su mano para brindarla el día de hoy”. 

“En Washington, antes de escuchar a la ministra venezolana ayer (lunes), un cantante  venezolano en el exilio nos recordó a todos algo fundamental, durante un concierto público, una celebración de la música y el pensamiento libre. Franco De Vita (...) Nos dijo con claridad y citó: La libertad es un derecho fundamental para todos los seres humanos, fin de la cita”. 

Más temprano, Samuel Moncada, embajador permanente alterno de Venezuela ante la OEA, llamó a no realizar la sesión por no considerarla válida: “Se está convirtiendo en un acto grotesco de presión”.

 
"Nada permite que los asuntos de un Estado sean intervenidos por parte de ningún otro miembro".

"El contenido de esta discusión, el carácter de esta discusión nosotros decimos que es intervencionista que viola el artículo 1 de la Carta. Pensamos que esta sesión no debe ocurrir porque han ocurrido, de acuerdo al artículo 20 de esta propia organización, presiones indebidas contra miembros de esta organización", afirmó el representante de Venezuela.

Moncada señaló que el el artículo 20 del organismo internacional establece "que no puede ocurrir,  que no debería ocurrir ninguna forma de coerción de ningún tipo contra los Estados miembros para tratar de forzar su voluntad de cualquier manera".

Este lunes, el senador republicado del Congreso de EE UU, Marco Rubio, amenazó a tres países si votaban a favor de Venezuela en la OEA. El representante venezolano en el organismo manifestó que "grosero, abusivo, lo que ocurrió ayer, al mismo tiempo que nuestra canciller (Delcy Rodríguez) estab dirigiéndose a esta organización, cuando un miembro del congreso norteamericano, públicamente, amenazó a tres miembros de esta organización, con respecto a  su comportamiento en relación con Venezuela. Esto es un abuso de poder, esto desnaturaliza los propósitos de esta organización, ese congreso, que es el congreso de uno de los países más poderosos del mundo, se encuentra a menos de un kilómetro (...)".

"Es muy grave lo que está ocurriendo acá,  es más, ratifica lo que dice nuestra canciller, esto se está convirtiendo  en un acto grotesco de presión por parte de fuerzas incluso ajenas a esta organización como el congreso norteamericano (...) Por esa razón, antes de  comenzar cualquier procedimiento, se tome en consideración este punto porque nosotros pensamos que este Consejo no debe ocurrir y nos oponemos a su iniciación", enfatizó. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS