Publicidad

Actualizado hace 49 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
09:32 AM / 10/01/2019
Conferencia Episcopal Venezolana: Es pecado querer mantener a toda costa el poder
Agencias
archivo

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) se pronunció en contra del acto de juramentación del presidente Nicolás Maduro para su segundo período presidencial, previsto para hoy ante el Tribunal Supremo de Justicia.

La dirigencia de la Iglesia católica publicó en su cuenta en  Twitter la exhortación de la 111  Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano; en la que expresa abiertas críticas al Gobierno e invoca un “cambio que el país pide a gritos”.


Aludiendo a su “responsabilidad espiritual y moral como ciudadanos y pastores”, los arzobispos y obispos de Venezuela  indican que “es un pecado que clama al cielo querer mantener a toda costa el poder y pretender prolongar el fracaso e ineficiencia de estas últimas décadas”.


“¡Es moralmente inaceptable! Dios no quiere que por el sometimiento a injusticias sufra el pueblo”, agregan en el documento.

“Recibimos el año 2019 con la confianza puesta en Dios” para lograr “la recuperación del Estado de Derecho según la Constitución y la reconstrucción de la sociedad venezolana”, indica el Episcopado.


Advierten  que “el pueblo venezolano vive una situación dramática y de extrema gravedad por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, sumido en una creciente pobreza y sin tener a quien acudir”. 

“Urge, por tanto, asumir el clamor popular de un cambio, de una concertación para una transición esperada y buscada por la inmensa mayoría”, expresa la Conferencia Episcopal.

El documento agrega: “Reiteramos que la convocatoria del 20 de mayo (para elegir el Presidente de la República) fue ilegítima, como lo es la Asamblea Nacional Constituyente impuesta por el poder Ejecutivo. Vivimos un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y en los más altos principios de dignidad del pueblo” (No temas, yo estoy contigo, n. 6). Por tanto, la pretensión de iniciar un nuevo período presidencial el 10 de enero de 2019 es ilegítima por su origen, y abre una puerta al desconocimiento del Gobierno porque carece de sustento democrático en la justicia y en el derecho”.

Sostiene la Conferencia Episcopal que “en esta crisis política, social y económica, la Asamblea Nacional, electa con el voto libre y democrático de los venezolanos, actualmente es el único órgano del poder público con legitimidad para ejercer soberanamente sus competencias”. 

Y explica: “En efecto hace tres años (1-12-2016) el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, pidió que se restituyera cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución. El voto de confianza que el pueblo venezolano le ha conferido debe ser retribuido con el cumplimiento de los deberes de los diputados, diseñando y redactando las leyes que necesita el país para el restablecimiento de la democracia (...)”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEPolítica y Economía
Ver más