Publicidad

Actualizado hace 32 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
03:56 PM / 13/05/2019
Carlos Raúl Hernández: “Hay que darle la baja a esa política confrontacional”
Thiany Rodríguez - Caracas
Agencias

En palabras del analista político y miembro del Proyecto Entendimiento Nacional, Carlos Raúl Hernández,  el Gobierno está aprovechando la operación del 30-A en medio de la decepción en el país y de la comunidad internacional para “ajustar tuercas y controlar el Poder Legislativo”. “Está puliendo su máquina represiva y ahora se puso fuera de juego a una gran cantidad de diputados”, agregó.

Insistió en la salida electoral, democrática. Aseguró que se están dando muchos movimientos en el seno de la oposición “para descalabrar la política equivocada que se ha tenido hasta ahora, de los supuestos asaltos al poder, y ha surgido un movimiento muy fuerte en la oposición para buscar una vía de entendimiento con el gobierno y una opción que pueda ser aceptada por todos”.

Hernández opina que el gobierno está “contra la pared” y que la oposición sabe que fracasó, y en medio de esas dos debilidades, “podría buscarse con apoyo internacional, de la Unión europea, de América Latina, una fórmula que permita una desembocadura no traumática o no demasiada traumática para el país”.

 -¿La medida de allanamiento de inmunidad a diputados opositores pasará inadvertido ante la comunidad internacional, el país?

-Según yo veo las cosas el gobierno está reprendiendo brutalmente, como se caracteriza, a las operaciones del 30 de abril. Es decir que el gobierno ha demostrado consistentemente que le importa un comino la opinión de la comunidad internacional; entre otras cosas porque el gobierno está seguro que no puede haber intervención militar, de hecho una intervención extranjera no está claramente señalado en la agenda ni siquiera de los  Estados Unidos, lo que uno es que en Estados Unidos está surgiendo un debate sobre los errores que ha cometido el gobierno de Trump en Venezuela.

Por lo tanto yo creo que el gobierno está aprovechando la operación del 30 de abril y la decepción que hay en el país y en la comunidad internacional para apretar tuerzas y controlar el poder en este caso el legislativo, a mí no me extraña que el fracción del gobierno vuelva a las Asamblea Nacional, y en una situación de cómo está el quórum de cierta precariedad en este momento, el peso del gobierno en la Asamblea se haga sentir.

-¿Qué buscaría el Psuv en una AN que tiene reconocimiento internacional porque es de mayoría opositora?

-En estos momentos el gobierno no está pensando en términos de gobernabilidad, ellos están pensando es en ganar la confrontación política que se inició hace tres meses y medio con Guaidó  y que en un momento dado mucha  gente que era una posibilidad para que el gobierno se desplomara, ellos (gobierno) están es concentrados en ganar esta guerra y hasta ahora la han venido ganando. Los problemas de gobernabilidad en general no sé cómo lo están viendo, a lo mejor ni lo están viendo porque el plan del gobierno parecer ser mantenerse en el precario poder que tienen sea como sea (…).

-¿Los hechos del 30 de abril, desde su análisis, fueron improvisados, un mal cálculo? Aunque la oposición asegura que todo estaba planificado…

-Lo que uno ve es que fue una situación improvisada (…) el gobierno creo logró colocar agentes, infiltrar hasta la CIA y con eso que se dice sobre la participación de Padrino López y Maikel Moreno (…) lejos de ser lo que pensaban, quienes estaban fraguando la conspiración, resultó que sencillamente mantenían informado a Maduro de todo lo que estaba pasando, de los planes que habían, entonces el hecho es que simplemente creo fue una improvisación, ellos (oposición) cuando se vieron descubiertos lanzaron esa operación alocada (…) y más allá de la improvisación fue otro error, un nuevo error, como fue un error el 23 de febrero porque esa parte de la oposición no se cansa en insistir en una política que ha venido fracasando en mucho tiempo en Venezuela que es la confrontación y la calle contra un Gobierno que está pertrechado y armado, en este momento aprovechando la coyuntura para ajustar tuercas y expulsaron hasta a 50 oficiales de las Fuerzas Armadas, el Gobierno está puliendo su máquina represiva y ahora se puso fuera de juego a una gran cantidad de diputados (…) lo que hace que sea una derrota catastrófica.

-¿El Grupo de Contacto  de la Unión Europea dio un plazo de 90 días para negociaciones y ahora lo extendió? ¿Tras el 30-A hay margen para diálogo, cómo ve el tablero geopolítico?

-El Grupo de Contacto alargó el plazo y decidieron que fuera sin límite de tiempo. Creo que en estos momentos se están dando muchos movimientos en el seno de la oposición para descalabrar la política equivocada que se ha tenido hasta ahora, de los supuestos asaltos al poder, y ha surgido un movimiento muy fuerte en la oposición para buscar una vía de entendimiento con el gobierno y una opción que pueda ser aceptada por todos.

-¿La opción electoral?

-Esa, porque la opción electoral es la única que ha podido ganar en muchas ocasiones y la no electoral nos ha hecho perder todo.

-¿Usted cree el gobierno quiere ir de nuevo a elecciones?

-El gobierno lamentablemente lo que ha tenido es a una oposición muy torpe, pero ya Maduro no debería estar en el poder, desde hace mucho tiempo la oposición ha debido ganar si no hubiera desviado su estrategia en 2016 por la vía de la confrontación, por la vía electoral hubieran ganado 20 gobernaciones, 90% de las alcaldías, y después venía la elección presidencial, y el gobierno estaba liquidado electoralmente con el 85% de la gente contra él. Lo que pasa es que esta desgracia que hemos tenido aparte de 2016, 2017, en 2018 la abstención electoral le dio al gobierno el regalo de un flujo electoral que tenía perdido.

-¿Es buena señal la entrada de China al Grupo de Contacto por Venezuela?

-Es una operación inteligente tanto para los chinos como para el Grupo de Contacto. Es una buena señal, tienen la idea de que en Venezuela no debe haber violencia, golpe de Estado ni intervención extranjera, están dando prueba de racionalidad.

-¿La solución del país pasa por la política interna o sigue en manos de Estados Unidos, Rusia?

-Desgraciadamente lo que han logrado los errores cometido hasta ahora es que ya los venezolanos tenemos muy poco control de nuestro destino político y ahora estamos precisamente en manos de factores foráneos.

-¿Ahora el liderazgo de Juan Guaidó cómo queda tras el 30-A, se debilitó?

Él es un tipo que es bien recibido, es querido por la gente, es amable y agradable, ahora ha cometido unos errores muy catastróficos, yo no sé qué dirán las encuestas, pero las convocatorias ya no tienen nada que ver con las que hizo inicialmente.

-¿Muchos insisten en la figura de un outsider?

-Yo lo que creo es que más que un outsider tiene que haber una nueva política, hay que darle la baja a esa política confrontacional porque nos tiene en desgracia, nos ha hecho perder prácticamente todo y ahora nos está haciendo perder la Asamblea Nacional.

-Y las elecciones de la AN son en 2020… ¿Eso podría ser una válvula de escape?

-En teoría, el hecho es que la oposición no ha dicho que irá a las elecciones parlamentarias, se tienen que convocar unas elecciones parlamentarias, pero con el grado de dispersión y desmoralización, de derrota y del antielectoralismo que los líderes de la oposición han sembrado, es perfectamente posible que el gobierno gane esas elecciones, si hay una abstención como la que hubo en 2018, gana el gobierno otra vez y de allí hasta dos siempre como decía Chávez.

(…) Creo que lo que tiene que venir es un acercamiento entre la oposición racional y el gobierno para discutir el paquete de las salidas, debe haber un entendimiento de buena fe, el gobierno sabe que está contra la pared y la oposición ya sabe que fracasó, entre esas dos debilidades podría buscarse con apoyo internacional, de la Unión europea, de América Latina, una fórmula que permita una desembocadura no traumática o no demasiada traumática para el país.

-Y si eso no sucede en el corto plazo…

-El camino que lleva Venezuela es convertirnos en un Estado fallido, de una situación de violencia en donde no existen las leyes, de hambre y miseria, esto se está convirtiendo en un país africano de los años 90, un país desesperado, muerto de hambre y sin futuro.

-¿Urge más ayuda humanitaria?

-Es fundamental, pero más que eso es resolver la crisis de gobernabilidad que tiene el país para ir a una vía de estabilidad en la que ya no sea necesaria la ayuda extranjera o la humanitaria, sobretodo para que este país pueda volver a ser normal.

-¿Usted entonces descarta por completo una intervención militar?

-Yo rechazo por principio eso, es más yo nunca me imaginé en mi vida que iban a ver apolíticos venezolanos pidiendo intervención norteamericana, jamás me hubiera pasado por la cabeza.

-¿Es un golpe a Acción Democrática la detención del diputado Edgar Zambrano?

-Yo creo que el gobierno está involucrando a AD a través de elementos muy informales, como fue la presencia de algunos dirigentes allí en el puente (el 30 de abril) pero yo estoy seguro que Acción Democrática tiene la posibilidad y la orientación hacia una salida democrática.

-¿Ve en el chavismo factores racionales que puedan estar buscando la salida electoral?

Yo creo que en la medida que la oposición le dé al gobierno garantías institucionales, no estoy hablando de promesas, digo  institucionales como ha habido en muchos otros países que han atravesado por transiciones, donde se ha compartido el poder entre las partes para asegurar que no vienen venganzas, y en la medida en que eso se produzca yo creo que el gobierno podría facilitar una vía democrática, entre otras cosas porque sabe que no tiene futuro. Y eso incluye al factor militar que al fin y al cabo es el sostén básico que tiene el gobierno.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS