Publicidad

Actualizado hace 15 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
10:50 AM / 11/02/2019
Asia, la única opción para la venta del crudo a EE UU
Deivis Rodríguez
Agencias

El 28 de abril vence el plazo que puso Washington para que las empresas extranjeras dejen de hacer contratos con Pdvsa. “El flujo de exportaciones hacia Asia tendría que sortear una serie de trabas logísticas”, dijo Ecoanalítica.

Una carrera contrarreloj tiene Venezuela para sustituir a Estados Unidos como el principal comprador del crudo nacional. El plazo vence el próximo 28 de abril, fecha límite que puso Washington para que las empresas extranjeras puedan seguir comerciando contratos con Pdvsa, sin verse expuestos a las potenciales sanciones del país norteamericano.


De momento, Petróleos de Venezuela ha dado señales de las movidas estratégicas, como un tablero de ajedrez, que realizará de aquí en adelante para buscarle nuevos compradores a los casi 500.000 b/d que envía a diario al país de la barras y las estrellas. ¿Los nuevos mercados? Al parecer, ya se perfilan para Asia y Europa.


Así lo reveló, recientemente, el representante de Venezuela ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Ronny Romero, en una entrevista a un medio internacional.
“Sí, estamos enfrentando nuevas sanciones ilegales por parte de Estados Unidos. Estábamos exportando alrededor de 500.000 barriles diarios a EE UU. Pdvsa redirigirá las exportaciones a otros clientes en Europa y Asia”, declaró al medio Sputnik.


A la pregunta de cómo convencerían a clientes europeos y asiáticos para que compren petróleo venezolano ante el riesgo de restricciones secundarias de Washington, Romero señaló que “de momento las sanciones se aplican a las entidades de Estados Unidos”.


“De todos modos, a Rusia y China no les importan las sanciones de Estados Unidos”, agregó.
Datos de la Agencia Internacional de Energía y otros portales especializados detallan que, hasta ahora, Estados Unidos ha sido el principal comprador del crudo nacional con un 41% del total de envíos de este producto desde Venezuela al extranjero. En segundo lugar está China (25%), seguido de India (22%) y otros compradores más pequeños (12%).


Con las sanciones impuestas, Pdvsa tratará de dar un “golpe de timón” a sus exportaciones petroleras y dirigirlas al viejo continente, tal como también lo asomó, en una entrevista, el propio Ministro para el Petróleo y presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo.


De igual forma, el ministro Quevedo dudó que Estados Unidos pueda buscar mercados alternos para sustituir el abastecimiento de petróleo y combustible venezolano. 


“Colocamos en el mercado norteamericano en el orden de los 400 mil y 600 mil barriles diarios con la contribución de las empresas mixtas en Citgo. En Venezuela nos vamos también a otros mercados, es decir, que vamos a ir sustituyendo algún mercado (EE UU) que era el más cercano y esto por supuesto traerá nuevos actores en la cadena de comercialización, agregó el titular de la cartera petrolera.


 Para los analistas y expertos en el sector el “cambio” del mercado petrolero del país es algo complejo y difícil, que podría llevarse meses.


“No es nada sencillo redireccionar 500.000 barriles de crudo al día de un punto a otro, y más aún si ese destino ahora es Europa o Asia, al otro lado del mundo. Eso es una tarea titánica y que requiere una logística impresionante. El petróleo venezolano tiene una característica particular porque es una mezcla de crudo pesados con livianos y no cualquier refinería del mundo puede procesarlo”, explicó el analista en temas energéticos, José Sangronis.


Para el experto el tema del “transporte” es otro aspecto a resolver. “Mover súper tanqueros petroleros hasta China, Rusia, India o Turquía es sumamente costoso y eso se tendrá que trasladar al comprador para ver algo de ganancia. El tema de las sanciones de EE UU a Venezuela también limita las opciones del país a buscar nuevos mercados, no cualquiera desea estar en la lista negra de Washington”, opinó Sangronis.


La firma Ecoanalítica, en un informe detallado, explicó que “EE UU (…) representa el 80% del mercado para nuestros barriles generadores de caja. Esta situación implica que gran parte de los ingresos por exportaciones se verían afectados, en la medida que las sanciones prohiban la venta de crudo nacional al mercado americano”.


“De acuerdo con nuestras estimaciones, las exportaciones de crudo a EE UU pasaron de representar cerca de 39,6% en 2013, a 42,3% en 2017 y 74,1% en el 4T2018. En otras palabras, de cada $ 10,0 que ingresaron en ese periodo a Pdvsa, producto de la comercialización de crudo venezolano en el exterior, $ 7,4 provienen de empresas estadounidenses”, dijo la firma.


Para Ecoanalítica “si antes fue una tarea difícil redirigir estos barriles, ahora en medio de las sanciones lo será aún más. Si consideramos entre los posibles destinos India y China, el flujo de exportaciones hacia Asia tendría que sortear una serie de trabas logísticas de gran envergadura para lograrlo. Desde adaptar puertos, infraestructura, hasta renegociar contratos”.


Carlos Javier Maldonado, economista y experto en el sector, también opinó que “si bien las únicas opciones que le quedan a Venezuela es llevar su petróleo a países aliados como Rusia, China e India, para nadie es un secreto que esas naciones van a aprovechar la coyuntura actual, el impasse con EE UU, para exigir descuentos y contratos más flexibles. Serán negociaciones duras y Venezuela tendrá que ceder espacios para buscarle destino a esos barriles”.


Indicó que, en los propios informes de Pdvsa y hasta 2017 se indica que “el país enviaba pequeños embarques de crudo a Alemania, Francia y Reino Unido, que son aliados de EE UU. Pero, el grueso de los envíos iban a China, India, Rusia, Bielorrusia (…) creo que esto no cambiará y solo le quedará explorar el mercado africano o México, que es otro aliado tan cerca como Norteamérica. No es fácil ofrecer el petróleo venezolano porque es pesado y tiene ciertas características que no son compatibles con las refinerías  de algunos países Europeos”.


“Debemos agregar que vender en otros mercados más lejanos representa un mayor costo por transporte. Ante el apuro no quedaría más que vender barato por la urgencia de entrar en otro mercado. Esto bajará considerablemente el flujo de ingresos a Pdvsa”, apuntó Maldonado.


El experto en política energética Francisco Monaldi, en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, opinó que “Pdvsa intentará vender en India y China, pero será mucho menos rentable y generará menos caja. Tienen que darse ciertas condiciones de negociación de fletes, seguros, tanqueros, adecuación de puertos de recepción, de las refinerías, de almacenamiento”.


“La única opción para Pdvsa es que mezcle su petróleo pesado con otro más liviano”, agregó, recientemente, Thomas W. O'Donnell, analista de asuntos internacionales y energía de la firma Global Barrel a la BBC Mundo, y luego agregó: “Pero para lograr ese objetivo Venezuela tendría que importar crudo liviano porque casi no tiene”.


La consultora Energy Aspects estima que 200.000 y 300.000 barriles diarios de petróleo venezolano tendrán problema para encontrar compradores. 


Sin embargo, es difícil conseguir que las sanciones petroleras resulten totalmente herméticas. Una parte del petróleo de Venezuela aún podría ingresar a Estados Unidos tras ser desviado a través de otros intermediarios.


Mientras tanto solo queda esperar cuál será el resultado del reordenamiento de las exportaciones de Venezuela.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS