Apenas sobre un 10% margen de intermediación de la banca

Según Torino Economics, en términos de la rentabilidad económica, el sector bancario en general también ha mostrado una caída significativa, al reportar una disminución de la mitad de su valor, al contrastar el último año (2% entre 2019-2020).

Por:  Redacción Web

Como consecuencia del declive económico de Venezuela en los últimos años, Torino Economics destaca que el proceso hiperinflacionario en el que está sumida la economía venezolana ha ocasionado impacto sobre la propensión al ahorro en moneda nacional.

Alega la consultora que los registros presentados por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) ubican en 10,86% el margen de intermediación financiera para abril de este año, manteniendo una tendencia a la baja sin precedentes, viéndose afectada además por la parálisis económica generada por el covid-19.

Por su parte, las captaciones del público presentaron un aumento de 1.717%, inferior al ritmo inflacionario, mientras que los pasivos se incrementaron en 2.036%, ambos inferiores al ritmo inflacionario. 

En cuanto a los depósitos totales, la consultora financiera indicó que la situación es similar, con Venezuela siendo el país con el ratio depósitos/PIB más bajo.

En este sentido, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para inicios de 2019, el 49% de la población latinoamericana (200 millones de personas), no se encontraba bancarizada, dada la existencia de limitaciones en la oferta de servicios financieros, derivados de los costos transaccionales y de información, que impiden un aumento en la inclusión financiera, afectando de esta forma el crecimiento de las economías.

Comparando con la banca en los demás países de la región, para el 2019, la banca venezolana tuvo uno de los patrimonios más bajos, con una cifra de 1.211 millones de dólares respondiendo a la fuerte depreciación que ha sufrido en medio del espiral inflacionario, el cual no ha logrado superar. 

Al considerar los indicadores de rentabilidad, en cuanto al margen financiero bruto, se tiene un coeficiente bajo, signo de una escasa rentabilidad, con un promedio de 3,05% entre 2019-2020 en el caso de la banca universal y comercial, cuando entre el 2014-2018 presentaba un promedio superior al 10%.

En términos de la rentabilidad económica, el sector bancario en general también ha mostrado una caída significativa, al reportar una disminución de la mitad de su valor, al contrastar el último año (2% entre 2019-2020) con los cinco años previos (4,2% entre 2014-2018).

En cuánto a los indicadores de liquidez, considerando la relación entre las disponibilidades y las captaciones del público, estas se encuentran en niveles positivos en términos generales en el sector bancario.

Sin embargo, el incremento de este índice en la banca universal y comercial también evidencia que parte de la liquidez que mantiene la banca se debe a que las captaciones se están destinando en menor medida a la intermediación y por tanto se podrían considerar recursos “ociosos”; este comportamiento responde a la política del Banco Central de Venezuela (BCV) de mantener un encaje legal cercano al 100% para 2019 y 97% en el 2020.

Más Noticias