Publicidad

Actualizado hace 0 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
08:35 AM / 10/07/2019
Analista Luis Vicente León asegura que las negociaciones no van “a parar en el futuro”
Agencias
Agencias

En la mirada de Luis Vicente León, presidente de Datanálisis y economista, las negociaciones para una salida a la crisis venezolana se mantendrá ahora y en el futuro, así lo dio a entender en un mensaje en su cuenta en Instagram @luisvleon.

“Quienes desconfían de las negociaciones políticas y sus posibilidades de éxito tienen todo el derecho de hacerlo y la historia reciente podría justificarlos. Lo que no tienen es una oferta alternativa, más allá de gritos de guerra cibernéticos, qué haya demostrado ser mejor que los intentos de negociar, por lo que su crítica debería comenzar por autocrítica. Se puede dudar del éxito de las negociaciones. La experiencia da para eso y mucho más. Pero la alternativa radical, sin armas, ni estructura, ni control militar, liderazgo de guerra, ni posibilidades reales de intervención, no es una duda sino una certeza de fracaso. Para muestra un botón”, escribió en su análisis.

Insistió, además, que “hemos comentado varías veces que la negociación nunca ha parado (más allá de los discursos políticos que tratan de minimizar los costos políticos del ataque radical). Y tampoco va a parar en el futuro, sea exitosa o no. Lo que no indica que las otras vías de lucha se cierren”.

Desde su punto de vista existen tres claros en una negociación política en Venezuela.

“1) Todo pasa por una elección presidencial. 2) Maduro no sale del poder hasta esa elección 3) La elección no puede ser dirigida por las instituciones actuales controladas por la revolución. Queda claro entonces que: Primero: Sin elección no habría un cambio estable y no me cierro a que haya la fuerza para provocar un cambio radical en este momento ni que se espere una acción internacional en ese sentido”.

Después afirmó: “Lo segundo es que el chavismo no negociaría una transición sin Maduro en poder pues no tendría confianza, ni protección. Y finalmente, la oposición no iría jamás a una elección con las instituciones actuales, ni siquiera repotenciadas, pues la mataría la abstención”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS