Académicos apuestan por negociación y entendimiento en el país

Les ofrecemos la visual de Ángel Lombardi, Rafael Arráiz Lucca, José Virtuoso, Colette Capriles y Ramón Guillermo Aveledo sobre  las salidas de la crisis venezolano.

Por:  Heilet Morales

Esta Casa Editorial conversó en el 2019 con los analistas políticos más influyentes del país y la coincidencia es casi total: para abandonar el ruinoso camino de la crisis necesaria será una negociación política que ponga a Venezuela como objetivo común.

A continuación presentamos los estractos de las entrevistas con cinco de las voces más influyentes de las academias del país: Ángel Lombardi, Rafael Arráiz Lucca, José Virtuoso, Colette Capriles y Ramón Guillermo Aveledo.

LOMBARDI

"En la política en Venezuela se manejan dos tesis, especialmente a nivel de las élites políticas, partidistas, económicas, empresariales, unos, yo diría la mayoría; que queremos un cambio dentro de un proceso pacífico, democrático, constitucional, eso es lo civilizado, nadie apuesta a matarnos entre nosotros.

En ese sentido, las negociaciones tienen un valor político (...) Evidentemente, eso no depende de quien quiere esa salida, sino de la otra parte también. Hay diputados presos, exiliados o amenazados, más 500 presos políticos, la censura, eso potencia la otra vía. ¿Cuál es la otra vía? Cualquier otra vía de hecho. Hay dos vías la de derecho, enmarcada en la Constitución, en las leyes, en la convivencia; la de hecho es que si una no funciona se potencia la otra. No se trata de querer un golpe de Estado, una invasión, yo rechazo los conceptos de invasión y golpe de Estado, pero como historiador no puedo negar que forman parte de procesos históricos.

Me apunto a la tesis de una negociación para una transición democrática, pacífica y electoral, si el chavismo se convierte en un grupo de participación desde la oposición, no desde el Gobierno. No tengo rollo ideológico con nadie que compita en igualdad de condiciones, ahora un chavismo que quiera competir sin dejar el Gobierno no, por eso he comprado la tesis de un Gobierno de transición, pero sin Maduro en Miraflores, con los órganos de poder público, CNE, etcétera, equilibrados, juego limpio y garantías internacionales".

ARRÁIZ LUCCA

"Si se pueden convocar unas elecciones con buenos niveles de confiabilidad en los mecanismos  y creo que se incorporarían a una contienda los grandes sectores de la oposición, probablemente, quede al margen  un sector que niegue cualquier salida electoral, sobretodo el más radical, pero todas las mediciones dicen que ese es el sector más pequeño de la oposición  (...)

La democracia no contempla la aniquilación de nadie. Esto tienen que tenerlo clarísimo los demócratas. Si aquí llega a haber un cambio político el chavismo tiene todo el derecho del mundo a participar en la vida política venezolana.

No estoy hablando de los que han cometido delito, ese es otro tema. El chavismo tiene una fuerza popular muy disminuida pero ahí está y tiene todo el derecho, es más, lo deseable es que participe en la vida política electoral, constitucional, democrática".

VIRTUOSO

"Al chavismo le conviene una transición hacia la democracia en Venezuela y que pueda desocupar el poder por la vía pacífica, electoral y democrática porque eso le deja abierta las posibilidades para volver a asumir el poder (...)

Al chavismo le convendría esa posibilidad. Es una verdadera insensatez política empeñarse en aferrarse  al poder a pesar de todas las consecuencias que eso tiene para el pueblo venezolano y mostrarse intransigente hacia la posibilidad de una transición en democracia en el país (...)

La vía de pensar que pueda producirse un acuerdo internacional para intervenciones militares lo que se ha mostrado es que el mundo no quiere caminar por esa vía, nadie está dispuesto a pagar ese costo por los males que trae consigo, todo el mundo le ha sacado el cuerpo a eso, incluso EE UU, esa no es una solución que merece gastar tiempo en ella".

CAPRILES

“No es posible transitar hacia un cambio político (imprescindible para que ocurran otros cambios) sin negociación y sin garantías para ambas partes. Pero ese es un proceso complejo que necesita apoyo interno y externo, presión sobre los actores políticos y sobre todo necesita explicación y pedagogía política (...)

La voluntad política de las partes evidentemente, pero sobre todo, que las alternativas a una negociación sean peores que los costos de ésta. El régimen está tratando de construirse una alternativa al traer la amenaza de unas elecciones parlamentarias ilegales pero que en su perspectiva dividirían a la oposición; la oposición está tratando de que aumente la presión externa para que se acelere la solución negociada. Habrá que ver cómo se desarrollan estas “alternativas”.

AVELEDO

“la clave de la solución electoral es que sea aceptada por todos, en unas condiciones en las que todos sientan que han sido tratados justamente y que lo que viene después no es o la imposición del poder por parte de los que mandan y siguen mandando o la revancha de los que hoy no mandan o mandarían mañana (...)

La solución política, la negociación que conduzca a una elección como salida de la crisis también es el único camino porque no tiene herramientas en sus manos la sociedad venezolana para poder imponer un cambio por la fuerza. La clave de esa solución electoral es que sea aceptada por todos, en unas condiciones en las que todos sientan que han sido tratados justamente y que lo que viene después no es o la imposición del poder por parte de los que mandan y siguen mandando o la revancha de los que hoy no mandan o mandarían mañana".

Más Noticias