"Abstencionistas creen que le hacen daño a Maduro, pero hacen lo que el Gobierno quiere"

Rafael Simón Jiménez dijo que  la salida de Leopoldo López del país fue un acto que "benefició a todos".

Por:  Redacción Web

Para el exrector del CNE, polìtico, abogado e historiador,  Rafael Simón Jiménez, la salida de Leopoldo López del país fue un acto que "benefició a todos". "Se resolvió un problema para Leopoldo López, ahora está en familia, para España, ya que esta situación era una perturbación permanente en su relación con Venezuela y para el Gobierno de Maduro", expresó. 

Explicó en el programa de Vladimir Villegas que el Gobierno de Pedro Sánchez ha buscado un acercamiento con el de Venezuela para resolver un problema diplomático que para España es muy serio, que es el cambio de embajador en Caracas. Asimismo, dijo que al Gobierno de Maduro "le conviene tener a Leopoldo López en el exilio, anulado parcialmente, antes que en Venezuela digiriendo un movimiento político". 

Jiménez dijo que, anteriormente, hubo un acuerdo con el Gobierno de Maduro, gestionado por el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, para que Leopoldo López saliera a ese país de manera diplomática o informal, propuesta que fue rechazada reiteradamente por López. "Seguramente en ese momento había una expectativa por López, ya que estaba comenzado a montar lo del 30 de abril, y todas estas aventuras que han conducido a fracasos  estruendosos y ridículos”, expresó Jiménez.

Insiste en que el dirigente opositor  “tiene que renunciar al mesianismo. Lejos de resolver el problema de Venezuela, nos ha metido en el foso". 

”No se concibe que sectores de la oposición cometan reiterativamente el mismo error. No tienen la originalidad de crear cosas nuevas".

 "Los abstencionistas creen que le están haciendo un gran daño al gobierno. Terminan haciendo exactamente lo que el gobierno quiere, que vote solo su gente y ellos ganar las elecciones. Solo se necesitan 4 dedos de frente para entender eso", explicó.

Asimismo, dijo que las elecciones del 6 de diciembre pueden ser un punto en reagrupamiento de la oposición y así marcar una ruta.  

También expresó que "es mentira cuando el gobierno dice que quiere una nueva oposición, ellos quieren esta misma oposición que les ha permitido estar 20 años en el poder."

Su paso por el CNE

”Con mi presencia en el CNE, considero que por primera vez hubo un rector de oposición que habló claro, por supuesto eso tuvo un costo", manifestó el exrector, quien no duró dos meses en el cargo.

Jimenez expresó que entró al CNE atraído por "la idea de que el Gobierno podía estar interesado en unas elecciones que mejoraran su imagen." 

"Cuando entré al CNE vi que el Gobierno lo que quería era abuso de poder y ventajismo, yo decidí confrontar eso desde la calle. No cometí un error entrando al CNE, ni saliendo de él”.

A juicio de Jiménez, “si el Gobierno hiciera una elecciones donde sólo ellos participaran, igual se harían trampa entre ellos".

”El gobierno y la oposición tienen una competencia a ver quien comete más errores, van cabeza a cabeza".

Asegura que el Gobierno de Maduro se está esforzando por mejorar su imagen internacional, que Jiménez describre como "deteriorada y pervertida". Pero insiste que "esta imagen está manchada por un patrón represivo de persecución y del sistema carcelario".

"Es vergonzoso ver a estas personas que lucharon contra los excesos que se cometieron en las cuarta república,  y ahora tienen un patrón sistemático de violación a los derechos humanos", agrega el veterano dirigente opositor.

"En Venezuela hay que hacer una gran reivindicación del tema de la libertad de todos los presos políticos que no pueden ser una moneda de negociación", dijo y puso como ejemplo del trato que le da el Gobierno a los presos políticos el caso del general Raúl Isaias Baduel. 
  “La Tumba en el Sebin es peor que la isla del Burro “, sentenció al recordar ese centro de reclusión de prisioneros políticos en los años sesenta.

Más Noticias