Publicidad

Actualizado hace 43 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
05:14 PM / 11/04/2019
“A flote” apenas un 15% de comercios saqueados
Adriana González
José Núñez

El comercio del Zulia vivió, treinta días atrás, uno de sus peores episodios: una ola de saqueos producida en medio de un inédito apagón que superó las 105 horas sin servicio. Las acciones vandálicas arrojaron un saldo de más de 600 comercios, industrias y almacenes afectados, el 60% de estos en pérdida total. Un mes más tarde, tan solo el 15% de estos negocios ha podido retomar sus actividades.

El vicepresidente de Fedecámaras Zulia, Ricardo Acosta, dijo a PANORAMA que esta mínima porción está conformada por grandes empresas, industrias y cadenas de supermercados que, aunque sufrieron daños, han tenido mayor capacidad de recuperación.

Aún así, a pesar de estar en marcha, Acosta aseguró que lo hacen “a media máquina”. “Todos están a la mitad de su capacidad. Nadie tiene grandes inventarios porque no se sienten con seguridad todavía”, señaló, y agregó que “esta situación afecta hasta los comercios  que no fueron saqueados. Todos están reduciendo sus inventarios”.

En la otra cara de la moneda, están aquellos que conforman el 85% de los comerciantes que no han podido recuperar sus negocios. “Las pequeñas y medianas empresas todavía no han abierto. Muchos están todavía haciendo arreglos para poder arrancar”, manifestó Acosta.

Tras haber superado las 72 horas sin fluido eléctrico, el apagón nacional que inició el pasado jueves 7 de marzo, caotizó al estado y derivó en saqueos. Estos actos vandálicos se esparcieron mayormente en las áreas comerciales de la zona metropolitana del Zulia, conformada por Maracaibo y San Francisco.

Unos 22 supermercados, entre pequeños, medianos y grandes, reportaron daños, así como también más de 20 farmacias de La Curva de Molina y La Limpia, que  quedaron “en blanco”.

Por otra parte, vándalos desvalijaron  105 tiendas de comida, ropa y electrónicos  en el Sambil Maracaibo. Otros centros comerciales como San Rafael, Ogaret, Reana, Ciudad Chinita, El Varillal, Acuarela, FerreMall y Riviera Mall también fueron blancos del vandalismo.

Galpones de alimentos como  Génica, Pepsi Norte y Empresas Polar, no pasaron desapercibidos. Esta última empresa, arrojó pérdidas que superaron los 18.600 millones de bolívares.

La Curva de Molina fue uno de las zonas más “golpeadas”. Un centenar de puestos formales sufrió pérdidas irreparables. Destacan el Mall ferretero Rafito Urdaneta y Residencias del Oeste.

Este devastador escenario, se replicó a menor escala en Distrito Capital y otros 13 estados del país, según reportó el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs), reconociendo al  Zulia como “el punto más crítico”.

Esto motivó a que el Ministro de Comercio , William Contreras, y su homólogo de Alimentación, Luis Soto, se trasladaran al Zulia y se reunieran, en compañía de tres directivos del Banco de Venezuela, Banco Bicentenario y Banco del Tesoro con parte de los empresarios afectados. 

Producto de la reunión, se determinó que se ofrecerían créditos para resarcir los daños causados por los saqueos, aunque no se anunciaron los montos del apoyo monetario. Semanas después, según trascendió entre los comerciantes que fueron convocados, las ayudas rondaban en montos que variaban entre los 20 millones de bolívares.

La procuradora de la región zuliana, Rebeca del Gallego, afirmó que al 60% de los negocios vandalizados se les otorgaron los créditos bancarios anunciados. Sobre las cifras, explicó que variaron de acuerdo a los daños que cada establecimiento sufrió.

Indicó que de locales ubicados en centros comerciales como Ogaret se ayudó al 100% de los comerciantes, mientras que en el CC San Rafael, a un 80% de los comercios saqueados. Añadió que se apoyó también a titulares que hacían vida en La Curva de Molina, Ciudad Chinita y el CC Sambil.

Sin embargo, casos  como el del Hotel Brisas del Norte, no han sido atendidos. Margelis Romero, administradora del hotel que quedó en pérdida total, estimó que costará $ 2,5 millones recuperar las instalaciones, luego que grupos delictivos  dejaran completamente destrozadas las instalaciones, que albergaban  75 habitaciones y 45 cabañas.

“Todavía es la fecha que no recibimos respuesta ni ayuda de las autoridades. Los dueños quieren recuperarse pero ni electricidad hay. (...) Tuvimos que contratar a una empresa de seguridad para que no siguieran saqueando las ruinas que quedaron. No sabemos si podremos continuar contratándola, ya que nos cuesta $ 150 al mes”, apuntó.

Otros casos como el del CC San Rafael, cuya rehabilitación se estima en más de $ 1 millón, siguen “en veremos”.

La firma Ecoanalítica había estimado una pérdida de 875 millones de dólares por la inactividad que dejó el  apagón de casi 5 días que vivió el país desde el 7-M, aunado a los saqueos registrados, lo que representaría un punto del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero en vista de las continuas fallas eléctricas, y los recurrentes  apagones generales, Ecoanalítica  elevó la suma a $ 2 mil 106 millones, equivalentes a 2,5 puntos del PIB.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS