Publicidad
Slime con maicena
10:00 AM / 15/11/2018 - Agencias
Agencias

Los niños siempre están dispuestos a experimentar con potingues. Hace poco nos divertimos haciendo una masa escurridiza con cola blanca y ahora hemos vuelto a la acción con otra masa no menos interesante y además muy fácil de hacer: el slime de maicena, también llamado Oobleck.

 

Materiales

Agua.

Maicena.

Vasos o cuencos.

Cucharas.

Colorantes de alimentos.

Bolsas ziploc o recipientes con tapa para guardar el slime.

 

Procedimiento

Pon 3 o 4 cucharadas de maicena en la taza.

 

Añade agua muy poco a poco (esto es muy importante) y remueve con la cuchara. En general, la proporción es 2 partes de maicena por cada una de agua.

 

Si lo deseas, pon unas gotas de colorante para darle color a la masa.

 

Sabrás que la masa está lista cuando al remover con la cuchara tenga una consistencia sólida y al dejar de hacerlo se funda en un líquido. Se trata de encontrar el punto idóneo.

 

Si crees que la mezcla tiene demasiada agua siempre puedes solucionarlo añadiendo más maicena.

 

Manipula, experimenta y disfruta de su especial textura. Este tipo de fluidos se conocen con el nombre de fluidos no newtonianos porque su viscosidad varía cuando sufren deformaciones.

 

Consérvalo en un recipiente cerrado para evitar que se seque y poder seguir jugando en otra oportunidad.

 

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

¡Rico y nutritivo!: Aprende cinco recetas sencillas para la lonchera escolar